Comida ecológica: ¿sí o no?

comida ecológica

¿Compráis comida ecológica u os ha dado por investigar este tipo de alimentos? Yo reconozco que, hasta hace bien poco, prefería vivir en la ignorancia. 

Recientemente todos hemos visto proliferar a nuestro alrededor la “fiebre” de la comida orgánica, bio o ecológica (en la UE se utilizan los tres términos más o menos de forma sinónima), pero sinceramente, mi respuesta mental siempre era del tipo: “como nos pongamos a pensar en cada cosa que comemos o toquemos, no podríamos vivir…Y voluntariamente me mantenía al “margen” del tema.

Sin embargo, después del taller que tuvimos en The Good Food Company con Fernando, de Lo que me sale de la cocina, Cata me contó que ella en su casa sólo compraba comida ecológica, y la verdad es que quise conocer las razones por las que ella, que trata a diario con comida, optaba por este tipo de alimentación.

comida ecológica

comida ecológica

Quedamos una tarde la semana pasada en su preciosa casa madrileña, nos reímos intentando hacer un par de fotos que ilustraran la tarde mientras sus niños y mi hija mayor iban y venían y, después de nuestra conversación, puedo decir que conseguí salir de mi querida ignorancia voluntaria 😉

La comida ecológica, básicamente, está basada en el consumo de productos orgánicos que se cultivan de forma no industrializada ni intensiva, respetando los ciclos naturales de producción y no empleando residuos tóxicos tales como pesticidas, antibióticos u hormonas“, me contaba Cata.

/¿Cuáles son los beneficios de la comida ecológica?/

Mi primera pregunta fue cuáles eran los beneficios que, en su opinión, aportaba la comida ecológica:

1. Sabor

Comiendo productos ecológicos ganas en sabor. Como regla general, todos los alimentos ecológicos están más ricos que los que no lo son. Mi padre, por ejemplo, no compra fruta o verdura ecológica por convicción, sino porque realmente cuando se compra un tomate ecológico, dice que éste le sabe como los de antes, y no como los que se encuentran habitualmente en los supermercados hoy en día“.

Al respetar el ciclo normal de crecimiento de los alimentos, y no emplear elementos químicos para aumentar las producciones y/o conservar los alimentos durante más tiempo, los alimentos ecológicos tienen más sabor y son más “como los de antes”.

comida ecológica

Fuente

2. Salud

Aunque es un tema muy polémico como podéis leer en este artículo de El Comidista, porque no está demostrado científicamente que la comida ecológica “mejore” la salud, “por ejemplo en las producciones intensivas de alimentos que proceden de los animales, se utilizan antibióticos y hormonas para incrementar la producción y para que engorden artificialmente. Los residuos de estos medicamentos quedan en la grasa animal, y por tanto también pasan a nosotros y a nuestros hijos a través de la carne, los huevos o los lácteos con origen animal“.

Por eso, Catalina me decía que, de tener que elegir sólo algunos alimentos ecológicos, ella optaría por la carne, los huevos y los lácteos por encima de cualquier otro.

/Desventajas de la comida ecológica/

Pero no todo iban a ser beneficios. Comprar comida ecológica no está al alcance de todos ni es sencillo:

1. Precio Elevado

Aproximadamente te tienes que hacer a la idea de que la comida ecológica incrementará el precio de tu cesta en un 30%, a veces más. Por eso, está claro que no es algo al alcance de todo el mundo y que tienes que renunciar a otras cosas.”

comida ecológica

2. Compra “Incómoda”

Dado que la comida ecológica es una tendencia que ha nacido de forma relativamente reciente, aún es difícil encontrar todos los productos que necesitas habitualmente en un mismo supermercado, cooperativa o tienda online. Por eso, Cata me cuenta que al final hace parte de la compra online, parte en supermercados y que incluso hay determinados ingredientes para sus recetas que no encuentra con certificación ecológica.

