El Café del Viernes + Cuestión de Actitud

frase actitud churchill

Cada viernes en Sonambulistas nos tomamos un café virtual con todas las personas que hay al otro lado de la pantalla, ¿coges tu café y te lo tomas con nosotras?

Si estuviésemos tomando un café… hoy empezaría fuerte y en plan “filosófico” total (y conste que no suele ser mi estilo), y reflexionaría sobre algo que tengo muy claro: todo en esta vida es cuestión de actitud. El otro día lo comentaba con Paula de Olivia Soaps en casa de Marta, de Babáa, y justo después, en una cena con las madres del cole, me encontré hablando sobre temas completamente distintos pero llegando a la misma conclusión.

Si estuviésemos tomando un café… os contaría que ayer, en las Tea & Talk organizadas por Gourmetillo y Hello! Creatividad, también estuve en una conversación en la que hablábamos de que en función de la actitud con la que enfoques las cosas que te pasan o tienes que afrontar eres más o menos feliz. Los que me conocen saben que soy una persona  muy optimista, que siempre veo el vaso tres cuartas partes lleno. Es cierto que siempre he tenido mucha suerte en la vida, no lo voy a negar, y probablemente eso haya facilitado el tener una actitud siempre positiva.

Hay personas que conciben el hecho de tener un hijos casi como una “carga” (alucino sólo de escribirlo). Que si ya no puedo salir por la noche. Que si ya no puedo ir de viaje. Que le dicen a otros, que están pensando en tenerlos “pues aprovecha, porque luego ya se acaba todo”… ¿qué se acaba qué? ¿cómo? Cuando tienes niños las cosas cambian, sí. Claro que las cosas son distintas: son mejores. Voy al parque y me encuentro con padres y madres que me dicen que “no soportan el momento parque”. No debería juzgar a nadie, pero la verdad es que me cuesta entenderles: yo doy gracias por poder ir al parque con mis niños y poder jugar con ellos. Jugar. Qué importante es que los padres también juguemos con ellos. Y a mucha gente le parece una pérdida de tiempo. En serio. Os prometo que lo oigo más a menudo de lo que me gustaría. Y no me voy a colgar la etiqueta de “buena madre”, claro que hay veces que me desesperan, claro que a veces estoy reventada y no me apetece leer el cuento, claro que hay días en los que estoy estresada y me agobia bajar al parque. Pero siempre pienso que es un problema mío, no de ellos. Así que cambio la actitud y precisamente esos días son los que más me esfuerzo por jugar, por sonreír y por tener más paciencia de la habitual. No siempre lo consigo, claro. Pero lo intento.

Vas a trabajar y mucha gente está AMARGADA, y perdonad que sea así de brusca: que si es un horror, que si mi jefe tal, que si soy un esclavo, que si qué se han creído… ¿perdona? ¿qué tienes trabajo, tal y como están las cosas, y te pasas el día quejándote? Yo hasta hace muy poco trabajaba en un despacho con un nivel de exigencia alto. Altísimo. Con unos horarios interminables. Of course, es duro. No es fácil. Pero bueno, ya que tienes que estar allí por la razón que sea (te interesa profesionalmente, lo necesitas económicamente, etc.), lo mejor es llevarlo lo mejor posible, ¿o no? Y el que tienes al lado no tiene por qué estar aguantando la queja constante, el mantra de “ay, pobrecito yo”. ¿Cómo? ¿tú? ¿y la gente que no puede pagar la hipoteca? ¿y la que no tiene comida para dar de comer a sus hijos? No es tan difícil vestirte con tu mejor sonrisa e intentar hacer la vida más fácil a los que tienes alrededor.

En fin, ya me estoy enrollando y mejor no sigo o no vais a volver a este blog otro día… pero es que estamos tomando un café, y es lo que os contaría si estuviésemos tomando ese café…

Actitud, actitud, actitud. Positiva, optimista, con ganas de sacar lo mejor de cada situación o momento en lugar de centrarnos en la parte mala. No es un mal plan, ¿no creéis?

