Todos en Recetas

Cómo hacer una buena crema de roquefort

Salsa Roquefort

No es la primera vez que os digo que la cocina no es lo mío. Y es que es cierto: tengo cero paciencia, así que no me suelen valer las recetas de “lo dejas cocer un ratito, hasta que veas que esté”, porque me dedico a meter la cuchara cada dos segundos para probar “a ver si ya está” y, al final, o me termino la comida antes de hacerla siquiera, o lo saco mucho antes de tiempo porque “total, esto ya tiene que estar”. ¡Qué le vamos a hacer! Por eso la Thermomix es mi mejor amiga, jajaja. Pero lo que sí me gusta, y mucho, es el tema del “dipeo”. Ya os di mi receta de guacamole casero y hoy vengo con mi otro “greatest hit”: una buena salsa de roquefort, perfecta para aperitivos rápidos o sandwichitos deliciosos, ¿os animáis?

6 recetas de galletas de Halloween

fiesta halloween_comida2

Hace un par de años, por el cumpleaños de mi hija Ana, celebramos una fiesta de Halloween súper atrasada (es lo que tiene que cumpla a mediados de noviembre, jajaja) que jamás os enseñé porque, muy en mi línea, para cuando quise darme cuenta de que no había hecho las fotos de rigor, ya había llegado todo el mundo y me dediqué a lo que de verdad importaba: disfrutar de la bruja de mi hija y sus recién estrenados 3 añazos. Si hoy retomo algunas de las fotos de aquel cumpleaños es porque estoy segura de que las galletas que hicimos os van a encantar, porque eran exageradamente sencillas.

1 - GALLETAS FANTASMA

Comprad unas galletas alargadas pero resistentes (tipo las Chiquilín pero más alargadas; no recuerdo cuáles cogí, pero entre las galletas del supermercado seguro que encontráis), bien de chocolate blanco y pepitas de chocolate. Fundís el chocolate blanco para que se quede líquido, hundís la galleta en él y le ponéis las pepitas de chocolate a modo de ojos: ¡fantasmitas listos y riquísimos! 

Pasta al pesto con calabacín y mozzarella

Pasta al pesto - Portada

Ya os he contado otras veces, nunca he sido mucho de comer verduras, pero aunque a los que me rodean les parezca mentira, empiezo a incluirlas en mis comidas cada vez más. Eso sí, generalmente bien pasadas por la sartén, así que no sé si cuentan como súper sanas 😉

Primero fue la crema de zanahorias y calabacines, luego el arroz con verduras, después los rollitos de primavera caseros que le salen tan ricos a Teresa y hoy os traigo esta pasta al pesto con calabacín y mozzarella que está exquisita.

La verdad es que cuando cocino pasta, cuanto más tomate, más queso para gratinar y más carne, mejor (como estos macarrones con carne que están para chuparse los dedos), pero hace unos meses descubrí una receta de pasta similar a la que hoy os traigo.

Antes de encontrar la nueva oficina de Hello! Creatividad (pronto os la enseñaremos también por aquí), empezamos a organizar las reuniones en Il Tavolo Verde, ya que el espacio es espectacular y Martina y Leo siempre nos hacen sentir en casa.

SONY DSC

Uno de los días que comimos allí, Martina, que hace unos platos deliciosos, había preparado pasta con mozzarella, calabacín y un toque de limón que a Bea y a mí nos encantó, así que intenté hacer mi propia versión en casa unas semanas después añadiendo salsa de pesto casera y el resultado quedó muy rico y diferente a cómo solemos tomar la pasta en casa (acordaos: mucho tomate frito, más queso, bastante bechamel… jajaja).

Eso sí, debo confesar que la de Martina estaba aún más rica, así que otro día que vuelva a Il Tavolo le pido la receta original y os la cuento 😉

De momento os digo cómo preparé ésta:

Mis 3 recetas de tacos mexicanos favoritos

Tacos mexicanos portada

Lo mío es un poco paradójico: no soy muy del picante, pero me encanta la comida mexicana… sin picante 😀 ¿qué tal? Lo sé, paradójico total, pero es tan fácil como hacer las recetas mexicanas caseras y no añadir más que un poco de pimienta, y por eso hoy os quería contar cuáles son mis recetas de tacos mexicanos favoritas.