3. Durabilidad de los alimentos

Cata me ponía un ejemplo muy gráfico: “Nos hemos acostumbrado a comprar un paquete de jamón york por 1 euro y que el jamón dure un mes sin resecarse y como el primer día. Y nos creemos que es normal. Pero esto no es normal…”

Los alimentos ecológicos llevan menos conservantes y estabilizantes, y por tanto, duran menos en buen estado, se estropean antes.

comida ecológica

La verdad es que me pareció interesantísimo conocer el punto de vista de Cata y aprender la importancia que tiene tener cuidado y saber lo que comemos… así que no, decididamente he decidido principalmente por mis niños que no puedo vivir en la ignorancia respecto al tipo de comida que compramos en casa.

Y ahora la pregunta del millón: ¿compraré a partir de ahora comida ecológica?

Honestamente y en un mundo ideal, sabiendo cuáles son los beneficios que aporta la comida ecológica, compraría todo ecológico. Sin embargo, también es una realidad que el precio de la comida ecológica es, por lo general, bastante más elevado que el de la comida que no lo es. Desde que hablé con Cata he estado comparando precios y en la mayor parte de ellos llega a prácticamente duplicar el precio de los alimentos que suelo comprar. Además, vivo a la carrera, y el hecho de que los alimentos se deterioren antes tampoco me anima…

Por ese motivo, no cambiaré mis hábitos a comprar todo ecológico / orgánico, aunque como decía antes idealmente lo haría. Sin embargo, sí he empezado a cambiar ciertas cosas en mi compra y a partir de ahora prestaré más atención a lo que compro. Es más, ahora me paso por la sección de alimentos ecológicos, cosa que antes no hacía 😉

De hecho, además de los que me dijo Catalina estoy investigando distintas tiendas de comida ecológica, principalmente online, y espero en un par de semanas publicar un post con un recopilatorio de cooperativas y tiendas online de comida ecológica, así que si compráis en alguno y habéis tenido buena experiencia, sería de mucha ayuda que me lo contáseis en los comentarios.

Y vosotros, ¿qué opinión tenéis de la comida ecológica? ¿preferís vivir en la ignorancia como yo hacía o hace ya tiempo que tomásteis la decisión de intentar introducir alimentación ecológica en vuestra dieta? ¿compráis todo ecológico o sólo ciertas cosas? ¿cuáles son vuestras preferidas?

  1. Marta García

    Hola! Gracias por el post, lo he encontrado muy interesante la verdad.
    Hoy por hoy la “moda ecológica” está en auge y en muchos sitios ves la sección correspondiente. Mi pregunta… es todo tan ecológico como dicen? Es decir, qué o quien me garantiza que aquellos tomates por los que pago el doble realmente son ecológicos y realmente no es simplemente una etiqueta?
    Es verdad que hay sitios en los que si tengo más confianza en que sean ‘de verdad’ ecológicos pero… como tu dices el día a día me come y me lo pone difícil.
    Pero hay veces que sin más voy a algún super y veo plátanos, y plátanos ecológicos, y la verdad, por que lo pone la etiqueta si no, no veo forma humana de distinguirlos… esto es lo que me hace pensar que en algunos casos puede ser tongo total… sabes? Por lo que bueno, si lo veo claro intento comprar ecológico (sobretodo para el peque) pero siempre tengo mis dudillas…
    🙂

    Responder
  2. En Alemania tienes supermercados enteros, sólo ecológicos y en otros conviven perfectamente los dos tipos.
    Yo aquí, me he acostumbrado a comprar lo ecológico y hay cosas que realmente están mil veces mejor, de sabor. Y en carne sobre todo, aquí sólo la compro ecológica, me aseguro que es de calidad y que no me han metido de todo, sobre todo en la carne picada.
    Si es cierto, que aquí la diferencia de precio de “lo normal” a lo ecológico a veces no supera ni los 0,50-1€, por lo que te lo puedes permitir.
    En España, lo ecológico es casi como comida de herbolario, pareces un bicho raro, comprando los yogures allí o la fruta, o un embutido.
    ¿Y sabes que es lo más gracioso Mar? que la mayoría de la fruta y verdura ecológica que compro en Alemania proviene de España.

    Responder
    • ¡Hola Patricia!

