Nos vemos en septiembre

verano

Jugar con los niños.

Estar con los abuelos.

Leer. 

Ir a la playa.

Viajar.

Dedicar tiempo a los maridos, que también lo necesitan.

Sacar tiempo para esos proyectos que siempre dejas para después.

Salir a cenar.

Dormir algún día la siesta, que nos lo hemos ganao 😉

Descansar para “maquinar” nuevos proyectos para Hello! Creatividad.

Pensar en nuevos contenidos para Sonambulistas.

Y, sobre todo, disfrutar del verano todo lo que podamos.

Eso es lo que pensamos hacer durante el mes de agosto y lo que os deseamos a todos los que nos leéis. El blog estará en “stand by” durante agosto para poder hacer todo esto, os esperamos por aquí a la vuelta, en septiembre.

¡Qué paséis un verano inolvidable!

9 básicos imprescindibles para el verano

básicos de verano MileMae

No sé si os pasa pero yo tengo la mente puesta en las vacaciones de verano desde que volví de Semana Santa. Y por fin, ¡ya están aquí! ¿Tienes claro lo que vas a meter en la maleta?

Todos los años lleno la maleta con vestidos, tacones y pareos coloridos, pero si te soy sincera mi uniforme de verano son los shorts y una camiseta amplia. Lo sé, no tiene mucho glamour, pero por mucho que lo intento a no ser que sea para una cena especial, que también las tengo, la comodidad vence por goleada a elegancia.

Descubriendo Etsy: 20 productos que querrás tener

etsy_MalenaValcarcel

No es ninguna novedad que somos fans de las tiendas online pequeñitas, de esas con productos artesanales y hechos con mucho, mucho esfuerzo y mucho, mucho amor. A quien le gusten las manualidades seguro que conocía Etsy como ese gran almacén donde encontrar los materiales y patrones para hacerlas, ¿o no? La cara B de Etsy, sin embargo, que quizá es la que menos se conoce, es la del conglomerado de tiendecitas donde encontrar auténticas maravillas. Vale, y el un auténtico pozo negro en el que perder el tiempo también… Por eso, llevamos unos días investigando y rebuscando esos productos únicos y originales, de esos que son un auténtico flechazo, y aquí os los traemos ya machacaditos para que no caigáis en las garras de Etsy 😛

¿Listos? ¡Esperamos que os guste nuestra selección!

1-. Esta tabla de madera rústica, hecha a mano, y con historia. Este mismo vendedor tiene mil antigüedades de caerte de espaldas.

2-. Este cuaderno moleskine maravillosamente decorado, para continuar escribiendo y guardando diarios para mis hijos.

3-. Porque las cajas de pañuelos no tienen por qué ser feas… y en un cuarto de niños vienen muy, pero que muy bien.

Sonambulistas & Smallable Magazine

Captura de pantalla 2016-07-26 a la(s) 11.06.22

Smallable fue una de las primeras tiendas online que conocimos al convertirnos en madres. Por eso, tomar un café hace un par de meses con Cécile Roederer, su fundadora, nos hizo muchísima ilusión, y nos ayudó a conocer de primera mano la pasión que hay detrás de este pequeño gran proyecto.

Aún quisimos conocerla un poco mejor a nivel personal, y por eso fue la protagonista de mayo en nuestra sección 15 cosas que no sabes.

AL OTRO LADO *005* // Loreto, Lutz y TwoThirds

Twothirds

Twothirds_6

Conocimos TwoThirds a través de Con botas de agua y las maravillosas fotos de su casa. “Son de esas personas por las que sientes cariño desde el primer momento”, nos dijo Bea un día en la oficina. Y es cierto. Hace poco, a puntito de dar a luz a su tercera niña, Loreto nos escribió uno de esos e-mails que hacen que, por atascadísima que tengas la bandeja de entrada, como viene siendo costumbre últimamente (agggg, ¿quién me vende un par de horas de su día?), sientas la necesidad de contestar aunque sea con un escueto “Te he leído. Vuelvo con más calma”. 

Nos gustó tanto lo que contaba, la forma -y el cariño- que tenía de presentarnos TwoThirds, que desde entonces moríamos de ganas de presentároslo a vosotros y de conocer un poquito más de la historia que esconde. 

Cuéntanos un poquito acerca de ti, Loreto

Mi nombre es Loreto, vivo en Barcelona, soy psicóloga clínica, madre de tres niñas (la última nació hace unos días) y estoy casada con un alemán -surfer- que un día decidió dejar su estupenda carrera en las Naciones Unidas para crear la primera marca surf ecológica, a la que llamó TwoThirds.

