Todos en Niños

En los museos sí se juega

 

expo África d-4

Vuelve mi amiga Marta como invitada a Sonambulistas para contaros cómo sus niñas se han criado paseando por museos, una de las grandes pasiones de sus padres: y de paso os cuenta un plan que hicimos juntas no hace mucho: museo + actividad en casa, un plan perfecto para estas tardes otoño-invernales, ¡os dejo con ella! :D

Museos. Nuestra primera hija nació con la llegada del invierno, en aquel tiempo en que los restaurantes y las cafeterías eran espacios humeantes donde entrabas oliendo a Nenuco y salías oliendo a chimenea y lo que es peor, con la imagen en tu cerebro de tu bebé fumándose un cartón de Marlboro. A mis hijas, por muy fumadora pasiva que hubiera sido sido su madre, les tocó caer en una familia donde no se les dio la oportunidad ni de fumarse un piti, lo que, por otra parte (siempre mirando en positivo, ¿no?) nos permitió seguir disfrutando de algunos de nuestros lugares favoritos: los museos, ahora sí. Y así fue como Emma se crió en el Museo del Prado a lo Tony Leblanc. No nació allí, no, pero allí se echó sus minisiestas (siempre fueron mini), allí fue amamantada, jugó, garabateó y dio sus primeros pasos ante la atenta mirada de la familia de Carlos IV.

expo África d-8

expo África d-5

Lydia, por otra parte, aunque nació a finales de año también (otra pequeña, menos mal que hace poco leí acerca de la longevidad de los niños del hemisferio norte nacidos en el último trimestre del año en Parentology, de Dalton Conley) ya no sufrió de los ataques museísticos de sus padres: la batalla antitabaco cobraba fuerza a nivel nacional y no sólo familiar y entrábamos en una etapa de prohibición fabulosa (¿estas palabras pueden ir juntas?!?) por lo que ya no se crió en los museos, lo que no sé si es mejor, dado que la pobre se podía pasar la tarde de un sábado de invierno en la Fundación Juan March y la mañana del domingo siguiente en Disney on Ice. Y claro, me preocupa que le hayamos creado un trastorno bipolar, que estas cosas quedan muy marcadas en la infancia: Aún recuerdo sus ojos hipnotizados (qué digo, todo su cuerpo) al ritmo de “Hakuna Matata” con apenas tres meses. Ya os diré si esto me va a costar terapia.

Y así celebramos el 4º cumpleaños de Ana…

CUMPLE ANA-3

CUMPLE ANA-7

Últimamente estoy especialmente “boba”, y es que me parece imposible que esta pequeñona haya cumplido ya 4 años… ¡pero si hace dos días estábamos ella y yo mirándonos a los ojos y conociéndonos en el hospital! Que sí, que cuatro años no son nada, que sigo teniendo un bebé en casa y que anda que no me queda… pero veo a las niñas jugando juntas, contándose secretos y hablando como dos mayores… ¡y ríete tú de la adolescencia! Estas dos no han pasado de preescolar y ya tienen un paverío que para qué…  ¡madre mía la que me espera! :P

El caso es que el viernes pasado celebramos el cumpleaños de esta chiquitaja, ¡y cómo lo pasaron! Tal y como os adelanté en el Café del Viernes pasado, no quería complicarme la vida como otras veces porque me conozco los “si total son dos minutos” y no me iba a dar tiempo, así que opté por llenar la habitación de globos de colores, que ya de por sí ambientan y decoran solos, y la guirnalda de letras de Papel Picado con la frase: “Happy Birthday Anita”(madre mía el juego que da esta guirnalda… ¡nos lo estamos pasando pipa cambiando de mensajes cada dos por tres!)

