Al otro lado *004* // BABY BITES

 

babybites

Aún recuerdo la primera vez que vi el ya famoso saco orca de Baby Bites: en Muy Molón, hace por lo menos un par de años, y verlos, y pensar “qué rabia que Ana ya no usa saco” fue todo uno. Claro que con Bosco me quité la espinita y lo ha estado usando como saco de silla primero y para dormir en su cuna después, cuando ya casi no cabía. Reconozco que la marca me enamoró desde el principio, pero más aún sus creadoras: Sofía y Andrea, y Paz, la directora de comunicación de esta genial empresa y que es, además, a quien hemos hecho el lío para que nos cuente algo más de Baby Bites (gracias, Paz, ¡eres un solete!)

¿Cuál es tu rutina por las mañanas?

Hay un antes y un después en cuanto a mi rutina desde que estoy embarazada. Nada más levantarme, cual zombie, mi cuerpo me lleva a la máquina de exprimir naranjas y me hago un zumo con 3 ó 4 naranjas ricas. Luego me meto en la ducha, me seco el pelo, y para la oficina a dar guerra.

¿Por qué surge Baby Bites?

Es como de chiste lo de Baby Bites, porque mi hermana Sofía y su socia Andrea, que son las verdaderas almas de la empresa, no se podían ni ver. Durante un tiempo compartieron novio porque Sofía se lo levantó a Andrea. Un show… Imagínate este jaleo entre mujeres. ¡Barroooo! Una vez asumido el jarrón de agua fría, sus posturas fueron acercándose hasta que se hicieron íntimas amigas e inseparables.

Un buen día, Andrea tuvo la necesidad de hacer un regalo diferente a un sobrino que acababa de nacer y le pidió a Sofía, diseñadora de moda, que diseñaran entre las dos un saquito en forma de ‘pescao’, y así fue como empezó todo…

saco de bebe

El éxito fue tal que todos los amigos quisieron uno de esos saquitos divertidos en forma de tiburón y de orca. Y hasta hoy, que ya exportan a decenas de países y producen más de 2.000 saquitos para bebés al mes. Y no, ninguna de las dos está ya con aquél novio. Él pasó a mejor vida pero ellas siguen ahí, luchando como locas por crecer y crecer y crecer…

Un consejo para alguien que esté pensando en lanzarse a la piscina y montar su propia empresa

Es muy complicado dar consejos cuando nuestra empresa nació por casualidad. Nunca hicimos un plan de negocio, ninguna hemos estudiado nada de numeritos, ni siquiera sabemos de empresa. Sólo nos guiamos por nuestra intuición, porque seguimos siendo muy niñas las tres.

¿Qué es lo más difícil que has vivido hasta ahora en tu aventura empresarial? ¿Y lo que más alegría te ha dado?

Lo que peor llevo es cuando descubrimos que alguien nos ha copiado el producto. Es superior a mí. Nos ha pasado más de 10 veces, pero no me acostumbro. Obviamente, nunca las copias están tan bien acabadas como las nuestras, ni tienen la misma calidad, pero no me entra en la cabeza que haya alguien con tan poca imaginación que tengan que copiarlo.

Por suerte, en el día a día siempre hay muchísimas más alegrías que penas, como cuando recibimos mensajes de lo felices que son nuestros Baby Biters dentro de sus saquitos. Muchos nos dicen que les paran por la calle o en el parque porque les parece una idea estupenda para los más enanos. ¡Eso no tiene precio, como Mastercard!

¿Cuál es tu producto preferido de Babybites?

Pues la verdad que es difícil, pero creo que me quedo con la Orca. Es de lo más gracioso que hay. Se aleja completamente del típico accesorio para bebé azulito o rosita. Sus ojos alargados, su tripa blanca… ¡Me vuelve loca!

saco orca

 

¿Qué te diríais si te tuvieras delante hace 10 años?

Humildad.

¿Nos cuentas alguna receta estrella que siempre hagas cuando tienes invitados en casa?

Algo tan sencillo y simple como un salmorejo, pero es que la gente se relame.

Y ya para terminar: Babybites Likes...

¡Formentera! En verano nos la pasamos entre aguas cristalinas y mojitos. Nos inspira a tope. Es nuestro paraíso particular; de hecho ahora mismo Sofía y Andrea están allí y yo me voy en una semana para practicar la posición horizontal y el encefalograma plano. Formentera huele a vacaciones, a buen rollo, a amigos, a sol.

¿Un libro? Pues uno que no he leído todavía pero que ahora que estoy embarazada y todo el mundo me tiene entre algodones lo voy a devorar: El Médico, de Noah Gordon.

¿Una canción? Mi gran noche, de Raphael. No me voy de una fiesta sin que el DJ haya pinchado este temazo. Es superior a mi. Podría estar delante de los Reyes que si me ponen a Raphael me arranco a bailar. ‘Qué pasará, qué misterio habrá…’ Bueno, bueno, bueno, estas 5 palabras resucitan hasta un muerto.

¿Una ciudad? Mi ciudad prefe se debate entre Roma y Nueva York. Nada que ver la una con la otra, pero en las dos me he sentido como en casa, y en ningún otro lugar me ha pasado. En Roma porque su tamaño y su clima son perfectos, además devque la ciudad es de caerte para atrás y hay motos a punta pala; y New York por su flow. Caminar por la Gran Manzana me han dado ganas de hacer las maletas y liarme la manta a la cabeza.

¿Una comida? Los spaghetti al burro. Pasta blanca con un poco de mantequilla y queso rallado. Me das esto y puedes pedirme lo que quieras.

¡Mil gracias por dejarte liar, Paz! ¡Nos ha encantado conocer un poco más sobre Baby bites! Y a nuestros lectores, que Paz no lo menciona, que sepáis que han sacado unas toallas-pez de lo más graciosas para el baño o la playa… yo no digo nada… 😉

-María

Deja una Respuesta

Por favor, ten en cuenta que al dejar un comentario en Sonambulistas, estás aceptando nuestra política de privacidad. ¡Muchas gracias!