Si estuviésemos tomando un café... os diría que pronto os hablaré un poco más de qué es eso de las Tea & Talk: unos eventos presenciales en el estudio que compartimos con Lucía M (The Messy Tree Studio) para desvirtualizar a las personas que conocemos a través de internet, una tarde en la que pasar un rato agradable en calcetines y mientras disfrutamos de las creaciones culinarias que salen de la imaginación de Mario y de Mamen. Podéis ver algunas fotos de ayer y del jueves pasado en Instagram con el hashtag #teaandtalk, próximamente más… y por cierto… ¡¡muchas gracias a todos los que habéis compartido con nosotros las primeras, ha sido genial volver a coincidir con algunas y conocer a otras!!

Si estuviésemos tomando un café... os preguntaría si estáis de acuerdo conmigo: ¿es todo una cuestión de actitud? ¿creéis que a veces no es un tema de actitud y que hay personas que por más que lo intenten no pueden cambiar su forma de responder a las cosas? ¿o que todo se puede ir modelando? ¿tenéis situaciones más o menos difíciles, o agotadoras a diario y las lleváis mejor en función de la actitud que le pongáis? Ya me vais contando mientras tomáis el café…

– Mar

PD: Have a Nice Day porque no cuesta tanto, y si estáis por Madrid no os perdáis este fin de semana el mercadillo benéfico navideño de Fundación Aladina. Toda la info en el blog de Bea y la ocasión bien lo merece.

  1. Marta García

    Buenos días!

    Si estuviésemos tomando café te diría que yo también creo que es cuestión de actitud, almenos en la mayoría de cosas, y como dices, hay veces que no haber tenido mucha suerte en la vida no ayuda a tener ese buena actitud delante, ya no de los problemas, si no de las acciones más cotidianas del día a día… y conozco varias personas cercanas en una situación difícil y realmente cuesta mucho ayudarles a ver lo positivo de todo.

    Si estuviésemos tomando café te diría que mi peque es lo más importante en la vida y sí, han cambiado cosas en mi rutina, pero esta se ha vuelto más emocionante, ver como descubre cosas, como se alegra de sus logros, responderle esas preguntas tan curiosas que hacen… eso vale más que un viaje o una fiesta nocturna! Además yo tengo la suerte de que él y su iaia se adoran y a veces nos pide quedarse a dormir con ella, y ese es el momento que aprovechamos con mi marido para tener esa cena ‘tranquila’ i ‘aburrida’ que nos hace estar a las 22h en casa desenado dormir del tirón 😉
    Y perdón, pero… quien dice que no se puede viajar con niños? Naturalmente que se puede! Sólo has de buscar destinos y actividades que hagan que ni los peques ni nosotros nos aburramos.

    Si estuviésemos tomando café, te diría que tengo que seguir trabajando antes de que se entere el jefe! 😉

    Buen fin de semana!

    Responder
    • ¡Hola Marta!

      Por supuesto, tienes toda la razón: por eso aclaraba que yo he tenido mucha suerte. Está claro que cuando la vida no para de darte palos, que a veces pasa, todo es muchísimo más difícil… pero así y todo es la vida que ha tocado, y es importante intentar tener la mejor actitud ante ella, ¿no crees? Pero vamos, que coincido en que hay cosas muy complicadas…

      En cuanto a lo de las cenas tranquilas en las que al final sólo quieres volverte a casa… me suena, me suena, ¡también nos pasa!

      Un besazo y feliz fin de semana!

  2. Que placer volver a unirme al café de los viernes y que bien que saben.
    Hace un par de semanas me estanque yo misma y el jueves pasado volví a darme cuenta que tengo que sonreírle más a la vida, y esta semana no he parado de leer por casualidad artículos de la actitud positiva, debe de ser una señal o simplemente las fechas que se acercan jeje
    Ojala nos levantáramos cada mañana y nos mirásemos al espejo y nos sonriéramos a nosotros mismo, seguro que todo sería más fácil!