Una de las cosas que más me gusta hacer en casa es tacos: probé esta típica comida mexicana al llegar a Madrid con 18 años, y todavía hoy La Panza es Primero, un restaurante mexicano más que auténtico y su primer local situado en el corazón de Chueca, es nuestro sitio preferido cuando mi marido y yo salimos a cenar.

recetas tacos mexicanos

Hoy os quería contar cuáles son mis combinaciones preferidas en cuanto a tacos se refiere: muy sencillas, como siempre son mis recetas, pero muy muy ricas, eso sí os lo aseguro.

Hamburguesa Queso Philadelphia

Hamburguesa queso Philadelphia

Nunca me había dado por las hamburguesas. Y eso que no es que me guste la carne, me chifla. Confieso que soy la carnívora número 1, como bien saben todos los que me conocen. 

Había probado hamburguesas de cadenas de comida rápida y la verdad es que no les veía la gracia. Nada que ver con un buen entrecotte de buey, ¿o no? Así que yo iba a cualquiera de estas cadenas y acababa pidiendo pollo.

Pero llegó Raza Nostra a mi vida, una carnicería de toda la vida del mercado de Chamartín, en Madrid, un comercio tradicional que ha sabido reinventarse de una forma espectacular: y creo Hamburguesa Nostra, un concepto a través del cual ofrece 30 variedades de hamburguesa, pero todas ellas hechas con la mejor de las carnes: y me volví fan de sus hamburguesas 😉

Os diría que aprox 1 vez a la semana en mi casa se comen o se cenan sus hamburguesas, y después de probar en el Goiko Grill su rica hamburguesa con queso Philadelphia, no pude evitar prepararme una hamburguesa con este queso en crema para comérmela en la ofi uno de estos días en los que todo el equipo de Hello! Creatividad comemos encima de la mesa para aprovechar al máximo la mañana antes de recoger a los enanos y dedicarles la tarde.

Hamburguesa queso Philadelphia

Os cuento cómo la preparé porque la verdad es que es un formato diferente para comer una hamburguesa, es súper express como nos gustan por aquí (¿verdad?) y está muy muy rica…

Cómo hacer crema de guisantes

receta crema de guisantes

Siempre me han gustado las verduras, desde muy pequeñita, y es algo que, por suerte, mis hijas parecen haber heredado, sobre todo Blanca: ponle un plato de espinacas con bechamel delante, y la haces feliz. Raro, lo sé, que se lo digan a mis hermanos, que una de las grandes ventajas de cumplir años en mi casa cuando éramos pequeños era que ese día elegías el menú de la comida… ¡y mis hermanos odiaban que llegara el 14 de abril porque sabían que mis platos eran espinacas con bechamel o menestra de verduras! El caso es que descubrí la crema de guisantes en un curso de cocina al que me apunté hace años, cuando me dio por aprender a cocinar:

un plato muy sencillito y lleno de sabor que en su día me pareció muy buen plato principal para cualquier cena con amigos, y que ahora he recuperado para las cenas de los niños y les gusta mucho.

Cómo hacer salsa de pesto casera

receta cómo hacer salsa de pesto casera

Lo cierto es que la receta de salsa de pesto ha entrado tarde en mi vida y casi, casi, de forma forzosa: no es algo que nunca se haya comido en casa de mis padres ni algo que me diera por comer en restaurantes, pero en viajes al extranjero en los que literalmente no me gustaba nada más empecé a probar los sandwiches de pollo con pesto, bastante típicos en Europa (y ahora cada vez más aquí), y así es cómo me enganché a esta salsa tan versátil y que puedes utilizar en un montón de platos.

Hoy os quería contar cómo hacer salsa de pesto casera: la verdad es que también se puede comprar esta salsa ya preparada, pero dónde esté el pesto recién hecha que se quite todo lo demás 😉

receta cómo hacer salsa de pesto casera

receta cómo hacer salsa de pesto casera

Os dejo con la receta y al final del post os contaré un par de trucos curiosos y os daré ideas de recetas con salsa de pesto.

3 Infusiones de frutas naturales

Infusiones fruta portada

¡Buenos días!

