Todos en Niños

Aprendiz de lectora

la hora del cuento

Cuando, en la primera tutoría que tuve con la profesora de mi hija, me dijo eso de “estamos empezando a leer y no le vendría mal reforzar un poco la lectura en casa, para que gane confianza”, la miré no sin cierta incredulidad. ¿Mi hija? ¿Leer? ¡Pero si hasta ahora a lo único que juega es a escribir letras sin sentido en un papel y a inventarse lo que ha escrito! Y yo tan contenta, no creáis, que sé que cada niño lleva su ritmo y, además, estábamos a principio de curso. Pero reconozco que me hizo gracia. Empezamos a fomentarle que fuera ella quien leyera en casa, cosas pequeñitas, pero sin forzarla. Al principio leía dos o tres palabras, medio deletreándolas, y se cansaba.

Disfraces de carnaval y el paraíso de los niños

disfraces de carnaval Imaginarium 6

disfraces de carnaval Imaginarium 4

Os pongo en situación: martes, cuatro y media de la tarde, Bosco se declara en huelga de siesta (últimamente lo hace mucho… lo de dormir no va con él, ¡qué le vamos a hacer!) así que me lo cargo a la cadera (y luego me extraño de que me duela la espalda) y voy corriendo a recoger a las otras dos. Chispea. Qué digo chispea: para cuando llego al colegio lo que cae es lluvia, así, con todas las letras. A estas alturas del partido, cualquier otra tarde ya habría empezado a tirarme de los pelos… pero ese martes no, ese martes, por suerte, teníamos un plan. Mentira, “un plan”, no: EL plan. EL planazo. Fiesta de carnaval en Imaginarium. Y ahora dime que no quieres volver a ser niño…

¿Os imagináis? Cinco años, entras en tu tienda de juguetes, esa de la que tienen que sacarte a rastras cada vez que vas, y te dicen las palabras mágicas: “¿de qué quieres disfrazarte?”. Y ves allí, ordenaditos, un montón de disfraces: superhéroes, princesas azules y rosas, caballeros, reinas y reyes, Peter Pan y el Capitán Garfio, El mago de Oz, Caperucita Roja, Alicia en el País de las Maravillas…  ¿me tomas el pelo? La cara de mi hija era un cuadro. Al final, Dorothy, de El mago de Oz, es el elegido. 

{Montessoring nº 1} Hoy Floristas

montessoring def

Como padres del siglo XXI, creo que tenemos un deber que a la vez es una necesidad: intentar estimular el desarrollo y la creatividad de nuestros hijos todo lo que podamos para que tengan la capacidad de adaptarse, de aprender y de innovar. María Montessori fue una educadora italiana que desarrolló un método para liberar el potencial de cada niño y ayudarle a conseguir un desarrollo integral. Y es que si un método se basa en el respeto hacia los niños y su capacidad para aprender, sin duda quiero conocerlo a fondo.  Mi amiga Marta conoce bien el método Montessori y ha elegido un colegio con este modelo educativo para sus hijas, y muchas tardes, cuando quedamos, hacemos actividades basadas en esta filosofía educativa para que los niños pasen un buen rato y aprendan cosas diferentes mientras nosotros nos sorprendemos al ver que son capaces de mucho más de lo que creemos.

Me parecía muy interesante contaros un poco cómo son esas tardes basadas en el método Montessori y que ella nos contase a todos más sobre la filosofía que encierra esta metodología y por eso hoy arrancamos nueva sección con Marta como colaboradora. Por eso hoy, y sin pretender ser puristas del método, ya que lo único que pretendemos es presentar alternativas para pasar tiempo en familia de forma diferente y aprender un poco más sobre las ideas de este modelo educativo, arranca en el blog Montessoring, ¡esperamos que os guste la idea tanto como a nosotras y que os animéis a poner en práctica estas actividades con vuestros niños!