      Cata casi me mata cuando confesé que a menudo cogía la carne picada envasada del súper… jejeje… es que a esa diferencia de precio ni te lo planteas, pero aquí por ejemplo una docena de huevos “normal” son 1,80 aprox y ecológica puede llegar casi hasta 5 euros… así que hay diferencia…

      Lo que pasa es que lo que comentaba con ella es que a medida que aumente la oferta bajarán los precios, como ha pasado en Alemania, al final es la evolución natural hacia la que va el mercado 😉

      Qué paradójico que al final lo ecológico español se venda casi mejor (y sin el casi) en Alemania que aquí… ya se sabe: nadie es profeta en su tierra.

      ¡Un beso!

    • Hola, ni se por donde esperar. pues, Estoy interesada en los alimentos naturales, pero, ciertamente! Es igual al ecológico?

  3. Nosotros conocemos a Pablo Martínez, de Huerta La Madre Vieja. Es de confianza de la buena y tiene su huerta en nuestro pueblo, en la vega del Jarama, al ladito de Aranjuez.

    http://lamadrevieja.blogspot.com.es/p/como-funcionamos.html

    Funcionan mediante “grupos de consumo” y reparten sus productos en diferentes puntos de Madrid, los que hay que ir a recoger unas cestas de entre 3 y 10 kg (según lo que quiera cada grupo) con verduras frescas y variadas de temporada.
    Pero lo mejor es que visitéis su página y veais como funcionan y que ofrecen. A nosotros nos parece un proyecto súper chulo.

    Responder
    • ¡¡Muchísimas gracias por la recomendación, Manu!!

      Tiene muy buena pinta, voy a probarlo esta misma semana 😉

      Un abrazo

  4. Pues yo trato de hacerlo, pero es verdad que no me vuelvo loca, si se puede se puede.. sino, no eco…
    Tengo la gran suerte de tener un gran huerto en casa de mi padre, toda la frut ay verdura es de allí, sin pesticidas, ni nada de nada. Tomate frito también por él, mermeladas, miel, legumbres, huevos… todo eso más eco, bio no puede ser.
    Lo demás, bueno trato que lo sea, pero ya digo, que sino, no pasa nada, algunas cosas las traigo de fuera, donde hay supermercados mucho más y mejor preparados de lo que todavía estamos en España, que lo hay, pero precios muy elevados y todavía pocos donde poder elegir.

    Responder
    • ¡Hola Almudena!

      Qué suerte que tengas lo eco tan a mano, ¡en casa de tus padres!

      Yo estoy como tú, tampoco quiero “volverme loca”, pero sí me parece importante empezar a ser más consciente, que hasta hace bien poco no lo era mucho…

      ¿Nos recomiendas alguno de esos sitios que utilizas para la compra? Aunque sea de fuera de España 😉

      Mil gracias

  5. A mi este tema me parece muy importante, pero me pasa mucho que hay veces que no llego a todo. Creo que daría para un debate extensisimo, porque tiene que ver con nuestros habitos de consumo como sociedad, con la prisa, con la absurda necesidad de tener de todo siempre, pero también con cosas que solo están al alcance de unos pocos. También opino que aunque al principio pueda parecer limitador, una vez entras en este mundo te resulta muy dificil comprar como lo hacias antes. Como en todo, lo más importante es informarse, pensar y reflexionar sobre lo que consumes, y tomar decisiones meditadas.
    Y por cierto, que GRANDE es CATA! Con que mimo y que cuidado lo hace todo!

    Responder
    • ¡Hola Marta!

      Se puede decir más alto, pero no más claro… suscribo cada una de tus palabras.

      ¡Un bs!

  6. Carina

    Yo como Agronomo infelizmente conozco el lado mas negro de la agricultura y como funciona las industrias de semillas y la alimentaria. Yo compro na medida del posible alimentos orgánicos y también intento comprar los vegetales/frutas que yo se que llevan muchísimos químicos en el cultivo tradicional como el tomate y la fresa. Para ilustrar un poco, unos meses después que ha nacido Lola, he dado por desayunar todas las mañanas papaya. He empezado a tener problemas en el estomago, y dolores tan agudos que me hacia terminar en urgencias. Después de muchas idas y venidas al medico y muchos exámenes y un sin fin de pastillas, por fin hemos descubierto lo que me estaba causando toda esa molestia era el agroquímico utilizado en el cultivo de la papaya (que es una pasada!). He dejado de tomar papaya y nunca mas he tenido problemas en el estomago. Nosotros compramos mucho en Aldi que es una red de supermercados Alemana ¨low cost¨ y os aseguro que los precios son muchas veces iguales que los productos no ecológicos. Me ha encantado ver a Cata por aquí! Besos a las 3 x

    Responder
    • ¡Buenas tardes Carina!

