El café del viernes + Hello! Blogging Pro

cafe del viernes bebestilo

Hace tiempo descubrimos una serie de posts en blogs americanos llamados “If we were having coffee”: consiste en contar en un post semanal lo que le contaríamos a una amiga si nos estuviésemos tomando un café juntas. Así comenzamos nuestra sección El café del viernes, ¿coges tu café y te lo tomas con nosotras? 

Si estuviéramos tomando un café os contaría que hoy estoy feliz porque, después de una semana de muchos nervios y carreras, acostándome a las tantas y levantándome temprano para aprovechar los momentos en que los niños duermen y así poder avanzar, ¡por fin es viernes! Hoy damos los accesos a todos los inscritos en esta primera edición de Hello! Blogging Pro y el lunes empezamos el curso con emoción y dolor de barriga. Ahora mismo tengo esa sensación de cuando era pequeña y empezaba cole nuevo (¡uy!, qué raro ha sonado, pero es que cambié varias veces de colegio: parte de preescolar en uno, luego un colegio francés, luego nos trasladaron a vivir a Logroño -cole nuevo-, después volvimos a Madrid y cambiamos de colegio, y por último estuve un colegio en Inglaterra, ¡ahí es nada!): me pasaba la noche anterior dando vueltas en la cama, pensando en cómo serían los demás niños y los profesores, y a la mañana siguiente era incapaz de desayunar ni un vaso de agua. Así que a ver si consigo dormir entre esta noche y el sábado todo lo que no he dormido esta semana porque el domingo ya sé positivamente que no voy a pegar ojo 😉

Si estuviéramos tomando café os diría que esta tarde no me busquéis por ningún lado: se la voy a dedicar enterita a mi mediana, que la pobre lo necesita más que nadie: la llegada de Bosco la tiene totalmente rabiosa y no se aguanta ni ella. Está mimosa, habla como si fuera un bebé y en cuanto me descuido me la encuentro con el chupete de su hermano en la boca, así que aprovechando que su hermana mayor va a jugar a casa de una amiga, Anusquilla y yo nos vamos a ir a merendar mano a mano y a los columpios después; sé que es normal, y que pronto se le pasará, pero llevo unos días “en casa pero sin estar” así que de hoy no pasa. Si tenéis más de un hijo os recomiendo este post de Modern Parents Messy Kids sobre pasar tiempo de calidad con cada uno de los niños por separado.

Si estuviéramos tomando café, os contaría…

… que creo que el otoño es mi estación preferida del año, aunque cuando tienes hijos llegue con catarros bajo el brazo. Yo ya he elegido mis armas contra los odiosos bichitos: el remedio casero de la cebolla para evitar ataques nocturnos de tos, y las piruletas de miel para la garganta de las mayores, ¿conocéis algún remedio más?

… que en VupBaby tenéis un 20% de descuento adicional en los productos rebajados utilizando el código “SALES20”

… que este fin de semana se celebra Malakids: desde hoy hasta el domingo Malasaña se llena de color, conciertos y actividades para hacer con los niños. Si estáis por Madrid ¡no os lo podéis perder! En su web encontraréis la programación, ¿nos veremos?

Si estuviéramos tomando café os diría que soplan vientos de cambio en Bebestilo, y que no vemos el momento de gritar a los cuatro vientos en qué estábamos metidas este mes de septiembre en el que hemos estado ¿un poco? desaparecidas… ¡la noticia me quema en la lengua! Creo que cuando lo veáis lo comprenderéis todo y nos conoceréis un poquito más de lo que ya nos conocéis… Esperamos poder contaros todos los detalles en el próximo café, ¿nos esperáis?

¿Y vosotros? ¿Qué me contaríais? ¿Qué tal ha sido vuestra semana? ¿Algún plan especial para este fin de semana?