    Si estuviéramos tomando el café os diría que quiero un Tea & Talk en Barcelona, seguro que fue una tarde increíble, y me encantaría unirme a ellos, a más os diré que me ofrezco para ayudaros si algún día os animáis a montar un Tea & Talk en Barcelona 🙂

    Buen fin (:

    Responder
    • ¡Hola Arantza, un placer tenerte por aquí!

      Jajaja, pues puede ser que sea el tema del momento, no sé, la verdad es que yo veo que siempre acabo en las conversaciones con la misma cantinela… y me apetecía compartirla.

      Uyy lo de las Tea & Talk en Barcelona se está haciendo petición unánime, nos lo vamos a tener que plantear :DDD ¡así que gracias por el ofrecimiento!

      Un besazo,

      Mar

  3. Paula Martín

    Si estuvieramos tomando un café (calentito por favor, que hace un frío que pela) te diría que yo creo que no es la suerte que has tenido la que te hace tener una actitud positiva, sino que tu actitud hace que tengas suerte. Que tu actitud hace que veas las pequeñas cosas y las valores y que pienses que la vida te sonríe. Todos deveríamos tener esa actitud.

    Si estuvieramos tomando un café te diría que hoy mi café va sobre Instagram y que os invito a tomarlo conmigo en el blog. (http://www.fotografiadeunmomento.es/instagram/)

    Con un café en la mano os diría que yo estuve en uno de los mercadillos que ha celebrado la Fundación Aladina, y que fue una pasada de bonito en aquella ocasión. ASí que, si este es como aquel os recomendaría a todos que fuerais.

    Responder
    • ¡Hola Paula!

      Es importante tener buena actitud y me encanta tu visión, pero también entiendo que a veces la vida hay personas a las que le da la espalda y todo se hace más complicado…

      Ahora me paso por tu blog, y deseando pasar por el Mercadillo de Aladina!!

  4. Si estuvieramos tomando un café, te diria que tienes mucha razon, que la actitud es la clave en todo en la vida…que cuando hablamos de ser padres, hay que saber que esto implica muchas cosas preciosas y tambien que tiene un precio y que hay que estar prepared@s para ello, que cada un@ tiene sus circonstancias que le influyen y que una de las claves para trabajar la actitud es parar de dejarse arrastrar por la tendencia al negativism y valorar lo positivo que cada un@ tiene. Un tip facil de usar es preguntarse cada mañana: ¿porque me puedo alegrar de empezar esta joranda de hoy? o otra forma de cambiar la actitud que nos rodea es no caer en el pesimismo de los lunes y verlo como el comienzo de una gran semana. en fin, que tendriamos mucho de que hablar y cuanto antes, me apunto al Tea & Talk, mejor. Un beso

    Responder
    • Buenas Isabelle, bienvenida por aquí!

      Me encanta lo que propones y yo, sin pensarlo, suelo hacerlo: buscar la causa para dar gracias y ver el lado positivo.
      jeje, me encantará verte en un Tea & Talk 😀

      ¡Un besazo!

      Mar

  5. Buen día!
    con mi infusión calentita en la mano os diría q m ha encantado el post, bravo! “Es cuestión de actitud” es mi frase de cabecera. Mientras reposa mi infu os cuento que aunque no soy madre todavía es algo que siempre he tenido muy claro y que comparto con mi pareja: no toca tener hijos, eliges, y eso supone cambios que aceptas y deseas, una nueva etapa por vivir (porque la vida son etapas), y también escucho mucho este tipo de comentarios q me dan mucha rabia y pena…
    Pero mira, todo es cuestión de actitud. Yo ahora me siento delante de mi ordenador porque yo lo he decidido, y en tres meses he dejado una temporada mi curro en busca de actitud, de pasión y alegría, y me he cambiado de ciudad, me he venido a vivir con mi chico… y desde entonces (con fantasmas, claro) vivo cada día con una felicidad q m flipa!!! Disfrutando, donde no hay viernes, lunes o domingos, y donde busco mi pasión, me agobio, pero sobre todo sonrío mucho y encuentro paz en mi y en mi hogar… así q si, es cuestión de actitud ante la vida!
    mmm como presta con este frío poner las manos en la taza caliente… jejej
    Y aquí sigo, buscando mi camino, admirando a chicas como tú q transmitís alegría y pasión.
    Gracias por este momento, me ha sabido a gloria!!!!
    Felices días
    *en mi blog http://www.feelingandgo.com he comenzado a escribir porque sentía la necesidad, y en esas estoy, descubriendo y descubriéndome! yeah

