Todos en Niños

{Montessoring nº 4}: Autonomía en los niños

 

autonomia montessori

En cierta ocasión escuché una historia sobre lo que ocurrió en un colegio Montessori. No me llegó por vía directa, pero sí capté su esencia.

En este colegio surgió la idea de hacerse con una mascota que pudiera estar en las clases de los niños para que éstos pudieran hacerse cargo de ella y beneficiarse de las ventajas que esto conlleva y que ya os imagináis: responsabilizarse de un ser vivo, aprender de su especie y demás. Después de investigar y pensar en lo más adecuado, se decidió que la mascota sería un pez y se pusieron manos a la obra. Había que investigar dónde se podía conseguir uno, la ruta para llegar hasta allí, los horarios de la tienda de animales y el dinero que necesitaban para el trayecto y la mascota. Un grupo de representantes iba a ser el encargado de comprar el pez.

autonomia montessori

autonomia montessori

Cuando todo esto estuvo preparado, el adulto encargado de guiar a los niños se dio cuenta de que éstos no habían hecho bien las cuentas y que no les iba a llegar el dinero para comprar el pez después de haber comprado los billetes del transporte público. Y aquí viene lo interesante. ¿Qué hizo? Nada. Bueno, seamos justos, en realidad hizo algo fascinante, importantísimo y dificilísimo: callar. Sabía que los niños aprenderían más de la propia experiencia, así que se limitó a “seguir al niño” y a darle margen de autocorrección. Los niños volvieron con las manos vacías, pero conscientes de cuál había sido el fallo y cómo enmendarlo. Y cumplieron con su responsabilidad. Poco después “Estrellita” estaba en las clases.

A mí esta anécdota me dejó fascinada y me revolvió por dentro. ¿Cuántas veces me había adelantado a los errores de cálculo de mis hijas? Buffff… ¿Era realmente necesario intervenir en todos esos casos? Por supuesto que no. Pocas veces no contamos con más oportunidades para enmendar nuestros errores. Si acaso, lo que había conseguido era que se relajaran más y por supuesto, que fueran menos responsables de sus actos, ¡con lo que a ellas les gusta!

Campo con niños + nuevo Bugaboo Buffalo Classic

las alturas-42

las alturas-44

Mis mejores recuerdos de niña han sido siempre en el campo, en casa de mis abuelos, rodeados de naturaleza y primos, y así lo demuestran los álbumes de fotos que guarda mi madre en casa. En Las Alturas pasábamos gran parte de los fines de semana del año, Semana Santas, puentes y veranos, y aunque nos fuimos haciendo mayores y la idea de pasar las vacaciones “encerrados” en el campo dejó de atraernos, las Semanas Santas siempre, siempre, eran en Las Alturas.

Hoy por hoy, que soy yo quien tiene niños pequeños en casa, si me preguntas cuál es mi idea de “un fin de semana perfecto con niños” fácilmente mi respuesta sea perdernos por el campo. Me encanta vivir en la ciudad, no lo niego, pero al final el día a día me come y reconozco que en cuanto llega el jueves ya estoy pensando en huir 😉

las alturas-46

Convulsiones en niños

convulsiones

imagen

Llevo tiempo retrasando este post, pero lo cierto es que quería compartir con el resto el susto que nos pegó Bosquete a principios de año por si nuestra experiencia puede ayudar a alguien, por si puede tranquilizar (un poquillo) a algún padre nervioso y a la espera de pronóstico en la sala de urgencias (y que ande buscando información en Internet aunque todos sepamos que no se deba hacer, porque no suele salir nada bueno de la búsqueda), o por si, quién sabe, puede hacer que quien pase por lo mismo, y Dios quiera que no, recuerde de pronto nuestra experiencia y sea capaz de enfocarlo todo de otra forma. Aunque, para qué engañarnos, hasta que no lo vives en tus propias carnes, es difícil hacerse a la idea.