Y hasta aquí mi parrafada habitual, ahora os dejo con Marta…

Algún día dejaré de estar por aquí. Os sitúo en escena. Mar, con toda esa energía desbordante y la que suscribe, ensimismada en su vida contemplativa. Mar, con su capacidad para hacer cuatro cosas a la vez y yo para desmembrar una idea en cuatro fases. El jueves pasado llegó Mar a casa dispuesta a dar de merendar a los niños, hacer las fotos para el post de hoy, tener nuestra sesión particular de MM & Talk y hacer la obra de teatro con los niños que le había propuesto. En mi caso, yo estaba dispuesta a crear el decorado de la obra, period. Y luego en tres quedadas más, tener listo el atrezzo, ensayar y ensayar y finalmente en el cuarto día hacer la representación. Uhmmmm. Pero los polos se atraen: yo admiro tremendamente su capacidad de idear y lo más difícil, de poner en práctica esas ideas y Mar me tiene como esa amiga dedicada a reflexionar cual monja laica de clausura que parece bastante feliz. Y así nos queremos. Supongo entonces que nos seguiremos viendo por aquí.

montessori - flores

Por eso me deja hacer cuando le propongo la idea para hoy. Sin artificios ni florituras.

Un arreglo de flores que nada tiene que ver con los de Boutemy, sino más bien con los de nuestras abuelas en sus pequeños jarroncitos recolectados a lo largo de los años.

Soy madre entusiasta del método Montessori y esto da para mucho más, lo sé, pero lo dejamos para otros días. Gracias a Mar he aprendido que los blogs también se leen en diagonal y no hay que divagar en exceso. Yo hasta hace poco sólo leía uno llamado Sonambulistas y miraba hasta las comas. Ahora que leo alguno más comprendo que hay que intentar que tu blog sea como las noticias internacionales y no las páginas de sucesos de El País. A mí no me sale, ya veis.

Si yo tuviera 5 años también querría unas así

zapatillas luces sketchers

¿Habéis visto por ahí estas zapatillas para niños? En casa han sido el regalo estrella de las Navidades para Mar. Tanto juguete tanto juguete y, al final, lo que más ilusión le ha hecho son estas zapatillas con luces de Sketchers, iguales que las de su amiga Emma.

El mecanismo es sencillo: al pisar un poco fuerte la zapatilla emite destellos de luz de colores muy “cantosos”, para que nos entendamos. Al comentárselo a mi marido, me preguntó si “en serio” le íbamos a comprar esas zapatillas a la niña. Yo le contesté lo siguiente: “Si yo tuviera 5 años también querría unas así, ¿tú no?”

Molan, ¿eh?

PD: 30 libros infantiles que nos recomendaba Marta, la mamá de Emma y colaboradora del blog :D

70 tiendas online de niños: moda para todos

70 tiendas online

¿Cuantas veces has tenido que hacer un regalo y te las has visto y deseado para encontrar algo que pudiera enamorar a quien lo recibía? ¿O te has encontrado delante del armario de tus hijos cansada del “más de lo mismo”? ¿O incluso has descubierto una tienda de esas de “me lo llevaría todo” justo cuando ya no necesitas comprar nada? A nosotras nos ha pasado. Y nos seguirá pasando, porque nos encanta descubrir nuevas tiendas y ver que siguen naciendo marcas y tiendas nuevas, dispuestas a sorprendernos con sus colecciones y materiales. Por eso, porque sabemos que hoy en día es difícil “que te descubran”, porque nos encanta saber que al otro lado de las tiendas que nos gustan hay personas que dedican todo su esfuerzo y pasión en hacer aquello que les gusta, y que nos gusta, llevamos meses investigando y recopilando todas aquellas tiendas online de niños, grandes y pequeñas, que nos han llamado la atención y en las que picaríamos una y otra vez. Tiendas cuya pasión por lo que hacen se ve, y se siente, en cada una de sus prendas.

Hemos dividido la lista entre las que son tiendas, que reúnen varias marcas, y  las que son marcas y fabrican sus propias colecciones. Muchas las conocíamos, otras nos las habéis descubierto vosotros en vuestros comentarios y e-mails, y otras tantas las hemos ido descubriendo poco a poco tirando del hilo de aquí y allá… y así reunir hasta las 70 tiendas online de niños que siguen aquí. ¡Esperamos que os guste!

subtítulos tiendas 1 def png

1. Zirimola: Aquí encontrarás marcas como Bobo Choses, Mini Rodini, Tiny Cottons, Bensimon o Petitbo, además de los portabebés de Boba Baby o los jabones de Bubbles&Cream, todas ellas con una misma filosofía: productos de calidad, respetuosos con el medio ambiente y con nosotros mismos y nuestros bebés.

