[Stiloproyectos nº 40] Capa de superhéroe

Mayo empieza cargadito de cumpleaños: los hijos de tres amigas mías, y mi hija mayor, cumplen tres años en un periodo de 15 días (ni hecho a propósito, lo sé), y este sábado celebraban su cumpleaños tres de ellos. No sé a vuestros hijos, pero a mi hija no hay cosa que más le guste que disfrazarse. A ser posible de princesa, aunque si no hay siempre está dispuesta a ponerse cualquier otra cosa, como el disfraz de búho que le hice. ¡Lo que sea con tal de ponerse un modelito nuevo! Así que cuando vi estas capas de superhéroe supe que ya tenía regalo para los cumpleañeros. Como aún son un poco pequeños para saber quién es batman, superman o cualquier otro superhéroe conocido, decidí personalizar un lado de la capa (¿no os lo he dicho? ¡son reversibles! Dos capas en uno… ¡son lo más!) con la inicial de cada niño, y utilizar el otro para hacer la capa de superman para los chicos, y una capa de princesa para las chicas. A continuación os explico el paso a paso de cómo las hice. Aunque no lo parezca, son muy sencillitas de hacer, ¡y el resultado no puede ser más “resultón”!

¿Qué necesitas?

- Fieltro de colores

– 1 metro de tela de raso del color del que quieras la capa

– Alfileres, aguja e hilo

Manos a la obra:

1. Haz el patrón de la capa que vayas a utilizar. Si no te ves con ánimo, puedes comprar uno como por ejemplo este por cuatro duros y en él encontrarás las instrucciones para hacerlo. A título indicativo, el patrón que he utilizado yo mide 60 cm desde el cuello hasta abajo, la parte que va sobre los hombros mide unos 15 cm. y de ancho son 16 cm. en la parte más estrecha (arriba) y 26 cm. en la parte más ancha (abajo). Estas dos últimas medidas hay que multiplicarlas por dos, pues si os fijáis he hecho sólo medio patrón para trabajar sobre la tela doblada por la mitad, que siempre es más cómodo. Plantea el patrón sobre la tela con cuidado de estar trabajando sobre el revés de la tela.

2. Márcalo bien con alfileres y repasa el patrón con un lápiz para saber bien por dónde cortar después. Y recorta toda la capa dejando un dedo de margen alrededor. Repite esta misma operación con la tela que vayas a utilizar para el otro lado de la capa, de manera que termines con dos capas del mismo tamaño.

3. Pasamos a decorar las capas. Busca en Internet una imagen que te sirva de plantilla para el símbolo que hayas pensado coser a la capa. En mi caso, la letra “S” y una estrella. Aquí tienes varias opciones: o pegas la S sobre la estrella, o lo coses de manera que no se vea… o con pespunte en algún hilo de color que sí que se vea, que fue lo que yo hice. Lo mismo para coser la estrella a la capa: cualquier opción es buena, yo escogí coserla a máquina con un zigzag. Repite la operación con la segunda capa. En mi caso, era una corona azul que saqué de Internet y que me pareció graciosa para las niñas.

4. Coloca ambas capas juntas de manera que quede el derecho de las capas (donde están los símbolos cosidos) mirando hacia dentro. Hilvánalas y cóselo a máquina con cuidado de dejar un hueco sin coser para luego poder darle la vuelta. Un consejo: acuérdate de dejar el hueco en una zona recta, que yo lo dejé en una esquina con la primera capa y luego al coserlo a mano me costó algo más de lo normal. Lección aprendida: no complicarse la vida innecesariamente ;) Si tienes tijeras de esas en zigzag estupendo, sino, remátalo haciendo un zigzag con la máquina porque este tipo de telas se deshilacha entero.

5. Dale la vuelta a la capa, cierra a mano la parte que dejaste abierta y, si te sientes con fuerzas, remata la capa con un pespunte por todo el borde, que parecerá más “terminada” y te servirá como doble seguro para que no se abra la capa. Yo he utilizado velcro para el cierre, aunque también puedes ponerle un corchete, o incluso un botón. Pon un lado del cierre en un lado de la capa (azul, en mi caso) y el otro en el otro (rosa), y así te valdrá para las dos. Además, hay un velcro estupendo que se pega, no necesitas coserlo.

6. Ya casi estamos, ya casi estamos. Como complemento: un antifaz hecho con foam del color de una de las capas, y fieltro del color de la otra. Utiliza retales del fieltro que tengas para ponerle un par de símbolos decorativos, ¡y listo!

Yo compré unos maletines blancos en Tiger, los decoré con algo del foam de colores que me había sobrado, metí las capas y el antifaz dentro, ¡y a envolver!

¡Animaos a hacerlas porque las caras de ilusión de los peques de verdad que merecen la pena!

-María

DIY
  1. gENIAL! con el exito que tienen en casa los superheroes!
    una muy buena idea!

    Responder
    • admin

      Jajaja, ¡gracias Paula! Seguro que tú, además, con lo artista que eres las haces en medio minuto ;)
      Besos, -María

Deja una Respuesta