    Responder
    • ¡Muchas gracias Alba por tu comentario!

      Es admirable que haya valientes como tú que se atreven a decidir su propio camino, ¡y me alegro de que estés contenta avanzando con tu blog!

      Un abrazo enorme,

      Mar

  6. Pues yo creo que probablemente hayas tenido suerte en la vida debido a esa actitud positiva y no al contrario, yo creo mucho en ello, y a mi me pasa algo parecido.

    Llego al avión y todo son malas caras y agobios, pero bueno, “disfrutar”, tenemos un trabajo precioso y nadie lo valora, es cierto que la aviación no es lo que era, pero claro, empezando por muchos trabajadores que desde luego por vocación, ¡¡no es!! Yo claro que llego cansada de vuelos, harta de pasajeros, pero nunca, nunca pierdo la sonrisa dentro del avión, tengo la grandísima suerte de hacer lo que me gusta, viajar y que encima me paguen por ello, todos se quejan de estar fuera de casa, ¡¡pues claro!! ya sabías lo que era este trabajo ¿no?

    Yo confesaré que soy de las que odio el parque, me supera, pero claro que voy, y lo disfruto con ella, y seguiré estando presente en el parque con la segunda y haciendo vida social y riendo y jugando, porque al final su sonrisa es lo que cuenta.

    Un besazo y feliz fin de semana.

    Responder
    • Completamente de acuerdo Almudena, la actitud siempre favorece que nos pasen cosas buenas, o que las malas duren menos!

    • ¡Hola Almu!

      Me parece súper importante el poner una sonrisa cada día en el trabajo, en la panadería, a tus hijos aunque estés cansado… no da buen rollo estar rodeada de gente que se pasa el día quejándose en lugar de dar gracias por las cosas buenas que tiene, como por ejemplo… trabajo.

      ¡Un beso!

      Mar

  7. Ummm!! interesante este cafetito!
    Decirte que me viene genial este post sobre optimismo porque he tenido una semana de pena en el trabajo, decepcionada por algunos de mis compañeros, esos que solo se quejan de su trabajo, exigen cada vez más y más y encima te critican a ti y te pisotean si no te subes a su barco (y todo esto siendo, no solo privilegiados por trabajar, es que nuestro puesto está asegurado, tenemos un horario de 8 a 3 y sueldos muy, muy dignos…).
    He estado dos días de bajón absoluto, que no me apetecía ni ir a trabajar, cuando a mí me encanta mi trabajo, y es que tardo mucho en superar las decepciones… pero al tercer día me planté, puse una sonrisa tremenda antes de entrar y sigo con ella, que a mí nadie me amarga, ¡hombre! je, je, pues eso… que es cuestión de actitud ante la vida.
    P.D. creo que mi sonrisa es directamente proporcional a su cabreo, cuanto más sonrío más amargados están, ja, ja, ja. Eso sí, los compañeros de verdad están encantados de volver a verme así ;), y yo de tenerlos a mi lado.

    Responder
    • ¡Hola Estela!

      Es lo que hay que hacer, plantarse y poner buena cara, es lo que le decía a Almu, no es agradable estar rodeada de quejas y malos rollos en el trabajo… pero si los hay, porque hay gente que no hay manera, pues hay que llevarlo lo mejor posible.

      Jajaja, me encanta que tu sonrisa sea directamente proporcional a su cabreo 😉

      Bs!