Un día en el campo en Cutamilla

portada cutamilla

No sé los vuestros, pero mis niños son niños urbanos. Urbanos, sí, muy urbanos. No es que sea una excusa (o quizás sí, para qué nos vamos a engañar ;p) pero vivimos en el centro de Madrid y hacemos muchos viajes a Sevilla y a Alicante a ver a los abuelos, así que no nos queda demasiado tiempo para ir al campo. Por eso, cuando Mara nos invitó a pasar el fin de semana en familia Monte de Cutamilla (en Sigüenza) y se lo comenté a mi marido, a ambos nos pareció la oportunidad perfecta para que los niños pasaran un día en el campo.

Además, Bea me había hablado mucho de Cutamilla y la verdad es que me apetecía muchísimo conocer la Finca.

La finca es una reserva natural histórica privada en la que no sólo se organizan bodas y eventos muy especiales, sino también reuniones de empresa y otras actividades, como circuitos 4×4 o rodajes, por ejemplo.

Sabiendo además quiénes iban a pasar el fin de semana con nosotros, el plan apuntaba a planazo, y desde luego así fue…

63 tiendas online de niños que no te puedes perder

tiendas online de niños

Más que un listado de tiendas, éste es un listado de personas. De personas que, como decíamos en la entrevista a Irene, Beatriz y Patricia, están al otro lado de la pantalla. Leyre. Belén. Pablo. Oli. Noelia. Carlos. Marie. Diana. Markus. Natalia. O quizá estén al otro lado del e-mail. O de un comentario en las redes sociales. Pero, sobre todo, de personas que están al otro lado de una ilusión: el proyecto que un día se decidieron a construir. Hoy queremos reunir en un post todas aquellas tiendas online de niños que visitamos una y otra vez y que nos enamoran, tiendas online que tienen personas detrás, muchísimo trabajo y esfuerzo y, sobre todo, ilusión: mucha ilusión.

Por eso nos parecía importante reunir todas las que pudiéramos en un post que nos sirva como una especie de guía de tiendas online de niños, ya sea porque queremos comprar algo a nuestros niños o, simplemente, porque necesitamos hacer un regalo. Porque muchas veces se nos olvidan, o no nos acordamos de aquella tienda online que un día descubrimos saltando de blog en blog y nos gustó tanto. Y porque son personas llenas de ilusión y de esfuerzo las que hay detrás, y por eso creemos que es importante tenerlas presentes y “a mano” en este post.

Hemos clasificado las tiendas alfabéticamente en función de cuál sea su producto principal, aunque muchas de ellas podrían estar en varios categorías.

Vamos a ello… aquí tenéis las 63 tiendas online de niños que no os podéis perder:

tiendas online de niños

1. Garbo & Friends: Descubrimos esta tienda sueca gracias a Bea de cbda, y he de decir que es una gran perdición. El estampado de sus colecciones es, sencillamente, de quitar el hipo.

2. Greta Bcn Perfecta para encontrar ese elemento de la decoración que le dé el toque de gracia definitivo a la habitación de los más pequeños… y no tan pequeños. En Greta Barcelona encontraréis marcas como Snug, Lalé, Ferm Living, Alma’s Room, Vilac, los libros de Coco Books o las ilustraciones de Summer-Belle, entre otras muchas.

3. La Cerise sur le Gâteau: Anne Hubert es el alma mater de esta marca de textiles que ella misma diseña. Nos encanta todo, en especial las fundas de edredón y sus delantales y paños de cocina.

Cómo hacer que los niños coman verduras

cómo hacer que los niños coman verduras

Imagen

El post de hoy no contiene respuestas. Contiene una pregunta. Últimamente me pregunto a menudo cómo hacer que los niños coman verduras, porque la verdad es que me cuesta muchísimo que los míos se acostumbren a comérselas.