Gafas para niños: La guía definitiva

gafas para niños

Todo empezó cuando me dio la impresión de que mi hijo mediano, que acababa de cumplir 3 años, desviaba un poquitín un ojo. Fue algo casi imperceptible, pero le llevé al pediatra. “Es un efecto óptico”, me dijo. Y lo mismo me dijo la oftalmóloga a la que le llevé después. Finalmente, llegó la respuesta: tenía 5,5 dioptrías de hipermetropía. Un “efecto óptico”, ya…

Dos meses después tenía que llevarle a revisión, y decidí que su hermana de 5 años le acompañase: “estás obsesionada” – me decía mi familia – “La niña ve perfectamente”. Y así era, aparentemente: Mar llevaba 3 años en el cole y era una de las que mejor leía y escribía de la clase. Y, sin embargo, 6,25 dioptrías de hipermetropía fue el resultado de su revisión. Así que la oftalmóloga me dijo que si tenía más hijos. “” – le dije – “tengo otra niña, pero sólo tiene 9 meses”. “Tráetela”, me contestó. Recuerdo preguntarle si en serio pensaba que también tendría hipermetropía y que ella me contestase que sería lo más probable. 4.25 fue su diagnóstico.

gafas para niños

3 niños, 3 gafas. Y un parche que le pusieron a mi hija mayor durante 6 meses.

La oftalmóloga me dijo que debía ser hereditario. Cosa curiosa, porque ni mi marido, ni yo, ni nadie en nuestras respectivas familias es hipermétrope, ¡ni siquiera nuestros respectivos abuelos llevaban gafas! Pero el caso es que, por lo que sea, nuestros hijos tienen hipermetropía, mucha hipermetropía.

Total, que me tuve que hacer especialista a la fuerza en el ámbito de las gafas para niños.

Y puesto que los tres las van a llevar siempre salvo que se operen la vista el día de mañana, me hice un estudio de mercado en gafas graduadas para niños, visité todas las ópticas que encontré a mi paso, pregunté a madres del cole con niños con gafas y busqué en internet todo lo que pude.

Hoy, por si os sirve en algún momento, os contaré los 4 aspectos principales que creo que hay que considerar al comprar gafas para niños:

// 1 // Las gafas para niños tienen que ser... FLEXIBLES

Y es que siendo niños, sin duda es LA CARACTERÍSTICA que tienen que tener las gafas que elijáis. Hay gafas de silicona, como las Miraflex para bebés que tiene mi hija desde que tenía 15 meses, que os garantizo que son como la plastilina: el niño puede estirarlas, tirarlas, darles la vuelta… que no se rompen. Pero también hay muchas otras gafas especialmente preparadas para niños, y puedes abrir las patillas todo lo que quieras que no se rompen. Las de mis hijos mayores, que son de Lord Wilmore, y están especialmente diseñadas para ellos, además de ser las que más me gustan a nivel estético.

Cómo trabajar la empatía en niños

solidaridad-8

solidaridad-15

Como os adelantaba en el post que escribí sobre las convulsiones en niños, si con algo me he quedado después de aquello es que quiero que mis hijos, el día de mañana, sepan demostrar su empatía hacia los demás. Es algo básico, de lo que mucho se habla últimamente, pero que nunca he tenido muy claro cómo fomentar, todo sea dicho. Sí, en casa hacemos mucho hincapié en que hay que cuidar a los demás, empezando por su familia pero sin quedarse sólo en ella, en que tienen que defenderse unos a otros, y no chivarse y malmeter, que si ven a alguien sufriendo por algo hay que tratar de solucionarlo, que todos juegan con todos y que no soporto que le digan a nadie “tú no juegas” porque si se lo hicieran a ellos seguro que no les gustaría… vamos, lo que mi marido y yo consideramos unas normas básicas de convivencia y socialización con el resto y que espero que, a fuerza de repetírselo, calen hondo en ellos.

empatia_RAE

Mi problema, hasta ahora, es que me costaba hacerles entender por qué somos unos afortunados y por qué hay que aprender a relativizar las cosas; y me costaba porque aún eran pequeños y porque, siendo sinceros, a nosotros mismos a veces nos cuesta relativizar determinadas cosas. Y mira que yo soy de las que siempre ve el vaso medio lleno, que sé que desespero a menudo a mi marido porque no termino de ver el problema donde lo ve él, pero aún así a veces vamos tan a la carrera con nuestro día a día que nos atascamos en problemillas que tampoco lo son tanto, ¿o no os pasa?

