Otoño en Madrid

otoño en Madrid

¿Soy yo o el otoño no termina de llegar? ¡Con lo que me gusta a mí esta estación! Ya no hace el calorazo de agosto, pero tampoco el frío del invierno. Puedes salir a la calle con una chaqueta y sin calcetines. Y el día que amanece lluvioso, disfrutas saltando en los charcos con botas de agua porque es la gran novedad, que ya tendremos tiempo de hartarnos cuando empiece de verdad la época de lluvias.

Este fin de semana hemos disfrutado, por fin, de la tranquilidad que da no tener nada que hacer. Ni trabajos que terminar, ni compromisos con los que cumplir. Nada. ¡Y no sabéis cuánto necesitaba un fin de semana así! El sábado pudimos ir a pasear por El Retiro con los niños, a picar algo con Mar y su familia, y un amigo de nuestros maridos. Y sí, mis hijos iban disfrazados, que es como vamos todos con este tiempo: la mezcla de la ropa de verano con nuestro saco de Babybites lo dice todo. 

El café del viernes

Hoy me estreno yo en esta nueva sección que comenzamos el viernes pasado en Bebestilo, y lo hago contándoos que si estuviésemos tomando un café yo me estaría tomando ya el tercero de la mañana, y es que siempre he sido…

Meriendas diferentes

meriendas diferentes

Justo antes de que naciera Bosco pasamos unos días en Santa Marta, entre campo y viñedos. Nos encanta ir ahí porque tanto niños como mayores disfrutamos del aire libre y de la tranquilidad de saber que los pequeños pueden correr fuera sin miedo a nada, y sin tener que andar con mil ojos por si salen a la carretera en plan niño inconsciente o se alejan demasiado entre la multitud.

Ahora, además, las niñas tienen ya una edad cómoda para dar paseos por el campo sin tener que cargar con ellas a mitad de recorrido porque se cansen (aunque alguna siempre lo intenta por si cuela), así que disfrutamos especialmente esos días de desconexión. Uno de nuestros grandes descubrimientos han sido las meriendas al aire libre, ¡y no sabéis cómo las disfrutan! Todas las tardes cogíamos nuestra cestita, la llenábamos de sandwiches, fruta o bollos, dependiendo del día, rellenábamos las botellas de agua y zumo o leche, ¡y a pasear! 

Planes con niños: La Finca

planes con niños LA FINCA

Hacía tiempo que quería hablaros de este plan para hacer con niños pero entre unas cosas y otras no había conseguido encontrar el hueco para sentarme y ponerme a escribir. Hoy, por fin, lo hago, a tiempo para los que vivís en Madrid y el fin de semana que viene os encontráis de nuevo con que el jueves es fiesta (San Isidro) y se os han agotado los planes. El sitio se llama La Finca de Jiménez Barbero y es, como su nombre indica, una finca donde crían vacas y bueyes buscando crear “La Carne de la Felicidad”. Un plan muy divertido para ir con niños, pues ven animales (¿a qué niño no le divierte ver animales?) y pueden pasear al aire libre, mientras a los adultos os explican el proceso de elaboración de sus carnes, y después podéis disfrutar de un buen chuletón en La Estancia, el restaurante. 

Teach a Talent, un proyecto más que genial

¿Te imaginas que alguien pudiera enseñar a tus hijos nuevos mundos que no aprenden en el cole? O incluso mundos antiguos. Por ejemplo, el mundo de la agricultura ecológica. Ocómo arreglar un juguete, o redescubrir la fotografía analógica, o cómo tapizar, o a tocar la guitarra… O mejor aún, ¿imaginas que montones de personas, de forma altruista y voluntaria, se unieran en un proyecto común para compartir sus conocimientos con tus niños? Pues todo eso y más, mucho más, es Teach a Talent, el sueño y proyecto de Nuria Pérez, una mujer y madre creativa y emprendedora donde las haya, fundadora también de Creativity Hospital y del increíble blog-proyecto que os recomiendo encarecidamente si tenéis hijos (y también si no los tenéis): The Adventures Archive. Y como no para, aún tiene tiempo de escribir en Los Nenes son la Pera un montón de ideas y recursos muy útiles para papás y mamás. Os confieso que la descubrí a través de Instagram (@soynuriaperez) y cuándo fui “tirando del hilo” y descubriendo la cantidad de proyectos y proyectos que ha puesto en marcha me pareció una persona increíble y ya os adelanto que pronto os hablaremos más sobre ella y sus proyectos.

Pero hoy os quería hablar de Teach a Talent, un proyecto que ha conseguido poner en marcha con mucho esfuerzo y con la ayuda de gente que, desinteresadamente, han apostado ciegamente por el proyecto.

