Machista y enhijada

IMG_7574

Siempre he tenido mucha facilidad para los estudios. Eso hizo que tuviera la oportunidad de estudiar dos carreras y la verdad es que mis notas siempre fueron bastante buenas notas.

Y alguna vez, en la Universidad, salía el tema de qué pasaría con nuestra vida profesional cuando tuviéramos niños.

Siempre he tenido claro que el día que tuviese niños querría estar con ellos el máximo tiempo posible. Así que, cuando salía el tema, yo siempre decía que en ese momento “pararía” mi vida profesional lo que tuviera que pararla e intentaría trabajar menos horas para poder cuidarlos y estar con ellos.

Recuerdo a más de uno ¡y a más de una! llamarme machista… sí, sí, machista. Y preguntarme para qué hacía dos carreras con ese expediente si lo que pretendía era cuidar a mis hijos. Como lo estáis leyendo.

Y ahora os contaré otra anécdota, esta vez de mi mundo profesional…

El café del viernes + historias del pasado

cafe del viernes

Imagen

Cada viernes en Sonambulistas nos tomamos un café virtual con todas las personas que hay al otro lado de la pantalla, ¿coges tu café y te lo tomas con nosotras?

Si estuviéramos tomando un café os diría que ayer estuve en casa de Jessica Davey grabando la nueva promo del curso Hello! Family y, cuando de pronto descubrí la colección de Clásicos de Disney de cuando era pequeña, no pude evitar emocionarme un poquillo… vale, más que un poquillo… ¡anda que no me habré leído y releído yo la colección entera! Con sus cuentos de Disney + cuentos con moraleja… anda, ¡va!, ¿quién se acuerda de esta colección? Ahora que soy madre creo que comprendo por qué los cassettes de esa colección desaparecieron de mi casa mucho antes que los libros…

Si estuviésemos tomando un café, os contaría que hoy nos vamos de viaje y sigo sin maletas ni ganas de hacerlas, ¿para cuándo el teletransporte? Una de mis mejores amigas siempre decía de pequeña (bueno, ¡y sigue diciéndolo!) que si pudiera pedir un deseo, sería el poder de teletransportarse, y yo me reía pensando que seguro que había otro millón de cosas mejores… ¡JA! Cambio cualquiera de las ideas de bombero que se me ocurrieran entonces y pido a gritos el teletransporte. Pero nada de aparatos complicados y colas interminables con sus esperas, no… ya que lo pido, lo pido bien: con chasquido de dedos y todo. Señores de la ciencia, ¡ya están tardando!

Si estuviésemos tomando un café, os recomendaría…

… este montón de ideas de disfraces que he visto en Handmade Charlotte, para ir preparando los carnavales con tiempo.

… que probéis la tortilla de patatas en tempura estilo Chicote de Mar

… que echéis un vistazo a la serie #instamoms de Bloesem kids. Cuidado que engancha.

… que he visto este gorro con orejas y no he podido evitar acordarme de los Ewok… ¡está claro que hoy estoy nostálgica! jajaja.

Si estuviérsemos tomando un café tendría que ir despidiéndome ya, que lo del teletransporte no parece que vaya a llegar pronto y yo sigo sin haber hecho las maletas. Claro que también sigo sin ganas de hacerlas.

¿Y vosotros? ¿Qué planes tenéis para el fin de semana? ¿Recordáis cuál era vuestro libro preferido de pequeños? ¿Y cuál sería el deseo que pediríais vosotros? (Si pedimos muchos lo del teletransporte, ¿se hará realidad?)

-María

11 trucos para mejorar tus fotografías con móvil + Samsung Galaxy KZoom

Samsung KZoom

El otro día comentaba con mi marido la cantidad de funciones que te ofrecen hoy en día los smartphones… los utilizamos para ver el tiempo por la mañana, consultar el e-mail, leer el periódico, hacer la compra, estar en contacto con tus amigos, comprobar el e-mail, trabajar, para juegos, para hacer fotografías y vídeos… increíble, ¿no?