Total, que aquél día salí del hospital con la idea de convertirlo en un juego más con mis hijos, pero hasta ahora no había conseguido ponerlo en práctica. 

100 juegos de verano para niños

juegos de verano para niños

Llegaron las vacaciones escolares y llegó la alegría de los niños, pero también el agobio de muchos padres cuyas vacaciones no van al mismo ritmo que las de los niños, como ya comentábamos cuando hablamos del calendario escolar.

Nosotros por aquí ya hemos empezado a organizarnos, y el último mes he dedicado algunos ratos “no libres” a bucear en internet en busca de juegos de verano para niños e ideas divertidas para hacer con mis hijos y así aprovechar mejor el tiempo estas vacaciones.

El caso es que buscando ideas y encontrando algunas geniales, pensé que también os podían venir bien para este verano, así que me propuse encontrar 100 ideas de todo tipo… ¡y me ha costado llegar a las 100, pero he llegado! Así que aquí os los mejores juegos de verano para niños, ¡espero que os vengan bien!

// EN LA CALLE, EN EL PARQUE O EN EL JARDÍN //

1. Sacar las tizas a la calle y probar ideas diferentes como éstas.

2. La mítica guerra de globitos de agua que no falte.

3. El Frog Hunting me ha parecido genial: poner recipientes con hielo y un juguete pequeño y los niños tienen que conseguir “pescar” los juguetes usando sólo los pies.

4. Jugar a pasar agua: súper simple, súper divertido y súper fresquito.

5. Hacer pompas gigantes

6. Hacer barquitos de jabón para el jardín.

7. Tengo que hacer este juego para rescatar a superhéroes porque mi mediano va a flipar. Perfecto para “excavar” en hielo y podéis utilizar cualquier juguete.

8. Jugar a Marco… ¡Polo! en la piscina

9. Tirar una botella transparente llena de agua a la piscina y jugar a buscarla. Se vuelven casi casi transparentes y no es tan fácil encontrarlas 😉

10. Montar un parque acuático en tu jardín para invitar a los amiguitos: globos de agua, tobogán que acabe en la piscina, pistolas de agua… – por cierto, también idea de Marta, utilizamos botes de spray recargables para nuestras guerritas de agua en El Retiro en vez de pistolas de agua y no sabéis lo buenísima idea que es: el agua dura, y dura y dura, no como las pistolitas que hay que llenarlas cada 5 minutos, ¡no olvidéis probarlo!

// DE VIAJE //

11. A mis niños les flipan todos los juegos de Smart Games, y el IQ-Fit va en mi bolso siempre que vamos a cualquier sitio: en el tren, en avión o en cualquier restaurante les tiene entretenidos durante mucho, mucho rato. Podéis ver mis recomendaciones de juegos de viaje aquí.

12. Las pegatinas son un clásico, pero mi problema con ellas es que no les duran mucho. Con este librito de 1000 Stickers he conseguido que no se les acaben, y encima aprenden un montón de vocabulario en inglés mientras juegan.

13. Estas tarjetas de Usborne con 100 cosas que los niños pueden hacer durante un viaje me las recomendó el otro día Raquel, de Petit On / Con Mirada de Madre, y ya las tengo en mi poder. Son libros pizarra sobre los que se puede escribir y borrar.

14. Mi amiga Marta siempre lleva alguno de estos Mini Games de Djeco en el bolso y siempre que los saca en un viaje o restaurante consiguen tener a los niños entretenidos.

15. Ya lo recomendaba en mi post sobre juegos de viaje, pero os lo vuelvo a recomendar para quién no lo haya visto: el Plus Plus como juego de construcción en formato mini es perfecto para llevar de vacaciones.

16. Otras cartas con 52 juegos para hacer en el coche

17. Este Twister para jugar con los dedos es genial y muy fácil de hacer en casa y llevar de viaje.

// EN LA PLAYA //

18. Pintar conchas, piedras o lo que encontréis. Estos rotuladores que me recomendó mi amiga Marta el verano pasado y ya hemos utilizado un montón tienen que ir en las mochilas de vuestros niños este verano.

19. 10 Ideas para jugar en la playa que no pueden ser más simples. No dejéis de echarles un vistazo que seguro que luego os acordaréis cuando se os acaben los recursos en la playa.