Siempre he creído ser una persona tranquila. No me suelen estresar las enfermedades de mis hijos, que gracias a Dios han sido pocas y de poca seriedad, y suelo tomarme las cosas con humor, paciencia y filosofía. Bosco estaba con una gastroenteritis y yo, que aquél día tenía que haber ido a la oficina a una reunión, decidí en el último momento que mejor me quedaba por si tenía que llevarle al pediatra. Él aceptaba el suero, y yo trabajaba desde casa tan tranquila, viéndole empachoso porque se encontraba pachuchillo, pero contento. Como el pobrecillo estaba con mucha diarrea, y a cada rato tenía que cambiarle de ropa, en cuanto le daba un poquillo de suero o comía algo le sentábamos en el cuarto de baño con su reductor. En uno de los viajes al cuarto de baño, de pronto y sin previo aviso, se puso rígido, muy rígido, y empezó a hacer ruiditos con la boca. 

Disfrutar de la Sierra de Madrid con niños

 

SONY DSC

16 años. Ése es el tiempo que llevo viviendo en Madrid, y por una cosa o por otra, la verdad es que apenas conozco los sitios tan bonitos que hay en la provincia de Madrid y en sus alrededores.

Sin embargo, este puente decidimos que eso iba a cambiar, y que íbamos a intentar disfrutar más de la Sierra de Madrid y sus alrededores con nuestros niños.

El domingo, y para celebrar el Día de la Madre de una forma especial, pusimos rumbo a la sierra, y por la mañana nos decidimos por llegar hasta la provincia de Segovia y visitar la zona de Boca del Asno y el pueblo de Valsaín, después de leer la recomendación que El Astronauta y la Jirafa le hizo a María a propósito del post 5 rutas para hacer con niños por la Sierra de Madrid.

Sierra de Madrid con niños

Sierra de Madrid con niños

Boca del Asno está en la Sierra de Guadarrama, junto al Río Eresma, y es un área boscosa llena de pinos que cuenta con zonas de juego para los niños y mesas para poder hacer picnic, un montón de caminos para hacer senderismo e incluso un pequeño bar junto a la carretera por si necesitas comprar cualquier cosa.

34 películas para ver con tus hijos

Como ya os he contado alguna vez, los viernes solemos reservarlos para ver alguna película con los niños y cenar “algo rico” (véase: pizza, hamburguesa, nachos con guacamole, palomitas… seguro que me entendéis). Ahora que, gracias a Dios, la fiebre de Frozen empieza a abandonar mi casa (al menos en parte), estamos empezando a explotar un nuevo filón: todas aquellas películas que veíamos nosotros de pequeños, ¡y que nos encantaban! Así que, por si andáis igual de escasos de memoria que yo hasta que me sopló una muy buena amiga varios de los títulos que hoy encabezan las primeras posiciones de la lista en mi casa, os dejo aquí 34 películas que tenéis que ver sí o sí con vuestros hijos:

  1. Sólo en casa I
  2. Sólo en casa II. La tercera ya no os la pongo, pero es que mis hijas se mueren de la risa cada vez que vemos cualquiera de estas dos :)
  3. Los goonies (si no la meto en la lista mi mejor amigo me retira el saludo, que lo sé yo)
  4. Karate Kid. Pero no la nueva, que nos conocemos.
  5. Tres pequeños ninjas. Mis hijas se mueren de la risa cada vez que la ven.
  6. Liberad a Willy
  7. Annie. Tenéis el clásico de siempre, con la fabulosa Annie de rizos imposibles, una versión algo más moderna pero igual de maravillosa, y una tercera versión que sacaron hace poco y que es la única que no he visto. It’s a hard knock life es una de nuestras canciones preferidas desde entonces.
  8. E.T., cómo no.
  9. En busca del valle encantado
  10. Somos los mejores. La vimos el otro día y, desde entonces, sólo queremos aprender a patinar sobre hielo y jugar al hockey…
  11. La familia Addams