La verdad es que para mí, como supongo que para muchos, el teléfono móvil se ha convertido en una extensión de mis manos, y lo utilizo de forma intensiva, no lo voy a negar. Una de las cosas que más me gustan es cómo se han convertido en auténticas cámaras fotográficas y de vídeo: el 95% de mis fotos y vídeos las hago con el teléfono móvil, ya que me encanta poder captar todos esos momentos irrepetibles de mis niños y sentir que puedo guardarlos conmigo.

Desde que nació la mayor, que ahora tiene 5 años, a ahora, ha “llovido” mucho en el mundo de los móviles a nivel de imagen, y además, aunque no sepa mucho de fotografía, creo que yo también he mejorado y soy capaz de captar mejores fotografías y vídeos con ellos. Por eso, hoy os quería contar un poco cuáles son los “trucos” que a mí me han servido para hacer mejores fotografías:

1 // Hazte con un buen móvil

El truco o consejo más obvio para hacer buenas fotos con tu móvil está claro, ¿no? Cuanto mejor sea la cámara que integre ese móvil, mejores fotografías conseguirás: mejor luz, más nitidez, mejor enfoque, mayores posibilidades en la toma de la imagen…

Reconozco que soy un poco “friki” a nivel tecnológico, y por eso, cuando nos hablaron del Samsung Galaxy KZoominmediatamente llamó mi atención. Así que investigué un poco, y terminé de alucinar:

No tenía muy claro si era un teléfono con una cámara o casi casi una cámara con un teléfono, porque las prestaciones del Samsung KZoom como cámara son espectaculares.

Samsung Galaxy KZoom Samsung Galaxy KZoom

El Galaxy KZoom tiene la óptica real propia de una cámara pero en tamaño móvil: y es que integrar un sensor de 20,7 megapíxeles y un zoom óptico de 10 aumentos en un teléfono tiene mérito, ¿o no? Lo bueno es que así se pueden conseguir imágenes con mucha nitidez y puedes captar cualquier detalle aunque no estés muy cerca sin renunciar ni un poquito a la calidad de la fotografía.

Ya podéis ver en las imágenes que, aún con esa pedazo de cámara integrada, el móvil sigue siendo bastante delgado, y la verdad es que aunque es algo más grande que los smartphone a los que estamos acostumbrados, al final para llevarlo en el bolso no te importa tanto el tamaño.

2 // Entrena tu mirada

El otro día me decía una fotógrafa a la que admiro mucho y que pronto espero poder presentaros como profesora de Hello! Creatividad que ella casi todo lo que sabe en el mundo de la fotografía lo ha aprendido mirando:

También Bea, que hace unas fotografías impresionantes, siempre dice que hay que “entrenar la mirada”. Así que yo hago caso y miro :D Y para eso, Instagram es mi aliado preferido. A través de esta red social puedo recibir, cada día, mi dosis de “formación” fotográfica, mirando el trabajo de otros. Y después de mirar, mirar y ADMIRAR las fotografías de personas como mis queridas Bea, JessicaCarina, los Cup of Couple y tantos, tantos otros, algo (mucho, diría yo) se aprende.

15 cosas que no sabes de… Laura Baena

Laura Baena

Volvemos a contar con la impresionante ayuda de Beatriz Ramo, Naranjalidad, para nuestra nueva entrega de 15 cosas que no sabes de… ¡y qué mejor que con esta ilustración de Laura Baena y su niña sin nombre! 

Laura Baena es única contando historias de su día a día en Truman, con su Niña sin nombre y su globo volador, además de ser la fundadora del Club de #malasmadres, ése al que todas las madres pertenecemos por lo menos de vez en cuando… y al que algunas nos hemos abonado, qué remedio, ¡si es que tienen más razón que un santo! Estamos seguras de que sabéis un montón de cosas de ella, pero estas son las 15 cosas que no sabes de Laura…

// UNO //

Tengo síndrome de Diógenes sin diagnosticar. Me gusta guardarlo todo, coleccionar libretas y objetos absurdos, me da pena tirar las cosas. Le cojo cariño hasta a la publicidad del buzón.

// DOS //

Odio cocinar y mi plato preferido es la tortilla de espinacas de mi madre, no me miréis así. Popeye marcó mi infancia.

50 cosas que me gustan

IMG_8856

¡Buenos días!

