Un día en el campo en Cutamilla

portada cutamilla

No sé los vuestros, pero mis niños son niños urbanos. Urbanos, sí, muy urbanos. No es que sea una excusa (o quizás sí, para qué nos vamos a engañar ;p) pero vivimos en el centro de Madrid y hacemos muchos viajes a Sevilla y a Alicante a ver a los abuelos, así que no nos queda demasiado tiempo para ir al campo. Por eso, cuando Mara nos invitó a pasar el fin de semana en familia Monte de Cutamilla (en Sigüenza) y se lo comenté a mi marido, a ambos nos pareció la oportunidad perfecta para que los niños pasaran un día en el campo.

Además, Bea me había hablado mucho de Cutamilla y la verdad es que me apetecía muchísimo conocer la Finca.

La finca es una reserva natural histórica privada en la que no sólo se organizan bodas y eventos muy especiales, sino también reuniones de empresa y otras actividades, como circuitos 4×4 o rodajes, por ejemplo.

Sabiendo además quiénes iban a pasar el fin de semana con nosotros, el plan apuntaba a planazo, y desde luego así fue…

Finca Monte de Cutamilla

Ya desde que estás llegando a Cutamilla (muy cerquita de Madrid, apenas a 1,15 h) el entorno te atrapa y te olvida de todo lo demás. A mí me suele resultar difícil desconectar de las mil cosas que tengo que hacer siempre, pero fue poner el pie fuera del coche y os prometo que no volví a pensar en nada más que no fuese disfrutar del paisaje, del campo, de mis niños y mi marido y de las conversaciones con el resto de personas que nos acompañaron durante todo el día.

Cuando llegamos y mientras esperábamos al resto, Mara y su marido con sus tres hijos y Bea con sus niñas nos llevaron a ver a las vacas y los burritos: ya os podéis imaginar que los niños ya no necesitaban más, ¡estaban encantados!

Poco a poco, fueron llegando Lucía & Family, Indara con Iván y su perrita Jimena, Sally & Angi, Cata, Bárbara y su familia, Eva y Cuca con su marido y sus hijos. Una vez estuvimos todos nos pusimos en marcha a recorrer la finca, ya que Mara y su familia nos habían preparado un montón de cosas bonitas por hacer para disfrutar al máximo del día, de Cutamilla y de la compañía…

Finca Monte de Cutamilla Finca Monte de Cutamilla

Adriana había pasado el día anterior con un poquito de fiebre y seguía pachucha y por eso , así que mientras su padre y yo le hacíamos un poco de caso, Jose y Mar se fueron con Bea y sus dos niñas, Martina y Lola, a recoger setas, todo mientras María, de Más que Pájaros, nos explicaba cuáles había que coger y cuáles no, y cómo había que cogerlas. Ya veis que entre todos no se nos dio nada mal la recogida 😀

Finca Monte de Cutamilla Finca Monte de Cutamilla Finca Monte de Cutamilla

Lo más divertido fue ver a Adriana descubriendo el monte y ver cómo jugaban los niños: no os voy a contar las conversaciones surrealistas que tenían estos tres pero os aseguro que eran para reirse un rato y cómo no, bastante escatológicas 😀

Finca Monte de Cutamilla Finca Monte de Cutamilla Finca Monte de Cutamilla

Después comenzamos a andar por el monte y, mientras los mayores no dejábamos de repetir lo espectacular del paisaje y del entorno (porque os aseguro que es espectacular), los niños pisaban charcos de barro, cruzaban puentes, corrían tiraban piedras al río y escalaban, entre otras muchas ocurrencias: vamos, disfrutando del contacto con la naturaleza 100%.