2. Älva for kids: Aquí encontrarás ropa no convencional para niños hasta 10 años, además de juguetes y accesorios de puericultura.

3. Bambino & Co: En esta concept store dirigida a niños de 0 a 12 años encontrarás marcas españolas de gran valor artesanal; marcas pequeñas con productos diferentes como Omini, Tarantela, No sin Valentina, Oh Soleil, Violeta e Federico y otras tantas más.

4. Color me Whimsy: Es koreana, y su estilo es una pasada, ¿o no?

Una tarde cualquiera por Madrid + Bugaboo Bee

Nuevo Bugaboo Bee 3

María y yo fuimos madres con tres meses de diferencia. 5 años después, como muchos sabéis, las dos nos hemos convertido en madres de familia numerosa. Además de trabajar juntas somos amigas, y el hecho de tener niños de edades parecidas hace que nos guste quedar todos juntos de vez en cuando pese a vivir cada una en una punta de la ciudad.

Al principio sólo teníamos que movilizar a un niño cada una; con la llegada de Ana y Jose la logística se empezó a complicar un poquillo… ¡y ahora que movemos a tres niños cada una empezamos a darnos cuenta de lo que significa ser “familia numerosa”!

Evidentemente, quedar las dos con nuestros seis niños y dos carritos no es fácil, así que solemos quedar en espacios abiertos donde ellos puedan correr y nosotras vigilarlos mientras charlamos. Y ese era el plan la semana pasada… claro que no contábamos con la lluvia ni con que el parque escogido estuviera en obras, ¿pero a qué niño le importa un poquillo de lluvia?

Hoy queríamos invitaros a acompañarnos una tarde cualquiera por Madrid con nuestros niños y nuestros Bugaboo Bee.

Dicen que son carritos diseñados para “padres que viven la vida al vuelo”, y desde luego y como podréis ver un poco en este post, ése es nuestro caso, que siempre vamos corriendo de un lado para otro rodeadas de niños.

{17.00} Empieza a llover

Quedamos a la salida del cole de los niños en la zona de Serrano y nada más llegar vemos que nos toca improvisar: íbamos a un parque cubierto, pero está en obras. Por si eso fuera poco, empieza a lloviznar.

Bugaboo Bee definitivas-34

Collage por la calle

Así que la “caravana” en la que nos hemos convertido en estos 5 años (6 niños + 2 carritos + nosotras 2) y alguno más (la persona que me ayuda + uno de los hermanos de María) sale corriendo en busca de refugio.

Machista y enhijada

IMG_7574

Siempre he tenido mucha facilidad para los estudios. Eso hizo que tuviera la oportunidad de estudiar dos carreras y la verdad es que mis notas siempre fueron bastante buenas notas.

Y alguna vez, en la Universidad, salía el tema de qué pasaría con nuestra vida profesional cuando tuviéramos niños.

Siempre he tenido claro que el día que tuviese niños querría estar con ellos el máximo tiempo posible. Así que, cuando salía el tema, yo siempre decía que en ese momento “pararía” mi vida profesional lo que tuviera que pararla e intentaría trabajar menos horas para poder cuidarlos y estar con ellos.

Recuerdo a más de uno ¡y a más de una! llamarme machista… sí, sí, machista. Y preguntarme para qué hacía dos carreras con ese expediente si lo que pretendía era cuidar a mis hijos. Como lo estáis leyendo.

Y ahora os contaré otra anécdota, esta vez de mi mundo profesional…

Queridos Reyes Magos… by Bosco

 

ideas reyes magos by Bosco

Esta es mi primera Navidad así que soy nuevo en esto de escribiros una carta, pero mis hermanas me han chivado que tengo que pedir cinco cosas y que luego ya decidís vosotros qué podéis traerme. También me han dicho que tengo que portarme fenomenal porque lo estáis viendo todo, así que me estoy armando de paciencia con mis hermanas y dejo que me llenen de besos y abrazos, aunque empiezo a estar un poco hasta la coronilla ya y no puedo prometer que vaya a llegar hasta el 6 de enero sin pegarles un berrido. Entre nosotros: esto de tener dos hermanas mayores se me está haciendo un poco cuesta arriba: ¿la paciencia cuenta como regalo dentro de la carta? Espero que no, que me encantaría que me trajerais estas cinco cosas:

1. Un babero bandana como el que llevan los mellizos Gourmetillo, que se lo vi el otro día y mola un montón.

2. Una capota nueva para mi Bugaboo Bee: en concreto esta de la colección Andy Warhol, a ver si así mi madre se entera de que la fruta que de verdad me gusta es el plátano y deja de insistir con la naranja.