      Tú sí que te sabrás bien cómo funciona este mundillo… me parece increíble lo que me cuentas de la papaya, pero es que es así, cada vez nos comemos más alimentos con montones de componentes químicos de los que no somos conscientes… por eso me parecía tan importante conocer un poco más del tema.

      Muchas gracias por la recomendación de Aldi, he estado mirando y aquí: https://www.aldi.es/buscador/index.html?q=ecológico&a=search&p=1 hay un listado con algunos de sus productos ecológicos, qué pena que no vendan online 🙁 Investigaré a ver si hay alguno cerca de casa, ¡un besazo!

  7. Cuando vivía en Madrid, la mayor parte de la compra la hacía ecológica y puedo decir que al final en total gastaba igual o incluso algo menos. La gente no se lo llega a creer, pero el truco es comprar la comida en cooperativa no en supermercado. Viene directamente del productor y a menos intermediarios mas barata. Y la segunda es que al final la mayoría de lo que compras es de temporada y fresco lo que sale mucho más barato que comprar comida procesada y empaquetada. Es cierto que quizás el kilo de tomates salga más caro si son ecológicos que los clásicos de supermercado, pero si consideras la compra total, las cuentas si que empiezan a salir. Al final lo que te gastas al mes es más o menos lo mismo, y la calidad y salud de lo que tomas no tiene ni punto de comparación.

    Ahora en Londres no he conseguido encontrar una cooperativa que tenga semejante variedad de productos como los que producimos en España, pero sigo yendo a comprar al Farmer Market. Una vez que te acostumbras cuesta volver atrás.

    Responder
  8. Cuando hablo del tema con la gente de mi alrededor siempre planteó un tema.
    La verdura ecológica no es una moda, es la verdura cultivada tradicional que se le ha cambiado el nombre porque a la “verdura” que conocemos ahora hay demasiados tóxicos y pesticidas y no quedaría bien llamarla así. Solo hace falta preguntarse que estaba antes.
    Creo que la gente se ha dado cuenta que muchas enfermedades vienen por temas de alimentación y quiere recuperar lo perdido.
    Yo, como te he dicho por Ig, compro en: http://www.elbroquil.cat, se que los campos y la gente que lo lleva son de confianza, e inclusos comentan si tienen alguna plaga y como la combaten, la pena es que solo están en Barcelona. Pero lo recomiendo siempre, las fresas y los tomates son increïbles.
    Para terminar (disculpa el rollo) os dejo este vídeo: https://www.youtube.com/watch?v=oB6fUqmyKC8

    Responder
  9. Hola Mar!

    Cómo me gusta este tema! Como ya ha dicho Patricia aquí en Alemania el tema Bio está a la orden del día, puedes encontrar absolutamente de todo Bio y normalmente la diferencia de precio no es muy grande. Nosotros últimamente intentamos comprar en el supermercado todo Bio y todo lo que podamos comprar en el mercado local, lo compramos. Prefiero favorecer al pequeño comercio y no a las grandes superficies que tanto daño están haciendo a esta cuidad… Pero yo creo que además del tema de la comida orgánica nos tenemos que plantear la cantidad de comida ya preparada que consumimos al día, para mí es casi peor que consumir o no productos orgánicos. Sé que es muy difícil con el ritmo de vida que llevamos, bajar de revoluciones y plantearnos preparar más cosas caseras, pero de verdad creo que tanto nuestro cuerpo, como nuestra cabeza nos lo agradecerá.

    Un beso!