Por cierto, la foto en la que salgo con la baby la hizo Mar con sus 5 añazos, esta niña apunta maneras 😀

Finca Monte de Cutamilla

Mientras páseabamos, Sally iba con Mara cogiendo todo tipo de ramas y elementos naturales para lo que nos tenían reservado después…

Finca Monte de Cutamilla Finca Monte de Cutamilla

El día estuvo hasta acompañado de buen tiempo, 22 de noviembre en Sigüenza y sin abrigo… no está mal, ¿eh? A Adriana, por si acaso, no le quité el gorro de conejito de Oeuf que compré en la nueva tienda de ThanksMum el día anterior… bueno, por si acaso y porque me la comía con ese gorrito, ¿no os parece? El jersey se lo hizo mi madre, a ella y a sus dos hermanos: está mal que lo diga yo, pero os aseguro que son preciosos.

SONY DSC Finca Monte de Cutamilla Finca Monte de Cutamilla Finca Monte de Cutamilla

Después del paseo por el monte descubrimos, en un precioso rincón junto al río, el súper picnic que nos habían preparado Mara y Ángel Luis. Ellos, además de Monte de Cutamilla, dirigen Mara Catering, y se nota en el cuidado que ponen en cada detalle… ¡y en lo exquisito que estaba todo!

A la mayoría de los que estaban allí los conocía, pero a otros no como a Cata de Save the Date Project, la propia Mara & family, Cuca y su marido o Eva de Colorín Colorado, pero la verdad es que pasamos el día charlando de una cosa y de otra como si nos conociésemos desde siempre.

Finca Monte de Cutamilla

Atención al momento blogger (bueno, es momento siglo XXI, que también lo hacen los “no bloggers”) cuando llegamos al catering: ¡niños! ¡esperad un momento! ¡las fotos! ¡no comáis todavía! Jajaja, no tenemos remedio…

Finca Monte de Cutamilla

Y aquí las nuevas generaciones: ¡Lolita también quería hacer foto del momento picnic!

  Finca Monte de Cutamilla  

No tengo fotos del resto del día porque, en primer lugar, con tres niños lo de hacer fotografías se convierte en todo un resto, y en segundo lugar y principalmente, porque decidí poner el “off” y dedicarme a disfrutar de verdad.

Siguió una tarde de conversaciones interesantes y en la que, mientras los niños jugaban y los maridos presentes se conocían, aprendimos a hacer cremas naturales caseras, aprendimos de la gran Sally Hambleton cómo con 4 ramas y media y cositas de aquí y allá podemos montar una corona de Navidad u otros adornos (el mío ya cuelga de la entrada para dar por inaugurada oficialmente la Navidad) y, finalmente, degustamos una carne espectacular que nos prepararon el padre y el hermano de Mara y que no podía estar más rica:

Carne de Cutamilla, una carne natural y ecológica 100% con un sabor riquísimo que desde hace muy muy poquito y ante la demanda de todos los que la probaban en petit comité han decidido poner a disposición del público de forma limitada y ocasional en su web.

Y después de pasar un día estupendo en un sitio increíble y con una compañía inmejorable, pusimos rumbo a Madrid el mismo sábado por la noche: ni que decir tiene que los niños cayeron dormidos al minuto de subirlos en el coche, no sin antes decirnos que había sido “el mejor día de sus vidas” 😀

Muchísimas gracias Mara & family por invitarnos a vuestra casa y por vuestra hospitalidad y cariño, y ¡un besazo a todos los que estuvistéis, espero que volvamos a coincidir fuera del mundo virtual muy pronto!

Por cierto… ¿vosotros hacéis muchos planes de naturaleza / campo con los niños? ¿Cómo lo organizáis? La verdad es que después de ver cómo disfrutaron me apetece llevarles a estar en contacto con la naturaleza más a menudo…

– Mar

PD: Por si os lo habéis perdido, no dejéis de leer 15 cosas que no sabes sobre Bea, de Con Botas de Agua, y aquí la camiseta de rayas que llevaba puesta el sábado.

 PD2: Me casaba otra vez en Cutamilla mañana mismo, que lo sepáis.