30 Libros Infantiles para leer una y otra vez

libros infantiles

Vuelve Marta. Nos contaba en su primera colaboración cómo ella y su familia son unos apasionados de los libros y hoy vuelve con sus libros preferidos, tal y como le pedí :D

“Una selección de treinta libros infantiles”, me comenta una tarde Mar mientras los niños juegan. Nuestras transacciones son así, con ruido de fondo y pegamento, tijeras, pegatinas y cartulinas. Y mi mente inmediatamente se teletransporta atravesando todos los materiales plásticos a la biblioteca de Alejandría de las niñas. Qué difícil, cuántos nos gustan y cuántos nos faltan. Pero de la imperfección surge nuestra lista perfecta. Perfecta simplemente por la cantidad de momentos felices que nos ha dado.

1. Abezoo. Siempre lo recomiendo. Poesías, rimas, historias. Y es el “special treat” perfecto para cuando nos piden que les leamos otro cuento más. Son poesías tan cortitas. Aunque os confieso que nunca he conseguido leer una sola.

2. All the World. Porque siempre hay una excepción, os diré que este libro no forma aún parte de nuestra biblioteca, pero viene para incorporarse en las navidades y quería compartir este último descubrimiento (gracias al cole de mi hija) que me parece maravilloso. Y tenemos el cuento musicado en este enlace. Ahora sé que lo queréis tanto como yo.

En los museos sí se juega

 

expo África d-4

Vuelve mi amiga Marta como invitada a Sonambulistas para contaros cómo sus niñas se han criado paseando por museos, una de las grandes pasiones de sus padres: y de paso os cuenta un plan que hicimos juntas no hace mucho: museo + actividad en casa, un plan perfecto para estas tardes otoño-invernales, ¡os dejo con ella! :D

Museos. Nuestra primera hija nació con la llegada del invierno, en aquel tiempo en que los restaurantes y las cafeterías eran espacios humeantes donde entrabas oliendo a Nenuco y salías oliendo a chimenea y lo que es peor, con la imagen en tu cerebro de tu bebé fumándose un cartón de Marlboro. A mis hijas, por muy fumadora pasiva que hubiera sido sido su madre, les tocó caer en una familia donde no se les dio la oportunidad ni de fumarse un piti, lo que, por otra parte (siempre mirando en positivo, ¿no?) nos permitió seguir disfrutando de algunos de nuestros lugares favoritos: los museos, ahora sí. Y así fue como Emma se crió en el Museo del Prado a lo Tony Leblanc. No nació allí, no, pero allí se echó sus minisiestas (siempre fueron mini), allí fue amamantada, jugó, garabateó y dio sus primeros pasos ante la atenta mirada de la familia de Carlos IV.

expo África d-8

expo África d-5

Lydia, por otra parte, aunque nació a finales de año también (otra pequeña, menos mal que hace poco leí acerca de la longevidad de los niños del hemisferio norte nacidos en el último trimestre del año en Parentology, de Dalton Conley) ya no sufrió de los ataques museísticos de sus padres: la batalla antitabaco cobraba fuerza a nivel nacional y no sólo familiar y entrábamos en una etapa de prohibición fabulosa (¿estas palabras pueden ir juntas?!?) por lo que ya no se crió en los museos, lo que no sé si es mejor, dado que la pobre se podía pasar la tarde de un sábado de invierno en la Fundación Juan March y la mañana del domingo siguiente en Disney on Ice. Y claro, me preocupa que le hayamos creado un trastorno bipolar, que estas cosas quedan muy marcadas en la infancia: Aún recuerdo sus ojos hipnotizados (qué digo, todo su cuerpo) al ritmo de “Hakuna Matata” con apenas tres meses. Ya os diré si esto me va a costar terapia.