      Mar

  8. Cuánta razón Mar! El año pasado hacía yo una reflexión similar en mi blog: http://www.aburridasdecuentosdeprincesas.com/2013/04/y-digo-yo-sera-verdad-que-es-una.html
    El caso es que siempre es más fácil cuando te viene el viento de cara, pero yo que actualmente estoy pasando un momento más complicado, sigo pensando exactamente lo mismo, y he decidido echarle valor a la vida y a sus baches. Por cierto, esta mañana madrugué para tomarme el café más que vosotras, pero aquí os dejo el mío de hoy:
    http://www.aburridasdecuentosdeprincesas.com/2014/12/cafe-del-viernes-re-vuelta-y-2015.html
    Feliz fin de semana!
    Tania

    Responder
    • ¡Hola Tania!

      Sin duda es más fácil cuando tienes suerte, pero yo también creo que en función de la actitud las cosas malas se afrontan de una u otra forma… jajaja yo madrugar madrugué, pero con tres enanos rondando el café no llega puntual 😀

      Mucho ánimo con ese bache, espero que pase pronto,

      ¡Bs!

      Mar

  9. Pues parece que coincidimos porque en nuestro café de hoy también hablamos de niños y de tiempo. Del tiempo que pasamos con ellos… Tampoco he entendido nunca la gente que habla de esa manera de sus hijos, como el “ahora no puedo hacer…” Ahora puedo hacer OTRAS cosas, que seguramente no hubiera hecho si no los hubiera tenido.
    En fin, tiempo que se están perdiendo…
    Me ha encantado tomarme el café con vosotras… Os invito al nuestro.
    Bss y feliz finde

    Responder
    • ¡¡Hola!!

      Qué coincidencia 😀 Pues no puedo estar más de acuerdo, yo hago DE TODO y más con mis hijos, quizás otras cosas, como dices, pero muchísimas y con la misma o más alegrías.

      Me paso ahora por vuestro café, ¡un beso!

  10. Pues ahi queda mi cafecito! Hoy también de reflexiones!!!
    http://lalibretadeamaya.blogspot.com.es/2014/12/el-cafe-de-los-viernes_12.html

    Responder
  11. Hola Mar, si me estuviera tomando una café te diría… Que soy muy afortunada por tener un compañero en la vida y unos hijos en común maravillosos. Que desde que nacieron me han hecho mejor persona, pero que no se porque yo soy muy negativa y que cuando más feliz estoy me viene una tristeza…
    Que viajamos lo que podemos y vivimos muy buenos momentos, que intentamos aprovechar cualquier momento que podemos para estar solos, aunque pocos… Pero ya vendrán…

    Responder
  12. Uy sí!! Si tomara un café, que no tomo casi nunca porque lo mío es el mate, te diría que tengo muchas ganas de que organicéis los Tea & Talk en Barcelona!! Me encantaría!!
    con respecto a lo de la actitud positiva u optimista, estoy totalmente de acuerdo! Cuando la situación es muy mala, es totalmente comprensible, pero aún así, conozco mucha gente que no pierden esa mirada de luz a pesar de las malas circunstancias! Creo que es absolutamente sano para uno mismo y también para nuestro entorno, hijos, parejas, amigos, compañeros de trabajo, etc.
    este invierno, gracias a Dios, no estoy dando abasto con mi mini emprendimiento “El Rincón de Teo” , y no puedo estar más que agradecida, tanto que estoy por empezar otro nuevo proyecto, que me hace mucha ilusión!! Mis hijitos son hermosos, y puedo estar con ellos porque trabajo desde casa. No todo es magnífico y maravilloso, la vida es dura a veces, no es fácil ser inmigrante, pero que nunca se pierda el optimismo!
    un besote y las espero en Barcelona!

    Responder

Deja una Respuesta

Por favor, ten en cuenta que al dejar un comentario en Sonambulistas, estás aceptando nuestra política de privacidad. ¡Muchas gracias!