¿Qué tal va la semana? La mía regular “na más”, pero bueno, eso significa que seguro que ahora ya sólo puede mejorar, ¿no?

Hace ya algún tiempo leía que Marta publicaba 50 cosas que le gustan a ella y retaba a quién se animase a contar las suyas. Por eso hoy, aunque un poco tarde, os quería contar 50 cosas que me gustan: 

1. Mis tres niños

2. Las patatas fritas caseras

3. Planear viajes

4. Y viajar

5. Estar casada con el hombre de mi vida

6. Cocinar

7. Aprender. Lo que sea. Pero aprender

8. El bizcocho de mi abuela

9. Pasear con mi familia

10. Mi padre, que no se queja nunca.

11. Mi madre, que siempre está ahí para todo y para todos.

12. Tener 5 hermanos y una familia enoooorme

13. Pintarme los labios

14. Que mi marido me diga lo mucho que me quiere a todas horas

15. Inventar nuevos proyectos

16. Y ponerlos en marcha

17. Hello! Creatividad

18. Conocer a gente interesante

19. Ayudar 

Cómo aprender a hacer punto: punto del derecho y del revés

como aprender a hacer punto

No es la primera vez que os digo que me gusta hacer punto. Siempre me ha gustado, aunque no soy nada apañada, todo sea dicho (en el fondo me llevo mucho mejor con la máquina de coser que con las agujas de punto). Tengo la suerte de tener una abuela a la que adoro que vale millones y hace auténtica magia con las agujas, sean del tipo que sean; seguro que ya os lo he contado alguna vez: con ella pasábamos muchos fines de semana en una casa que tiene en el campo y, a menudo, para entretenernos (o para que no la volviéramos loca, que también podría ser: es curioso cómo cambia la perspectiva de las cosas una vez eres madre y te toca a ti lidiar “con las fieras”, jajaja) nos sentábamos junto a ella y nos enseñaba a hacer punto. Y digo “a menudo” porque éramos unas auténticas enanas y se nos olvidaba cómo se hacía de una vez a otra. Ella nos cogía los puntos y nosotras continuábamos para hacerles bufandas a nuestros muñecos.

Teníais que ver aquellas bufandas… auténticos triángulos que no había por dónde coger pero que le mostrábamos orgullosísimas una vez “terminadas”… y ella se echaba a reír, pero se pasaba luego horas tratando de enderezar aquello para que se lo pudiéramos poner a nuestros muñecos y no tiráramos la toalla. Y el caso es que, conmigo al menos, lo consiguió: siempre me gustó (aunque siga siendo un desastre con las medidas). ¡Anda que no se han reído mis amigos, y mi marido, viéndome tejer! Jajaja. Por suerte, hacer punto está hoy de moda, y no me extraña: relaja y es un vicio.

¿Recordáis el primer post de la serie sobre cómo aprender a hacer punto? Entonces vimos con Mar cómo coger los puntos; hoy vamos a ver cómo hacer los dos puntos básicos: el punto del derecho y el punto del revés. ¡Venga, que ya veréis qué fácil es! 

El café del viernes + Tengo tres

café del viernes

Imagen

Cada viernes en Sonambulistas nos tomamos un café virtual con todas las personas que hay al otro lado de la pantalla, ¿coges tu café y te lo tomas con nosotras?

Si estuviéramos tomando un café os contaría que estas Navidades han sido de todo menos vacaciones… maletas para arriba, maletas para abajo, catarrazos varios, casi 15 días sin pisar mi casa y unos 2.000 kilómetros con tres niños a cuestas, pero no me quejo: mis enanos han disfrutado como locos de las vacaciones y de la familia y para el lío que ha sido se han portado increíble, aunque su madre ahora necesite vacaciones de las vacaciones, y me juego algo a que no soy la única :D

Si estuviésemos tomando un café, os diría que ha sido este mes, 9 meses después de tener a Adriana, cuando de verdad me he dado cuenta de que tengo tres niños: generalmente tengo ayuda en casa, pero este mes Teresa (¿os acordáis de sus riquísimos rollitos de primavera?) se ha ido a pasar las vacaciones con su familia a su país, así que aunque mi madre viene y va de Sevilla y aparece algunos días aquí al rescate (esta tarde llegan los abuelos, ¡bieeeen!), me he dado cuenta de que tres empiezan a ser palabras mayores: mejor no cuento mi atrevimiento de hace un par de días cuando me dio por pasarme por Zara con los tres el primer día de rebajas :D #pruebanosuperada #ilusaperdida

