¡Extra, extra! Cuando aprender a leer les cuesta

lectura y problemas de aprendizaje

imagen

Que cada niño es un mundo es algo que creo que, a estas alturas, todo el que tenga hijos sabe bien. Si, además, tienes más de un hijo, es algo que constatas cada día, desde que nacen prácticamente: poco importa lo mucho o poco que crees que se parezcan, la mucha o poca diferencia de edad que se lleven, cada día te demuestran que cada uno es único, ¿o no? Personalmente, creo que es una de las cosas que más me cuesta de la maternidad: comprender que cada uno de mis hijos tiene unas necesidades distintas, y tratar de cubrirlas.

Y este año, aunque hemos empezado con buenísimo pie el curso escolar, me encuentro más a menudo de lo que me gustaría “peleando” con mi mediana (léanse bien las comillas, que estoy en modo muy zen y yo ya no me peleo con nadie) para que lea dos frases al día: no puede con ello, no le motiva nada y le cuesta horrores, o eso cree ella, así que el simple hecho de coger un libro se convierte en una cara hasta el suelo y pereza absoluta. Yo me debato cada día entre dejarla en paz, a su aire, o animarla a leer aunque sea una palabra al día y que vea, poco a poco, que ella claro que puede, que sabe leer de sobra y que, con un poquito de esfuerzo por parte de las dos, conseguiremos recuperar la ilusión en la lectura.

Como cada día cambio de opinión, porque no me queda claro nunca qué es lo mejor en estos casos, he decidido entregarme yo también a la lectura y os traigo aquí un poco de research por si estáis en una situación parecida y os ayuda:

  1. Este post sobre cómo fomentar la autoestimahacer que tu hijo recupere la confianza en que sabe leer. Está en inglés, pero creo que merece la pena.
  2. Aquí explican muy bien el proceso que siguen los niños para leer, y en qué debes fijarte para saber si es posible que tu hijo tenga dislexia.
  3. El post que escribí hace tiempo, cuando la mayor se soltó a leer, y que me recuerda que llegará el día, antes o después, en que haga “clic” en su cabeza y de pronto coger un libro le parezca apasionante y no un estrés. Tiempo al tiempo.
  4. Este otro post, en inglés también, con ideas para acercar la lectura a niños especialmente movidos y que a mi hija le va “al pelo”.
  5. Y, para terminar, el libro Psicología de la lectura, de Fernando Cuetos, referente nacional en psicología del lenguaje y problemas de aprendizaje como la dislexia, y que hace mucho hincapié en que cuanto antes se detecten los problemas de aprendizaje, mejor y más fácil será la solución.

¿Y vosotros? ¿Cómo os habéis iniciado en el mundo de la lectura? 

-María

  1. A nosotros aun nos queda para llegar a la lectura, pero me alegra saber que hay tanta informacion en la red por si nos encontramos con lo mismo

    Responder
    • Lo importante, sobre todo, es saber que es normal, y que nadie es mejor o peor por eso 😉
      ¡Beso gordo!

  2. Buenos días!
    Voy a expresar mi opnión sobre el tema aprendizaje de la lectura en españa, creo que en España se ” obliga” a los niños a aprender a leer muy pronto porque aunque es verdad que muchos están muy preparados y rapido hacen el click, otros muchos no tienen en 3 de infantil la madurez para hacer el click. Creo que si hiciesemos como en los paises nordicos y en infantil les dejasemos solo jugar y ya en primaria que empezasen a aprender las cosas, les sería mucho más facil a ellos y creairia menos frustraciones en los niños .
    Por otro lado esta el amor a la lectura o la afición, a un niño que le cuesta, luego le va a ser mas dificil que le guste si lo ha pasado mal…pero todo tiene remedio, lo importante es dar con una serie de libros, un comic, con algo que les guste y les entretenga y poco a poco la afición puede lelgar si se cultiva.
    Como madre de dos niñas de 10 años, recomiendo para emepzar la aficion por la lectura la serie de Junie B Jones y la de Tea Stilton, mis hijs se engancharon cada una a una de estas series y ahora tengo la suerte de tener dos grandes lectoras en casa.
    Feliz fin de semana!

