Cómo hacer que los niños coman verduras

cómo hacer que los niños coman verduras

Imagen

El post de hoy no contiene respuestas. Contiene una pregunta. Últimamente me pregunto a menudo cómo hacer que los niños coman verduras, porque la verdad es que me cuesta muchísimo que los míos se acostumbren a comérselas.

Gran parte de la culpa la tengo yo, sin duda, ya que aunque ahora coma más verduras, nunca me han gustado y por muchas de ellas sigo sin pasar, lo confieso. Así que claro, cuando no quieren brócoli… pues qué queréis que os diga, yo les entiendo, porque yo tampoco me lo comería :-S

Hay algunas recetas que me funcionan, como por ejemplo:

Crema de Brócoli con queso

Crema de brócoli - Broccoli Cream - Recetas Verduras

Ya os he dicho otras veces que yo no soy muy fan de las verduras. Y eso que últimamente os he hablado de un par de mis recetas de verdura preferidas, la crema de zanahorias con calabacines y el arroz con verduras. Pero que yo no sea fan no significa que no lo intente y, sobretodo, que no me esfuerce en que mis hijos sí se hagan fans (aunque no apuntan maneras, para qué nos vamos a engañar). El caso es que he oído muchísimas veces lo buenísimo que es el brócoli para la alimentación, ya que al parecer tiene un alto contenido en vitamina C y fibra alimentaria, además de otros componentes súper nutritivos. Ya probé una receta de brócoli con bechamel para que mis hijos lo comieran pero nada, no hubo forma, y tenía pendiente preparar el Puré BEN10 de Maituins que descubrí hace tiempo gracias a Lucía de Baballa.

Hice mi propia versión, usando más o menos la misma receta que uso para hacer la crema de zanahorias, y por supuesto le añadí queso, como a todo lo que hago con verduras 😛

Confieso que a mí ni en crema: el brócoli no es lo mío. Pero esta vez sí, conseguí que mis niños se comieran la crema de brócoli, así que objetivo cumplido. Así que os dejo la receta por si queréis probar…

Croquetas de pollo y jamón súper cremosas

receta-croquetas-pollo-jamon-cremosas-echaurren-thermomix-recetas-ninos (11)

Ya era hora. En serio. Me lo merecía. No os podéis imaginar la cantidad de recetas que he probado para que me salieran unas croquetas de pollo y/o jamón ricas y cremosas. Me salían buenas, sí, pero no tan cremosas como yo quería, y no era capaz de intentarlo. Las he intentado a mano y con Thermomix, y recetas de todo tipo: añadiendo nata, queso, con nuez moscada, sin ella, con más leche, con menos… la cocina se me suele dar bien, pero esas croquetas especialmente cremosas que ponen en muchos lugares de Madrid se me resistían. Y no he cesado en el empeño hasta conseguirlas.

Si he logrado mi objetivo ha sido gracias a la receta del chef Francis Paniego, cuyas croquetas de pollo y jamón, las croquetas del Echaurren (su restaurante, situado en La Rioja), basadas en la receta original de su madre Marisa, están calificadas por muchos chefs gastronómicos como unas de las mejores croquetas de España. ¿Lo mejor? Que el propio Francis ha desvelado la receta para hacer las croquetas del Echaurren con la Thermomix, ¡así que encima las hago rapidísimo!

Aquí os dejo la receta de las croquetas del Echaurren con Thermomix, os aseguro que están espectaculares…

Cocina y emociones

escuela cocina telva cocina felicidad

Los que nos seguís ya sabéis que desde la Semana Santa pasada colaboramos con Telva escribiendo en The Little Factory. Cuando nos escribió Sesé San Martín, directora y fundadora de la Escuela de Cocina Telva, para invitarnos a los nuevos cursos que había lanzado junto con Olga Cañizares, coach en inteligencia emocional, no lo dudamos ni un momento: ¿cocina y emociones? We’re in!  Así que allá fuimos Mar y yo, cámara en mano, dispuestas a empaparnos de conocimientos culinarios y a aprender a gestionar nuestras emociones. ¡Y no veáis cómo salimos de allí! Yo, que soy un cero a la izquierda en la cocina,que ya habéis visto que la de las recetas para niños es siempre Mar, salía feliz tras haber preparado (bueno, ayudado a… que entre mis compañeras de trabajo estaba Rosa Ardá y no tiene precio verla desenvolverse en la cocina) un risotto de boletus y con el bolso lleno de “deberes emocionales” listos para poner en práctica…