    Responder
  10. Cuando hablo del tema con la gente de mi alrededor siempre planteó un tema.
    La verdura ecológica no es una moda, es la verdura cultivada tradicional que se le ha cambiado el nombre porque a la “verdura” que conocemos ahora hay demasiados tóxicos y pesticidas y no quedaría bien llamarla así. Solo hace falta preguntarse que estaba antes.
    Creo que la gente se ha dado cuenta que muchas enfermedades vienen por temas de alimentación y quiere recuperar lo perdido.
    Yo, como te he dicho por Ig, compro en: http://www.elbroquil.cat, se que los campos y la gente que lo lleva son de confianza, e inclusos comentan si tienen alguna plaga y como la combaten, la pena es que solo están en Barcelona. Pero lo recomiendo siempre, las fresas y los tomates son increïbles.

    Responder
    • La verdad es que tienes razón, pensándolo así es cierto que la ecológica es la normal, la de toda la vida… qué pena que en El Broquil sólo sirvan en Barcelona, a ver si hay suerte y amplían las zonas de distribución 😀 De todas formas nos lee mucha gente de allí, así que seguro que les vendrá bien la recomendación.

      ¡Muchas gracias!

  11. No todo es tan tan caro si sabes dónde comprar. En nuestro barrio acaban de abrir una tiendecita que ha nacido a raíz de una asociación creada hace más de un año. Los precios para los socios están fenomenal y el trato de María inmejorable. También tienen reparto a domicilio para que no te de pereza ir, Se llama asociación albahaca o ahora ecotienda albahaca y está por la zona de embajadores en madrid.

    Responder
    • La verdad es que en los sitios que había mirado los precios se subían bastante, pero por eso os pedía ayuda en el blog 😉 Me apunto el sitio y a ver si tengo la oportunidad de hacer un pedido y probar si es que entregan en mi zona, ¡un beso y gracias!

  12. Apoyo cada una de sus palabras. Llevo mucho tiempo consumiendo productos eco, y no solo en alimentación, tambien en drogueria y cosmetica. Empece por necesidad, por una piel extremandamente atopica de mi hijo causado por una alergia. Ninguna crema de farmacia me funcionaba hasta que un dia cansada empece con cosmetica natural.mprimero la elaboraba yo, luego ya cuando vi el resultado empece a querer usar otros productos y yA los compraba. Tras ver el exito de la cosmetica me di cuenta que el mismo beneficio o incluso mas habria con la alimentacion. Por lo que puedo decir que hace mas de un año en casa no entra ni una verdura ni crema ni detergente que no lo sea. Por supuesto nuestra economia se ha visto MUY afectada, pero creo que con la salud no se juega y no hay precio que la pague.

    Responder
  13. Hola!! Descubrí vuestro blog la semana pasada a través de instagram y os felicito por los contenidos! Justo este fin de semana hablaba con una amiga que es ingeniera agrónoma y trabaja en una piscifactoría, y como a mi me interesa mucho el tema de la alimentación/nutrición, surgió la pregunta, que ella me respondió con su opinión sobre el tema; te la escribo por si te ayuda a ese equilibrio eco- no eco: “Ten mucho cuidado porque a veces el sobre precio no está justificado. En las piscifactorías ecológicas, por ejemplo, aunque es verdad que restringen algunos componentes de los piensos, si está permitido utilizar compuestos químicos para tratar el agua y evitar enfermedades que a mi gusto siguen siendo tóxicos. En la industria alimentaria, la mayoría de frutas y verduras basta con lavarlas o frotarlas bien, si no quieres pelarlas, para eliminar los posibles pesticidas etc. Ahora bien, es verdad que el sabor de los alimentos ecológicos y su calidad es superior pues suelen proceder de agricultura/ganadería extensiva y producciones pequeñas y muy controladas, y suele ser de temporada debido a que no obedecen a una economía de escala cómo la producción masiva. Los productos procesados, cómo las tortitas de arroz ecológicas, cereales, comidas preparadas etc, yo no creo que merezca la pena porque el proceso indudtrial en sí mismo suele ser intrusivo e igual de malo que si la materia prima no fuera eco.” . Al igual que la experiencia de tu amiga, a mi me ayudó a ponerlo en perspectiva. Un saludo!!