    Responder
    • Gracias, Carol. Yo creo igual, que hay niños más o menos maduros, pero en mi colegio siempre nos han dicho que no es objetivo de infantil salir de allí leyendo así que, aunque es cierto que hacen mucho hincapié en la lectura y escritura, no es lo único en lo que se centran. Mi hija, que es mucho más manual y le encanta toquetearlo todo, era la reina de las manualidades de infantil, y la dejaban centrarse en ello. Por eso digo en el post que no sé bien cómo enfrentarme a ello, si animándola o dejándola a su aire; creo que no es lo suficientemente madura, siempre lo ha sido, y ser de noviembre tampoco ha ayudado demasiado, así que no es un tema que me preocupe demasiado. Sé que hará clic, antes o después, y todos contentos, pero es cierto que al estar en primaria sí que insisten mucho en la lectura, y ella hoy por hoy le tiene tirria. Los libros le apasionan, más de una vez te la encuentras en su cuarto, tirada en la cama o el suelo, mirando libros, pero le gusta que se los lean: ella cree que no sabe leer, se enfada y no quiere ni intentarlo (lo de que sea un pelín orgullosa tampoco ayuda jejeje).
      Muchas gracias por las recomendaciones de libros, tengo a la mayor enganchada a Junie B Jones también; para esta, sin embargo, los únicos libros que tolera porque tienen letra ligada, más bien grande, y son cortitos, son los de la colección Chiquicuentos de la Editorial Bruño 😉
      ¡Beso gordo!

  3. patri de Mallorkids

    Aiii María…. yo este año por fin empiezo a estar tranquila.
    Mi hija además de ser de las pequeñeas de la clase, tardó mucho en comprender la unión de las letras. Y por fín ahora en segundo de primaria empieza a gustarle esto de la lectura. El otro día hasta me soltó un “mamá qué haría yo sin la lectura!!” (O:O – a cuadros me quedé cuando hasta ahora era un suplicio!!).
    Durante primero de primaria yo despotricaba contra el sistema, porque veia que no tenia en cuenta la madurez de los niños, pero claro.. no me quedaba otra que aceptarlo y “presionar” a la niña en contra de su madurez si no quería que la niña repitiese (porque sí, en primero repiten, dos de su clase han repetido).
    Y aunque hay quienes consideran que mejor repetir más pronto que tarde…. en serio en primaria???? en serio?????? creo que se les puede dar un margen más amplio a los niños que a lo mejor maduran un pelin mas tarde, porque a estas edades la diferencia de medio año se nota..
    Primero de primaria fue duro, no quería que ella se quedara atrás porque podía afectar a su autoestima. Y sí le afectó, aunque ahora que ve que ya puede leer como los demás está emocionada y creo que más motivada que si hubiera aprendido a leer con el resto!!!.
    Gracias por la información, creo que nos viene muy bien a todas las mamis cuyos hijos no hacen el click cuando se les exige.

    Responder
    • Pues yo pienso como tú, Patri: ¿en serio en primaria? (!!!!!) Te leo y te agradezco tanto que compartas tu experiencia… que sí, que sé que esta mico hará clic y todos contentos, pero lo que me aterra es lo que dices: que afecte a su autoestima. Que sienta que es peor que el resto porque no sepa leer. Porque creo que son muy pequeños aún como para pensar siquiera en que puedan ser inferiores a nadie. Creo que tengo suerte y que su profesora está preparada para lidiar con ello, y me consuela (en parte) saber que no es la única niña de su clase que aún no lee con la suficiente confianza como para considerarlo “leer” y como para que ellos mismos consideren que leer es divertido y no un suplicio de sílabas sin sentido. Pero vamos, que estos días he estado empapándome de información para ver cómo podía ayudarla a sentirse más segura y por eso me he animado a compartirla con el resto; estoy segura de que somos muchos, muchísimos, los que tenemos algún hijo a los que les cuesta leer, o escribir, o lo que sea, y que cuanta más información tengamos para ayudarles y detectar posibles problemas, mejor será para los niños, y las familias.
      ¡Beso enorme!

Deja una Respuesta

Por favor, ten en cuenta que al dejar un comentario en Sonambulistas, estás aceptando nuestra política de privacidad. ¡Muchas gracias!