Nuestra vida con perro

perro en casa

Aunque los que me seguís por Instagram lo sabéis ya, os debía un post contándoos nuestra decisión sobre si nos quedábamos o no con el perro, y nuestra experiencia. Casi 3 meses después, aquí llego :) Bamba, que así se llama, llegó a casa el 11 de enero, a la vuelta de las (interminables) navidades. ¿Conclusiones de estos tres meses juntos? No podemos estar más contentos. Es una más en casa, de eso no hay duda, y, aunque no la dejan ni a sol ni a sombra, creo que ella disfruta mucho también de las ocurrencias de los dos pequeños de casa.

Es gracioso porque, estando aquí sentada, escribiendo este post, y pensando en cómo interactúan mis tres hijos con ella, me he dado cuenta de que Bamba sabe perfectamente cómo comportarse con cada cual. 

Cómo hacer una (buena) trenza

trenza de raiz2-45

Seguro que el que tenga niñas en edad escolar reconoce la conversación: “Quiero una trenza como la de Menganita”. “¿Y cómo es la trenza que lleva?”. “Pues, mamá, así, y luego coges aquí, y haces así, y lo pones por aquí, y queda así”, al tiempo que hacen aspavientos con las dos manos y mueven el pelo de un lado a otro. Y a ti se te queda una cara de terror que no hay quien te quite, porque no tienes ni idea de a qué se refiere tu hija con esos movimientos y sabes, a ciencia cierta, que el peinado que termines haciéndole no se va a parecer ni medianamente a lo que te está pidiendo la niña, lo que significa que terminaréis yendo al colegio enfadadas la una con la otra. Ella contigo porque no has sabido entender sus explicaciones, “con lo facilitas que eran”, y tú con ella por hacerte repetir el peinado tres veces, total para que siga siendo igual de poco parecido al de Menganita. Venga, va, confesad…

En mi caso, la reina de los peinados imposibles es Ana, que siempre se levanta con una nueva ocurrencia y, como la niña es de ideas fijas, pues más de una vez terminamos saliendo de casa con la cara hasta el suelo de enfado. Y que conste que hago lo que puedo, y mi repertorio de peinados mejora a pasos agigantados, pero hay cosas que se me escapan. Bueno, eso, y que ella quiere llevar el pelo lo más suelto posible al colegio y yo pretendo que lo lleve lo más recogido posible para evitar inquilinos indeseados… Así que hemos decidido ponerle remedio y este fin de semana quedamos con la genial Marieta Hairstyle para que nos diera algunos tips y trucos infalibles para peinar a las niñas y, desde luego, en mi casa ya hay peinado estrella: este recogido en trenza que, aunque no os lo creáis, es bien facilito. ¿Queréis ver cómo se hace?

5 rutas para hacer con niños por la Sierra de Madrid

rutas faciles por Madrid

El fin de semana pasado nos fuimos Alfonso y yo con mis padres a descubrir una de las vías verdes que hay cerca de Madrid… ¡y no os imagináis cuantísimo nos gustó el plan! La idea era salir de Madrid y aprovechar para descubrir algún camino nuevo que no estuviera lejos de Madrid; no fuimos con los niños porque el plan era caminar los 12 kilómetros del trayecto que habíamos elegido, pero entre el día espectacular que hizo, y que el camino que habíamos elegido era súper llano y perfecto para haber ido con ellos, antes de volver ya estábamos pensando en la siguiente escapada, ¡pero con ellos! Por eso, porque no conozco niño al que no le guste la libertad del campo, de no tener que preocuparse de los coches, y de poder correr libremente, ¡y agotarse! (tampoco conozco padre al que no le encante la maravillosa sensación de ver a tu hijo caer derrotado al final del día, jajaja), he estado investigando qué planes se pueden hacer con los niños alrededor de Madrid que impliquen aire libre y ejercicio. ¡Espero que os gusten!