Gran parte de la culpa la tengo yo, sin duda, ya que aunque ahora coma más verduras, nunca me han gustado y por muchas de ellas sigo sin pasar, lo confieso. Así que claro, cuando no quieren brócoli… pues qué queréis que os diga, yo les entiendo, porque yo tampoco me lo comería :-S

Hay algunas recetas que me funcionan, como por ejemplo:

Nueva mochila WE de Babybjörn + un paseo por el centro

mochila WE babybjorn

Con el tercero es cuando, de verdad, te das cuenta de que te has quedado sin manos. Llamadme histérica, pero si ya de por sí me ponen nerviosa las aglomeraciones de gente, cuando voy con mis hijos me pongo hasta de mal humor. Bueno, vale, tanto no. Pero casi. Reconozco que me da terror la idea de que se me despiste uno y se sienta, aunque sea por un segundo, agobiado porque no me encuentra.

No me malinterpretéis; creo que es bueno dejarles correr a sus anchas y normalmente no me importa si veo que se despistan: creo que así aprenden a desenvolverse y enseguida me encuentran (y, en cualquier caso, podéis imaginar que en esos casos yo no les pierdo de vista: les observo desde la distancia, preparada para correr en su busca si veo que se agobian o que van a echar a correr en dirección contraria para tratar de encontrarme); pero eso es cuando estamos en el parque, o cuando damos un paseo tranquilos y sin aglomeraciones que valgan. Mi problema es cuando quiero ir con los tres a dar una vuelta por el casco antiguo (Sol, Plaza Mayor, and so), por ejemplo, o cuando, como en el caso de estas fotos, fuimos a pasear por Malakids para visitar el stand de Bugaboo y aprovechamos para dar una vuelta por la zona que, dicho sea de paso, es un plan cada año más divertido. Allí nos reunimos con Mar y su familia, a la que le pasa lo mismo que a mí, y aproveché para hacerle estas fotos para enseñároslas.

Porque sí: en situaciones como esta es donde entra en juego la importancia de tener una buena mochila portabebés. Así que cuando desde Babybjörn nos ofrecieron probar la nueva mochila WE no lo dudamos ni un momento: si la mochila portabebés ya nos parecía un imprescindible en toda lista del bebé, ¡con el tercer hijo, más!

2 Libros Infantiles Imprescindibles: Oh! y Abezoo

libros infantiles

Hoy tenemos la suerte de comenzar con nueva colaboradora en el blog: Marta y yo nos conocimos porque nuestras hijas de 5 años son íntimas amigas. Con ella paso muchas de las tardes de Madrid bien acompañada mientras los niños juegan. Marta confiesa que ella es algo así como de la “prehistoria” tecnológica. No tiene ni redes sociales, pero ya la he liado para que una vez al mes pase por aquí para contarnos cómo vive ella su día a día con Emma y Lydia. Hoy comenzamos con un post sobre libros, porque como ella os cuenta, en su casa les gustan mucho, pero que mucho, los libros…

¡Mil gracias Marta!

Nos gustan los libros. Así, en primera persona del plural, que la identidad –desde que soy madre- la tengo floja. Y a Michiko –que también le incluyo en el pack- nada le puede gustar más. Quizá el periódico… o el móvil, que ahí también puede leer sus cosas y le da más juego. Bueno, el caso es que antes de la era tecnológica -sí, la vivimos, somos así de viejos-, lo que más le gustaba, seguro, eran los libros.

Yo adquirí esa fea costumbre cada vez que compraba uno o dos o tres o cuatro, nunca vienen solos –es un comprador compulsivo, sí, pero nos salva que compra cultura- de versionar a Manolito, el de Mafalda y espetarle: ¿Un libro? ¿Te crees que no sé que ya tienes uno?

Otoño en Madrid

otoño en Madrid

¿Soy yo o el otoño no termina de llegar? ¡Con lo que me gusta a mí esta estación! Ya no hace el calorazo de agosto, pero tampoco el frío del invierno. Puedes salir a la calle con una chaqueta y sin calcetines. Y el día que amanece lluvioso, disfrutas saltando en los charcos con botas de agua porque es la gran novedad, que ya tendremos tiempo de hartarnos cuando empiece de verdad la época de lluvias.