No te lo pierdas: Family Tree Market

María, Natalia y Valentina son las tres mentes inquietas que hay detrás de la iniciativa que quiero compartir hoy con vosotros: el null, un mercado de productos infantiles hechos con cabeza y corazón que se celebrará este mismo fin de semana, el sábado 21 de diciembre y el domingo 22 en el Centro El Patio, situado en la calle Apodaca 14.
Desde que se conocieron, descubrieron que tenían mucho en común, ya que a las tres les gustan los productos originales que transmiten ideas únicas, tratan con mimo a la naturaleza que les inspira al crear, apoyan al comercio local y a los emprendedores y, especialmente, le ponen corazón a todo lo que crean y organizan, algo que estoy convencida que podréis comprobar todos los que os paséis por el Family Tree Market este finde, pero os voy a contar un poco más sobre qué podréis encontrar allí…

Un día entre lanas, agujas, amigas y niños

LANA-MAMMAPROOF-bebestilo

LANA-MAMMAPROOF-bebestilo (10)

¡Y ya es lunes otra vez! Hay que ver lo rápido que se pasan las semanas, por lo menos a mí… Tan rápido, que hace una semana ya que fuimos y todavía no os he contado nuestra experiencia no este fin de semana, si no el anterior, en la que pudimos participar en un taller organizado por Lanaconnection y Mammaproof dentro de la #campañaporlalana.

El taller tenía como objetivo preparar una funda de lana para nuestra próxima Guía Mammaproof Mad*02, en la que como sabéis participamos como coautoras junto a Mariu de Gelatina de Plata y Bea de Con Botas de Agua, y que estamos DESEANDO tener en las manos (queda muy poquito ;).

La bicicleta Cycling Café & Workplace

La Bicicleta cycling café workplace mammaproof brunch madrid

La Bicicleta cycling café workplace mammaproof brunch madrid (6)

Como ya sabéis, este mes y el próximo estamos en pleno #makingof de la Guía Madrid*02 #RutaMmmp: La Guía de Madrid para padres inquietos, así que tenemos excusa para ir a los sitios más chulos y a prueba de niños de Madrid con nuestro #beeinthecity.

Ya que en julio pasé por delante, no pude entrar y me quedé con las ganas, el día de mi cumpleaños, que este año cayó en domingo, fuimos a tomarnos un brunch en La Bicicleta, un cycling café situado en el corazón de Malasaña.

La Cocinita de Chamberí, 100% mammaproof

la cocinita de chamberi mammaproof madrid con niños cocina para niños (1)

Esta semana ha sido una locura: me quedé sin ayuda en casa, el trabajo explotó por todas partes y dormir la verdad es que he dormido poco… así y todo el miércoles conseguí escaparme para respirar un poco de aire y disfrutar de mis niños continuando el #makingof de la guía Mad*02 Ruta Mmmp: La Guía de Madrid para padres inquietos. Había estado antes en La Cocinita de Chamberí pero uno de mis retos pendientes era llevar a mi hija mayor a uno de sus talleres de cocina, ya que como os he contado otras veces, le encanta cocinar.

En el último momento se unió al #makingof el pequeñajo de la casa, y es que el taller de Pinches a la Cocina! que La Cocinita organiza cada dos semanas es de 2 a 5 años, y después de haber cumplido sus dos añitos no podía no llevármelo… así que cogimos nuestro #beeinthecity y allí que nos dirigimos.

[Probado] Bicicleta para niños Co-pilot de Weeride

bici para niños copilot

Quienes nos seguís en The Little Factory seguro que recordáis la entrevista que le hicimos a Leyre, de Weeride. Llevamos desde entonces deseando contaros nuestra experiencia con esta maravilla de invento, la co-pilot, una bicicleta perfecta para niños que aún no tienen fuerza para aguantar toda una excursión en bici o que, como en mi caso, aún no se han soltado de verdad a montar ellos solos en bici sin ayuda.

En nuestro caso, Blanca (4 años y medio) llega un poco justa a los pedales, pero llega, y le está viniendo muy bien para afianzarse y ganar la confianza que necesita para soltarse por fin a montar en bici sin ruedines, pues mucho me temo que la valentía no es su punto fuerte… y no se fía un pelo de que su madre no la vaya a soltar cuando la animo a probarlo (claro que algo de razón tiene la niña…¡que no me importaría llegar a fin de año con riñones!). De hecho, le gusta tanto SU co-pilot (porque se la ha adueñado, para qué vamos a engañarnos) que ya no quiere oír ni hablar del carrito para la bici que compartía hasta ahora con su hermana.