1. Vía verde del Río Alberche

La ruta completa son 22km, pero nosotros hicimos la mitad del recorrido porque entre unas cosas y otras salimos demasiado tarde y luego había que recoger a los niños :) Mi idea, sin duda, es volver con los niños y hacer desde Pelayos de la Presa hasta el embalse de San Juan, que está cerca, y si aguantan seguir hacia Aldea del Fresno, que es (creo) la parte más bonita de la ruta.

2. Ruta hacia Los Robledos desde El Paular

La sierra de Guadarrama tiene algunas rutas cortas y no demasiado complicadas como para ir con niños, entre ellas esta que sale desde el Monasterio de El Paular. La ruta completa son 12km, aunque en mi caso dudo que lleguemos a completarla aún. ¡Pero que no sea porque no lo hemos intentado! :)

Artistas en pequeñito

 

Y para abrir boca, el vídeo de todo lo que vivimos la tarde del 20 de noviembre…

Pero dejadme que os lo cuente poco a poco: poneros en situación…

En un lado paredes en blanco. Sillas. Una lámpara. Un salón convertido en un lienzo en blanco.

IMG_1882

En otro lado rodillos. Pinceles. Brochas, Biberones de cocina. Y pintura. Muuuucha pintura. Muchíiisima pintura.

IMG_1867

¡Ah! Y algo más por allí rondando: 60 niños, nada más y nada menos, dispuestos a convertirse en artistas por un día.

El pasado viernes 20 de noviembre se celebraba el Día Internacional del Niño, y coincidiendo con la presentación de la nueva colección Bugaboo by Diesel Denim, la marca quiso celebrarlo por todo lo alto convirtiendo a los más pequeños en los auténticos protagonistas de la jornada.

Wishlist para mi toddler Adriana

Wishlist Adriana

Siempre me ha gustado la palabra toddler: en inglés, se usa para referirse a los niños de entre 1 y 3 años. La palabra deriva del verbo to toddle, que significa caminar de forma inestable, como hacen los pequeños de estas edades.

Me parece una palabra genial porque es cierto que es una etapa en la que el niño ya no es un bebé, pero tampoco es un “niño”: entendedme, si es un niño, pero todavía es un poco bebé 😀

Esa edad en la que empiezan a decir sus primeras palabras con lengua de trapo, en la que comienzan a andar, a participar en los juegos, a entender todo lo que pasa alrededor… esa edad que me rechifla y en la que ahora tengo la suerte de tener a mi pequeña Adriana con sus 19 meses.

La verdad es que tengo bastante ropa de cuando Mar tenía su edad, pero se llevan 4 años y muchas de la ropa que le compré a ella ya no es la que más me gusta para Adriana… tengo algunas cositas en el punto de mira para comprarle y hoy quería compartirlas con vosotros:

  1. Culottes de Yellow Pelota: Adriana participó en las fotos del catálogo y puestos quedan increíbles.
  2. Sudadera de Bang Bang CPH que he encontrado en Zirimola y me ha encantado.
  3. Leggins 100% orgánicos de Diapers & Milk, una marca de una mamá emprendedora francesa que tiene un estilazo
  4. Abriguito con orejas de oso de Babe & Tess en Smallable: siempre me ha gustado el vestirlos de ositos y encima éste tiene descuento 😉
  5. Gorro de Babáa: con la calidad que tienen sus lanas seguro que estará calentita.
  6. Peto Smile de Zara Kids: éste ya ha caído 😉
  7. Su peto de punto de arroz. Sus ranitas de flores. Sus capotas… Toda la nueva colección de Nottocbaby me chifla, así que aquí todavía me falta decidirme 😉
  8. Este babero no lo voy a comprar porque 30 euros para un babero me parece un poco demasiado, pero es tan bonito que tenía que incluirlo… ¿me entendéis, verdad?
  9. Tacones flamencos para mi gorda, que los de su hermana le quedan grandes y no le pueden gustar más: será lo primero que pongamos en su carta a los Reyes Magos.