    Responder
  14. Hola!
    Yo compro casi siempre ecológico, aquí en Francia es más fàcil porque en todos los supermercados tienes sección eco y hay supermercados sólo de cosas eco…ahora bien…tener la certificación no significa que sean libres de tóxicos, sino que utilizan menos… A veces la verdura del mercado del pueblo que venden los propios agricultores de la zona será más eco que una q te vendan con el sello eco. La carne con sello por ejemplo sí que lleva medicamentos y antibioticos, pero en menor cantidad, que ya es mucho mejor claro. Por poner un ejemplo, un vecino nuestro tiene vacas y les pones muchas menos vacunas que las que permite por ley el sello eco, y no tiene sello pq es caro pasar las pruebas… No sé si me he explicado bien. A veces és más importante y sano comprar local, saber de dónde viene, que tener un sello. Gracias por el artículo!

    Responder
  15. Carmen

    Yo empecé a cambiar nuestra forma de comer a partir de un artículo de la Dra. Odile Fernández. Después, me compré su libro “Mis recetas anticáncer” y empecé a cuestionarme todo lo que consumimos y que damos por bueno solo por estar en la balda de un supermercado. Yo antes pensaba: si pasa un control sanitario, será que no es perjudicial… Pero resulta que no es así… Os recomiendo mucho la lectura del libro. A nosotros nos cambió totalmente la forma de comer y de comprar y se refleja rápidamente en tu salud. Te sientes con mucha más vitalidad si eliminas de la dieta los alimentos procesados. Parece increíble, pero es cierto.
    Por otra parte, si vivís en Madrid, el economato macabeo tiene varias tiendas y el precio es similar al de un supermercado tradicional. Pero el sabor, no tiene nada que ver.
    También hay muchas huertas ecológicas que sirven a domicilio. Yo conozco esta: https://elcantodelhuerto.wordpress.com

    Responder
  16. María P

    Un post muy interesante y didáctico. Yo estoy como tú, me gustaría comprar todo ecológico pero el precio y la durabilidad no me animan a ello. Aunque poco a poco sí están incluidos en mi dieta. Me encantaría que publicases lo que aprendas de cooperativas y tiendas ecológicas, yo he probado en un par de ellas pero la experiencia no me ha convencido.

    Gracias

    Responder
  17. En casa compramos casi todo eco desde hace ya un par de años. No solo los alimentos frescos, sino muchos de los “envasados” que consumen los peques, como por ejemplo los cereales, realmente creo que es importante fijarse en las etiquetas, nosotros hemos encontrado una diferencia de mas del 50% en la cantidad de azúcar que llevan unos cereales vs. Otros.
    Así que realmente vale la pena invertir un poco mas de tiempo y dinero para ganar en buenos habitos y salud. No crees?

    Responder
  18. Felicidades por el post, es un tema muy interesante. Espero con curiosidad el recopilatorio de cooperativas y tiendas online de comida ecológica.

    Responder
  19. Creo que principalmente no es la comida ecológica lo que deberíamos mirar, sino todo lo que nos rodea, desde los productos que compramos y utilizamos, hasta nuestros hábitos tanto alimenticios como sociales para poder decidir si nos conviene o no el consumir estos productos.
    Basándonos en la alimentación, consumir comida ecológica no va ha hacer que una persona esté más sana o no que otra, sino sus hábitos alimentarios, es decir, si la bolleria no es buena para nuestro cuerpo, tanto sea ecológica como no no es buena. Sin embargo el llevar una dieta como la llevaban nuestros abuelos, con mas cereales, legumbres y verduras que las que consumimos actualmente , si que puede hacer que estemos más sanos.
    Por eso mi opinión es que lo primero que tenemos que vigilar es qué es lo que comemos, y a partir de ahí decidir como será que queremos comer.
    Está claro que el comer un tomate no te va a sentar peor ni mejor que comer un tomate ecológico, pero sí estas introduciendo a tu organismo ciertas sustancias que seguro que si las conociéramos nos lo pensaríamos dos veces, sin hablar de la gran diferencia de sabor del uno del otro.