Si estuviésemos tomando un café, os recomendaría…

12 Recetas de sopas y cremas caseras de verduras

recetas cremas y sopas

Bueno, bueno, bueno… ¡pues estamos de vuelta! Ya era hora, ¿no? En fin, ya sabéis… vacaciones, niños en casa, eventos familiares, viaje… esto ha sido un no parar… pero bueno, volvemos al blog con fuerza y energía renovada, que es de lo que se trata, ¿no?

Entre otras cosas, estas pequeñas vacaciones he aprovechado para investigar nuevas recetas, ya que uno de mis propósitos recurrentes de principios de año siempre es variar un poco las comidas en casa. Una de las cosas que siempre intento tener en la nevera es alguna crema de verduras rica para solucionar una cena rápida cuando los niños (o sus padres) estamos cansados y se nos hace tarde y hoy quería compartir con vosotros algunas de las recetas de sopas y cremas caseras de verduras combinadas con ingredientes tan variopintos como almejas, parmesano o castañas que tengo localizadas y que estoy probando últimamente o tengo previsto cocinar próximamente:

// 1. SOPA PARMESANA //

Sopa Parmesana: Una receta de un restaurante parisino, L’Ami de Jean, que Mimi Thorisson a incluido en su precioso blog, Manger, y también un libro con el que estoy deseando hacerme: A Kitchen in France.

La hemos probado el fin de semana y está muy, pero que muy rica.

// 2. CREMA PARMENTIER //

Crema Parmentier: La siguiente a cocinar en mi lista. Hace poco me sirvieron una crema parmentier (patatas + puerro) en un restaurante y me pareció riquísima.

// 3. CREMA DE ALMENDRAS //

Crema de Almendras: Me parece curiosa, nunca la he probado y me encantan las almendras, así que otra que va a caer próximamente… ¿alguien sabe qué tal está?

Feliz 2015

feliz 20

Todo eso y mucho más es lo que os deseamos para 2015: y, por supuesto, qué disfrutéis la noche y entréis con buen pie en el nuevo año… ¡¡FELIZ AÑO NUEVO 2015!!

Un besazo,

María y Mar

PD: Este viernes, primero del año, no habrá El Café del Viernes, ya que tanto María y yo estaremos de viaje, pero en cuanto pasen estas fechas navideñas, que ya queda poquito, volveremos a la normalidad :D

Papilla de frutas casera para bebés con aguacate

papilla de frutas casera aguacate

¿Qué tal van estos días de fiestas navideñas? Los míos un poco de locura, pero bueno, tampoco me quejo… eso sí, todo el día de un lado para otro maletas arriba y maletas abajo y catarrazos infantiles varios… pero bueno, lo propio de estas fechas :D

Hoy me acordaba que tenía las fotos de esta papilla de frutas casera para bebés un poco diferente que no había compartido con vosotros, y es que… ¿os imagináis tener que comer cada día lo mismo? A veces pienso que los bebés se tienen que sentir así… aunque intento preparar distintos tipos de puré y congelar para cada día darle un sabor distinto, confieso que hay semanas en las que si sólo hay un tipo de puré, ése es el que se come todos los días.

Con la papilla de frutas pasa lo mismo: aquí en España a veces parece que sólo existe la opción plátano + manzana + pera + zumo de naranja.

papilla de frutas casera aguacate

Sin embargo, hay tantas opciones como frutas existen, y yo con la mayor experimenté la combinación plátano + aguacate y la verdad es que me funcionó bien, así que aunque no la preparo todas las semanas, de vez en cuando mi enana tiene este sabor de papilla a priori tan atípico como merienda, y la verdad es que se lo come razonablemente bien (le gustan más otras opciones, para qué nos vamos a engañar).

El aguacate tiene un montón de propiedades nutritivas que se explican en este artículo, y la verdad es que esta papilla es perfecta para incorporarla en la dieta de un bebé.