El finde está servido + H!C y Viñedos Alonso del Yerro

blackfriday

imagen

Y pensaréis, ¿qué tendrán que ver una cosa con la otra? Pues nada, salvo que los dos tienen un poquito de “Alonso del Yerro”, y que los dos se han unido al Black Friday este año con un descuento del 20%. El código de Alonso del Yerro es BF2015 y podéis utilizarlo en toda la web hasta el sábado a las 23:59h. ¡La excusa perfecta para que probéis estos vinos de los que, como ya os conté, tan orgullosa me siento! El código de Hello! Creatividad es HELLOBLACKFRIDAY y podéis utilizarlo en toda la web hasta esta noche a las 00:00h.

He de reconocer que esto de “americanizarnos” tanto da un poco de vértigo, para qué vamos a engañarnos. Es como el chiste ese (cargado de razón) que ronda siempre por Internet cuando se acerca Halloween: “Que los españoles celebren Halloween, es como si los americanos celebraran en el Missisipi la bajada del Cristo de los Faroles”. Pero también creo que cualquier excusa es buena, y que los descuentos que se ofrecen con la excusa del Black Friday son una buenísima forma de dar con el regalo perfecto para estas navidades, a mucho mejor precio. Y si, además, sirve para que los Reyes Magos, Papá Noel, El Niño Jesús y compañía vayan un poquito más organizados, y consigan no dejarlo todo para el último momento, pues bienvenido sea.

Claro que no sé a quién quiero engañar. Este año me juré y perjuré que no me iba a pillar el toro y, libreta en mano y boli a estrenar, hice una lista estupenda agrupando por categorías: hijos, marido, padres, suegros, ahijados, padrinos, amigos invisibles… todos-toditos, para que no se me olvidara nadie y poder ir organizando todo con tiempo, y… Ahí sigue. Y ahí seguirá. En un arranque de organización solucioné dos de ellos. ¡Dos! ¿Cómo os organizáis vosotros? ¿Sois también de última hora? ¿Algún alma caritativa nos da su truco infalible?

Lo peor es que le conté a mi marido mis planes, y le quise convencer para que me acompañara a dejar solucionados al menos a los ahijados, que son fáciles… ¡y me contestó que es que a él, con tanto tiempo, no le hace ilusión! Jajajaja. Tengo al enemigo en casa, lo sé. 😛

¡Deseando oír vuestros consejos!

-María