20. Aquí podéis encontrar otro montón de ideas chulas de juegos para la playa, ¡nada más y nada menos que 22 ideas! Me encanta la idea de hacer dibujos con conchas en la arena y también el hacer yoga en la playa 😉 Jugar a rellenar el cubo con la única ayuda de una conchita nos puede dar algunos momentos de tranquilidad.

21. Una idea cachonda para hacer una foto en la playa, ésta que seguro que les divierte y otra que a los niños les hará reír sin parar. Y una más por si sois varios

22. Cómo no, construir un castillo. Con puentes, con torres, con túneles y fosos. Este cubo que ha traído Luna de Papel os puede venir que ni pintado para ser los reyes de la playa.

23. Volar una cometa.

24. Construir bolos con arena y tirarlos con una pelota, la versión moderna de destrozar castillos de arena.

25. Hacer un muñeco de nieve con la arena, porque… ¿por qué no?

26. Aquí hay varias ideas simples para investigar en la playa que seguro que les divierten.

Peinado fácil para niñas

trenza facil-12

trenza facil-14

¿Quién dijo que peinar a una niña era trabajo de locos? Una tarde con Marieta Hairstyle, y se pasan todos los males, de verdad os lo digo: después del recogido en trenza aquél espectacular que le hizo a mi hija, y que desde entonces repetimos con (más o menos) éxito cada dos por tres, os traemos este peinado con trenza de dos versiones: semirrecogido y recogido entero, súper fácil y resultón, como nos gustan a nosotras :)

 

trenza facil-1

trenza facil-2

 

Hay que empezar haciendo dos trenzas francesas o de raíz (nunca sé cómo se llaman) desde cada uno de los lados y con media coleta sólo, no con todo el pelo, hasta llegar al centro.

15 cosas que no sabes de… Indara de El Sofá Amarillo

Indara El Sofa Amarillo

Sé que va a sonar a tópico. Pero quien conozca a Indara sabrá que lo que digo es real como la vida misma: es verla y quererla. 

Verla y quererla. Pienso en cómo describirla para comenzar esta sección y no se me ocurre otra forma de definir cómo es ella que diciendo que es verla y quererla. Cómo describir su sonrisa permanente… cómo contar que le importa un pimiento el que su pedazo de corazón no funcione tan bien como debiera y tener otras limitaciones de salud y dónde otros se hundirían ella se carga una mochila a la espalda con su eterna sonrisa para viajar y disfrutar de las maravillas del mundo (“Yo lo hago más despacio que otros -me contaba con su precioso acento gallego-, pero lo hago“)… cómo explicar que este último año se ha convertido en madre de familia numerosa porque ella no podía ir de uno en uno, no, tenían que ser tres en una demostración de amor y generosidad infinitas… Cómo contar cómo se recorre España de extremo a extremo organizando los saraos más bonitos del mundo entero con El Sofá Amarillo.

Cómo intentar que la conozcáis un poco mejor a través de este post… sería complicado, así que casi mejor dejo que sea ella quien nos cuente las 15 cosas que no sabíamos sobre ella:

// UNO //

A veces, cuando algo me gusta mucho, fantaseo con perder la memoria y volver a disfrutarlo de nuevo como la primera vez. Por ejemplo, con Harry Potter. Daría lo que fuera por olvidar los libros completamente y poder empezar a leerlos de nuevo desde cero.

// DOS //

A mi marido lo conocí en la facultad, fuimos compañeros de clase durante 5 años y nunca me había fijado en él. Hasta que uno de los últimos días de junio, en 5º de carrera, a punto de terminar y de irnos cada uno por su lado, salimos de marcha con nuestra pandilla. Quería saltar para hacer no sé qué monería y se cayó al suelo. Me dio un ataque de risa tan tremendo que me produjo una taquicardia horrible, no podía respirar. Se quedó conmigo, me sentó en un banco, intentó enseñarme a respirar con el estómago… y saltaron chispas. Lo que la taquicardia ha unido…

// TRES //

En todos los viajes encuentro mi home away from home. Llego a un sitio, siento el flechazo y sé que allí podría quedarme a vivir. Hasta el punto de que los siguientes días (y aún me dura cuando vuelvo a España) entro en páginas de inmobiliarias locales enloquecida de amor y totalmente convencida de que me voy a comprar una casa allí. Luang Prabang, en Laos, Antigua, en Guatemala o Panaji, en Goa, India. Ahora cada vez que viajo ya voy nerviosa pensando dónde estará mi nuevo sitio favorito del mundo y si esta vez también lo encontraré.