  1. Es una maravilla y es que toda esa parte de Guadalaja es amor puro, yo estoy deseando que vuelva mi chico porque nos han regalado una casa rural cerca del hayedo de tejera negra y nadie sabe las ganas que tengo de volver, a pesar de ser de Guadalajar solo he ido dos veces y a Sigüenza UNA!!!
    Las fotos de vuestro fin de semana, o vuestro día en el caso de algunos nos han dado mucha envidia como ya le he dicho a Bea, se nota que lo habéis disfrutado.
    Un besazo!!

    Responder
    • ¡Hola Almu!

      Qué envidia me das con ese plan que tienes pendiente!! La verdad es que nos lo pasamos súper bien, ¡un besito enorme!

  2. ¡Madre mía! Yo quiero un día a sí de bonito. Que sitio tan preciosos y los niños se lo pasaron pipa. Respirar aire limpio es muy importante. Siempre he creído que también te limpia un poco el alma.
    Besazos

    Responder
    • La verdad es que el sitio era increíble, y tienes razón… se te limpia el alma, desconectas, disfrutas del momento, te olvidas de lo que no es importante pero normalmente te ocupa la cabeza… ¡un besazo!

  3. La verdad es que con vuestros posts me habéis despertado las ganas de irme de excursión familiar al campo!!
    No me extraña que los peques dijeran que era el mejor día de sus vidas! cuàntas cosas geniales en un día!!

    Por cierto, ideal Adriana con ese gorro!! 🙂

    Responder
    • Pues ya sabes Carolina… ¡a liarse la manta a la cabeza!!

      La verdad es que no paramos de hacer cosas, Mara y su marido lo organizaron súper bien

      ¡Muchas gracias, yo qué te voy a decir, me la como con patatas!

  4. Me ha encantado leerlo; ¡qué maravilla poder disfrutar de este plan! Me han entrado un montón de ganas de ir… y probar la comida de Mara, que tiene una pinta… :p Besos!

    Responder
  5. Como se nota que lo habéis pasado genial! que el plan se convierte en planazo cuando hay ganas, diversión, risas, y gente tan creativa e interesante!
    que el no conocer demasiado a alguien no significa que no puedas sentirte entre amigos! y que vamos, tu madre es una pedazo de artista! porque vaya jerseyes chulos! y el gorrito de adriana es…LO MAS.
    esta para comértela! A tu bombón de gafas ni te cuento. ( y a mar, que no se nos olvide)
    Un besote

    Carol

    Responder
    • La verdad es que lo pasamos muy bien y es verdad que en enseguida empiezas conversaciones y parece que estás hablando con alguien que conocías desde siempre…

      Jejeje, muchas gracias por lo de mi madre, se está perfeccionando, se está perfeccionando 😀

      ¡Un besito guapísima, a ver si nos vemos prontito!

      Mar

  6. Acabo de descubrir Sonambulistas y me ha requetechiflado. ¡Vaya cambio más bueno habéis dado! Y ya me he hecho adicta a vuestros cafés 😉
    Un beso grande y enhorabuena!!!

    Responder
  7. QUé chulos son esos días fuera de rutinas y sólo disfrutando de que los peques corran, se diviertan… Pilas a tope!
    Este post irradia buen rollito por doquier 🙂

    Responder
  8. Hola Mar! Que post tan bonito. Me encanta verlo. Lo pasamos muy bien con tan buena compañía. Adriana estaba para comérsela con ese gorrito. Voy a pedir uno a los reyes para mi chiquitina.
    Un abrazo enorme!!
    Nos está escribiendo tanta gente que vamos a organizar algunos planes de este tipo se pueden ver en instagram #cutamilla y en nuestra web.

    Responder

Deja una Respuesta

Por favor, ten en cuenta que al dejar un comentario en Sonambulistas, estás aceptando nuestra política de privacidad. ¡Muchas gracias!