Este fin de semana hemos disfrutado, por fin, de la tranquilidad que da no tener nada que hacer. Ni trabajos que terminar, ni compromisos con los que cumplir. Nada. ¡Y no sabéis cuánto necesitaba un fin de semana así! El sábado pudimos ir a pasear por El Retiro con los niños, a picar algo con Mar y su familia, y un amigo de nuestros maridos. Y sí, mis hijos iban disfrazados, que es como vamos todos con este tiempo: la mezcla de la ropa de verano con nuestro saco de Babybites lo dice todo. 

La guía definitiva sobre qué comprar al bebé recién nacido

qué comprar al bebé recién nacido

Empecemos por el principio: para que este post de verdad se convierta en una guía “definitiva” sobre qué comprar al bebé recién nacido y sobre qué necesita un bebé al nacer, necesito vuestra ayuda. Seguro que, si sois mamás, a más de una os ha pasado que, al estar embarazadas, habéis comprado productos que no os han servido para nada. O que cuando habéis tenido el segundo, habéis descubierto que hubiera sido mejor comprar un carrito distinto al que comprásteis. O que la cuna era muy bonita pero no muy práctica.

El caso es que una de mis mejores amigas y una de mis primas van a ser mamás por primera vez durante el próximo mes, y al final en todas nuestras conversaciones recientes sobre qué necesita un bebé recién nacido acabo diciéndoles: “cómprate esto que te vas a alegrar” o “hazme caso, no te compres eso que no lo vas a utilizar”…. en fin, que me he convertido en la típica pesada dando todo el día consejos sobre qué comprar y qué no comprar para un bebé, pero es que después de tres hijos, creo que tengo bastante claro qué productos son más prácticos y me han salvado la vida en más de una ocasión y cuáles no han salido de la caja.

Pero lo dicho, necesito vuestra ayuda: este post comienza con mi lista de productos. Pero me encantaría que, tanto si tenéis niños como si estáis a punto de ser mamás y habéis descubierto productos que se han convertido en básicos para vosotros, los compartáis en los comentarios: así cualquiera que llegue en el futuro a este post tendrá de verdad una guía más o menos completa llena de consejos y recomendaciones de distintas madres con distintas experiencias cuando se pregunte qué comprar para la llegada de su bebé.

No sé a vosotras, pero a mí, la verdad, me hubiera gustado tener una así cuando nació mi primera hija, y por eso me apetecía hacer este “experimento” social e intentar involucraros, a vosotras que estáis detrás de la pantalla… ¿qué me decís, os animáis?

Soy la primera en romper el hielo y ahí va mi lista:

De cumpleaños en el parque de El Retiro

organizar cumpleaños en el parque - el retiro (1)

El otro día os contaba que nunca me gustó que mi cumpleaños fuese el 1 de septiembre. Y sin embargo mi hija mayor, Mar, nació el día 2 de septiembre y Jose dos años después, el 8 de septiembre. Vamos, que la primera semana de septiembre llega cargadita de cumpleaños en nuestra casa, y como alguna ventaja tenía que tener, desde que nació Jose les organizo cumpleaños conjuntos. Claro que el día del cumple cada uno sopla las velas en petit comité, sólo con la familia o con algún amiguito de invitado, pero digamos que la verdadera fiesta de cumpleaños la hago un mismo día para los dos, y por ahora les parece perfecto.

El primer año de cumple conjunto organizamos la fiesta de la pintura, el año pasado me “inmolé” invitando a mi casa a más de 30 niños y organizamos un cumpleaños de animales y este año… este año con la llegada de Adriana, la vuelta al cole y la cantidad de proyectos que tenemos entre manos con el blog y con Hello! Creatividad estuve tentada de organizar el cumpleaños en casa otra vez, pero mi marido y mis amigas rápidamente me quitaron la idea de la cabeza y me propusieron organizar el cumpleaños en el parque.

La verdad es que más fácil no lo podía tener: la primera semana de septiembre ha hecho un tiempazo en Madrid, y tenemos el parque de El Retiro a dos pasos de casa, así que no fue difícil convencerme.