    Responder
  20. Hola chicas! no se pierdan entonces esta página de Facebook: “Malcomidos”. Es de una periodista argentina autora de un libro que lleva el mismo nombre. Se hizo muy conocida por sus años de investigación sobre la industria alimenticia. Imperdible!.

    Un abrazo!
    Gisela

    Responder
  21. patricia

    hola,

    Tip para los/las madrileños/as : yo compra fruta y verdura ecologica con Senda Verde que te suministra, en tu propio domicilio, fruta y verdura de producción ecológica, fresca y de primera calidad, presentada en cestas multiproducto con una amplia variedad, y escogida según la época del año, para que puedas disfrutar de cada producto en su temporada.
    http://www.sendaverdearanjuez.com/

    Responder
  22. […] prometido es deuda: hace algunas semanas hablábamos con Cata, de The Good Food Company, de la comida ecológica: sus pros, sus contras y su visión sobre el tema. Ese día os prometía escribir un post con […]

    Responder
  23. Yo desde hace más o menos un año empecé a concienciarme de lo importante de comer poco y bueno, mejor que mucho y malo. Afortunadamente mi familia son de poco comer y el dinero, al menos de momento me llega, privándome de pocas cosas.
    Cierto es que no todo lo compro ecológico, pero intentaría algunas cosas:

    1.- La carne magra puede ser no ecológica (el músculo suele estar menos contaminado) mientras que las vísceras y productos derivados como huevos, leche, diría que si no es ecológico no lo comas. Además el precio de estos alimentos aunque se doble suele ser bajo.

    2.- http://www.evamuerdelamanzana.com/2015/06/paleo-para-dummies-carbohidratos/
    Especialmente importante lo de las patatas y manzanas.

    3.- No ocnsumir productos envasados con más de 4 ingredientes.

    4.- Consumir pescado maduro (pezquñines no gracias) peor no muy maduro. Cuanto más tiempo pase en el mar, más mercurio tendrá… (obvimanete si es de piscifactoría no tendrá ni rastro de mercurio) aunque su contenido en omega-3 será menor… No se puede tener todo!

    5.- Tu cuerpo puede tolerar cierta cantidad de pesticidas (no hay que volverse loco) pero cuanto menor sea mejor salud tendrás…

    Responder
  24. hola buenos dias, pues lo cierto es que yo tambien estoy empezando hace poco a comprar ecologico, pero como tu bien dices todo no es permisivo…
    soy de barcelona y aqui el supermercado donde yo compro se llama ‘veritas’ nose si por ahi tambien habra, si es asi pasate a verlo no esta mal de precio.
    un saludo

    Responder
  25. Hola, para l@s interesad@s, nosotros abrimos una tiendecita en Moratalaz hace año y medio. Estamos especializados en fruta y verdura ecológica. Os apunto la web:

    http://www.detrasdelarbol.org

    Responder
    • El otro día me pasé por la tienda, y me gustaron mucho dos cosas:
      Que ponen en oferta lo que lleva más tiempo en la tienda (me parece estupendo que no se tire lo que no se venda) y una pera que al abrirla tenía coco (signo de que NO tiene pesticidas)
      Por otro lado, debo decir que no me gustó que en la web ponga que abre a las 17:00 y al llegar viera en la puerta que abre a las 17:30. Al final, ese día se abrió a las 17:51.
      Y si ya que se actualiza la web se pone también que para otros barrios se sirve por 6€ de gastos de envío o pedido mínimo de 40€, pues tanto mejor!

  26. Hola! Os invito a conocer nuestra pequeña pero muy bien surtida tienda familiar Cada Día Bio. Detras de ella hay una historia personal que también un día nos hizo despertar y ver lo que no queríamos ver! Saludos y gracias por este post muy interesante!

    Responder
  27. […] forma sobrevenida, llegó Cata de The Good Food Company invitándome a descubrir el mundo de la comida ecológica y mi querida Marian (Boticaria García) contando las pestes del azúcar y decidí que igual era […]

    Responder

Deja una Respuesta

Por favor, ten en cuenta que al dejar un comentario en Sonambulistas, estás aceptando nuestra política de privacidad. ¡Muchas gracias!