¿Qué tal han ido esas vacaciones? Nosotros la verdad es que hemos descansado y disfrutado mucho y hemos tenido un poco de todo, ya que nos hemos repartido entre Sierra Nevada, El Rompido y Sevilla: no suena mal, ¿verdad? Y no ha estado nada mal…

Lo mejor de todo es que nos ha hecho un tiempazo veraniego que nos ha hecho sentir que realmente estábamos de vacaciones: los niños se han bañado en la piscina de la casa de los abuelos y se han pasado todo el día descalzos jugando en el jardín y saltando en la cama elástica… mi único problema va a ser ahora volver a “domesticarlos” un poco con la llegada a Madrid…

infusiones de frutas

Ayer, creyéndonos en pleno verano y aprovechando que mi madre tenía un montón de fresas y un buen saco de naranjas en casa, preparamos unas infusiones de frutas naturales con agua helada para unirnos al #retobebeagua de Dieta Sana y Ejercicio, esa especie de red social de saludables creada por Quintano de la que todos hablan y que nos anima a comer más sano y a hacer ejercicio, con un poquito de color: ya que lo verde no es lo mío, a ver si le doy a la dieta sana con frutas ricas que de eso sí que soy fan.

La verdad es que yo bebo muchísima agua, y de hecho no me gustan los refrescos, la cerveza o el alcohol, así que para mí no hay más bebida que el agua fría y los zumos de frutas naturales, así que me ha encantado probar esta nueva combinación de agua helada con frutas para variar un poco y creo que me voy a aficionar.

¿Cómo prepararlas?

12 Recetas de sopas y cremas caseras de verduras

recetas cremas y sopas

Bueno, bueno, bueno… ¡pues estamos de vuelta! Ya era hora, ¿no? En fin, ya sabéis… vacaciones, niños en casa, eventos familiares, viaje… esto ha sido un no parar… pero bueno, volvemos al blog con fuerza y energía renovada, que es de lo que se trata, ¿no?

Entre otras cosas, estas pequeñas vacaciones he aprovechado para investigar nuevas recetas, ya que uno de mis propósitos recurrentes de principios de año siempre es variar un poco las comidas en casa. Una de las cosas que siempre intento tener en la nevera es alguna crema de verduras rica para solucionar una cena rápida cuando los niños (o sus padres) estamos cansados y se nos hace tarde y hoy quería compartir con vosotros algunas de las recetas de sopas y cremas caseras de verduras combinadas con ingredientes tan variopintos como almejas, parmesano o castañas que tengo localizadas y que estoy probando últimamente o tengo previsto cocinar próximamente:

// 1. SOPA PARMESANA //

Sopa Parmesana: Una receta de un restaurante parisino, L’Ami de Jean, que Mimi Thorisson a incluido en su precioso blog, Manger, y también un libro con el que estoy deseando hacerme: A Kitchen in France.

La hemos probado el fin de semana y está muy, pero que muy rica.

// 2. CREMA PARMENTIER //

Crema Parmentier: La siguiente a cocinar en mi lista. Hace poco me sirvieron una crema parmentier (patatas + puerro) en un restaurante y me pareció riquísima.

// 3. CREMA DE ALMENDRAS //

Crema de Almendras: Me parece curiosa, nunca la he probado y me encantan las almendras, así que otra que va a caer próximamente… ¿alguien sabe qué tal está?

Papilla de frutas casera para bebés con aguacate

papilla de frutas casera aguacate

¿Qué tal van estos días de fiestas navideñas? Los míos un poco de locura, pero bueno, tampoco me quejo… eso sí, todo el día de un lado para otro maletas arriba y maletas abajo y catarrazos infantiles varios… pero bueno, lo propio de estas fechas 😀

Hoy me acordaba que tenía las fotos de esta papilla de frutas casera para bebés un poco diferente que no había compartido con vosotros, y es que… ¿os imagináis tener que comer cada día lo mismo? A veces pienso que los bebés se tienen que sentir así… aunque intento preparar distintos tipos de puré y congelar para cada día darle un sabor distinto, confieso que hay semanas en las que si sólo hay un tipo de puré, ése es el que se come todos los días.

Con la papilla de frutas pasa lo mismo: aquí en España a veces parece que sólo existe la opción plátano + manzana + pera + zumo de naranja.

papilla de frutas casera aguacate

Sin embargo, hay tantas opciones como frutas existen, y yo con la mayor experimenté la combinación plátano + aguacate y la verdad es que me funcionó bien, así que aunque no la preparo todas las semanas, de vez en cuando mi enana tiene este sabor de papilla a priori tan atípico como merienda, y la verdad es que se lo come razonablemente bien (le gustan más otras opciones, para qué nos vamos a engañar).

El aguacate tiene un montón de propiedades nutritivas que se explican en este artículo, y la verdad es que esta papilla es perfecta para incorporarla en la dieta de un bebé.