Yo también necesito un recreo

Nos ha llegado este vídeo de la nueva campaña de Babybel y a mí, al menos, me ha hecho reflexionar. Reconozco que hay dos cosas que me han matado: la primera frase, la de “mi madre está todo el día trabajando”, y cuando la niña que dice eso de “mamá, descansa un poco, descansa un poco” imita a su madre con el teclado del ordenador y el móvil… ¿no os habéis sentido también identificadísimos?

Da igual padre que madre, no se trata de eso aquí, sino de lo fáciles que son siempre las cosas para los niños. Lo simples que son, y lo complicadas que las hacemos nosotros mismos.

Porque sí, a veces no nos damos cuenta pero somos el mejor ejemplo para nuestros hijos, que lo ven todo, ¿y qué tipo de ejemplo les estamos dando si no somos capaces de cortar un poco y disfrutar de nuestro “recreo” con ellos?

Siempre digo que soy una afortunada porque tengo la suerte de trabajar desde casa y (normalmente) puedo organizarme como quiera para no perderme nada de la vida de mis hijos, pero lo cierto es que a veces, cuando recojo a las niñas del colegio con toda esa energía con la que salen y les digo que “luego bajamos al parque” porque sé que tengo que ponerme a trabajar para terminar “un par de cosas” y me da la hora de los baños y cenas… esas veces no me siento, para nada, tan afortunada. 

Y menos aún cuando bajan al parque con mi hermana o con la persona que nos echa un cable en casa y yo les juro y perjuro que en un ratito bajo, que tengo que terminar una cosa rápida… y cuando quiero darme cuenta han pasado dos horas y las estoy oyendo en el rellano del ascensor, ya de vuelta. Seguro que a alguno os suena, ¿a que sí? No hace falta trabajar desde casa para haberlo vivido.

Por eso la campaña de Babybel me ha hecho reflexionar tanto: porque en el fondo sé que no cuesta tanto cortar y seguir después, cuando ya están en la cama. Que sí, que quizá esa noche me iré a la cama a las mil, pero habré podido disfrutar de las risas y juegos de mis hijas, al menos un rato. Quizá incluso sería más fácil bajar un rato al parque con ellos, disfrutar con ellos de su momento de la merienda, que los niños también tienen que reponer fuerzas, y volver a subir después, tras nuestro “recreo” particular, y terminar de trabajar mientras ellos juegan en casa, que tampoco es tan mal plan.

El caso es que el vídeo me ha gustado, y por eso lo comparto con vosotros. Da mucho que pensar, ¿no creéis? Yo, desde luego, me quedo con dos ideas fundamentales: que no tenemos que perder nunca las ganas de salir a jugar al recreo, aunque ese “recreo” cambie en función de la edad de cada cual, y que la vida es muy corta para pasarnos los días delante de una pantalla del ordenador. Vale, va: y que los niños crecen demasiado rápido, ¿de verdad vas a perdértelo?

-María

  1. Interesante….
    En la línea del de ikea.
    Despierta en mi sentimientos enfrentados.
    Gracias por compartir
    Besos mil!

    Responder
    • María

      Si te digo que nunca llegué a ver el de Ikea completo, ¿me crees? Jajaja. Hablaron tanto de él que supongo que perdí el interés… De todas formas, creo que lo bueno de estos anuncios, orquestados o no, es que nos hagan reflexionar como padres. No sentirnos culpables, que no creo que sea bueno para nadie, sino reflexionar, e intentar actuar en consonancia la próxima vez que nos veamos en la situación 😉
      ¡Muchos besos y gracias por pasarte, María!

  2. ¡Hola! Os sigo desde hace mucho, pero nunca comento… no sé, cosas de la timidez, supongo. Pero hoy tenía que hacerlo porque ¡me encanta ese anuncio! Como dice María, es muy en la línea de Ikea, y recuerda un poco también a los anuncios de Coca-Cola; hacen pensar, y eso me encanta 🙂

    Besos.
    Nisa, Couple of Cups

    Responder
    • María

      ¡Muchas gracias por animarte a comentar, Nisa! También creo que es importante que nos hagan pensar de vez en cuando 😉
      ¡Beso gordo!

  3. Me quedo con tus reflexiones finales… y añado una más: en qué sociedad vivimos para que los publicistas tengan que recordarnos qué es lo verdaderamente importante. Es que ahora hay muchos anuncios de este tipo… y la abundancia de ellos denota una necesidad que me da miedo y pena pensar que tenemos…
    Un besote!

    Responder
    • Lo sé, la verdad es que a mí también me da “vértigo” que vayamos siempre tan a la carrera que tengan que recordárnoslo con un anuncio, pero en el fondo creo que la reflexión está ahí, que ya la hacemos nosotros mismos (no es nada que no hayamos pensado todos alguna vez)… simplemente otros están diciéndola en alto por ti.
      ¡Beso gordo y gracias por pasarte!

  4. ¿Casualidades de la vida que hoy haya leído el post de Bea CBDA y el vuestro a la vez? Cuando se tiene un trabajo a full fuera de casa y un proyecto personal como es mi caso, no hay día que de vuelta a casa piense en lo mucho que me queda por hacer… Las jornadas se hacen interminables y todo se apunta en la cuenta de “deberes” de mis dos cachorros y mis marido.
    Pero ¿sabéis una cosa? Será el verano que todo lo pone patas arriba pero, a partir de hoy, le dedicaré menos tiempo al whatsapp para dedicárselo a lo más importante que tengo: mis hijos. Creceré menos profesionalmente pero más personalmente. Y cada día tengo más claro, que es lo segundo lo que nos hace verdaderamente felices.
    Un video genial, que, por cierto, se ha grabado en mi pueblo.
    Besos!

    Responder
    • ¡Gracias, Ana! Yo también me lo he propuesto, y he de decir que hasta consigo mantener el propósito por las tardes, cuando recojo a los niños del colegio, y hasta que cenan… ¡a ver lo que nos dura! ¡Y qué viva el disfrutar de la vida personal, que bien ganado nos lo tenemos!
      Beso gordo, -María

Deja una Respuesta

Por favor, ten en cuenta que al dejar un comentario en Sonambulistas, estás aceptando nuestra política de privacidad. ¡Muchas gracias!