-María

PD: Ya sabéis que podéis tomaros vuestro café virtual con nosotras a través de los comentarios de este post, en las redes sociales o mediante un post en vuestro blog (si es cualquiera de las dos últimas opciones no olvidéis incluir el hashtag #elcafedelviernes y enlazarnos para que podamos ver qué nos contáis y que no nos perdamos nada :D)

Foto vía thedailyoyster

El café del viernes + Hello! Vacaciones

cafe del viernes y vacaciones

No hace mucho Mar descubrió una serie de posts en blogs americanos llamados “If we were having coffee”. Lo comentó conmigo y a ambas nos encantó la idea: se basa en contar en un post lo que le contaríamos a una amiga si estuviésemos tomando café. Así comenzamos nuestra sección El café del viernes, ¿coges tu café y te lo tomas con nosotras?

Si estuviéramos tomando un café os contaría que nuestra primera experiencia con au pairs no ha salido del todo bien y que el domingo pasado tuvimos que cantarle eso de “adiós con el corazón…” cuando en teoría se quedaba hasta finales de agosto. Aún así, si estuviéramos tomando un café os contaría también que no me rindo, y que probablemente busque otra au pair a la vuelta del verano sólo por ver a mis hijas hacer sus pinitos en un idioma extranjero, porque me puede mi formación como traductora y creo que es importantísimo que los aprendan desde pequeñitos (probadlo, alucinaréis con la capacidad que tienen para aprenderlos)

Si estuviéramos tomando un café os diría…

… que me ha encantado este DIY sobre cómo hacer un kimono en diez minutos para este verano

… que es la tercera vez que me pasa y sigue impactándome: me voy a quedar calva. Os lo digo yo. Se me cae el pelo a puñados, y eso que si de algo he podido presumir siempre es de tener una buena mata de pelo. Que sí, que vale, que luego crece (¡gracias a Dios!) pero peinarme cada mañana empieza a dar pena. Así que si alguno tenéis un remedio mágico para la caída del pelo, ¡por favor chivádmelo urgentemente!

… que hace ya cuatro meses que nos mudamos pero sigo teniendo mucho pendiente por hacer, así que se me van los ojos a las casas bonitas, como esta casa que descubrí en el blog de Antic & Chic y de la que se pueden sacar tantísimas ideas…

Si estuviéramos tomando un café os diría que aún me queda una semanita más en Madrid, pero que el sábado que viene empezamos nuestro periplo por España: Extremadura, Galicia y Segovia. Yo que este verano no quería moverme demasiado por no tener al pobre Bosco todo el día metido en un coche… ¡toma esa! En fin, menos mal que el pobre es santo y no protesta… ¡ya os contaré a la vuelta!

¿Y vosotros? ¿Qué me contaríais? ¿Estáis disfrutando ya de vuestras vacaciones? ¿Os parece que quedemos a la vuelta de verano para volver a ponernos al día? ¡Espero que disfrutéis mucho de vuestras vacaciones! Y recordad: sigue en pie la invitación a que nos contéis vuestros cafés en el blog o, por qué no, en Google+ como hizo Sara de Deliver, ¡deseando tomar un café con vosotros, aunque sea virtual!

Besos ¡y feliz verano!

-María

Fuente de la imagen

Piruletas de miel para calmar el dolor de garganta

Remedios caseros contra resfriado y tos - Piruletas de Miel

Remedios caseros contra resfriado y tos - Piruletas de Miel (1)

Nunca lo hubiese imaginado, pero es de estas cosas que pasan en el mundo virtual y que a veces te sorprenden… ¿sabéis cuál es el post que más visitas ha tenido y sigue teniendo en los casi cuatro años que llevamos con Bebestilo? El truco de la cebolla para la tos nocturna de los niños. Nunca lo hubiese imaginado y así es, y la verdad es que me alegro, porque a mí el truco de la cebolla realmente me salvó el primer año de virus y bichos de mis niños, y pensar que puede ayudar a otros padres a combatir la tos nocturna de los niños es, sencillamente, genial. El caso es que me sigue maravillando que a veces, los remedios caseros para la tos, sean los más efectivos.

Otro de los remedios caseros más efectivos cuando me duele la garganta es tomar leche caliente con miel, y tanto en Navidad como la semana pasada, que he pasado sendos resfriados con dolor de garganta durante el embarazo, la leche caliente con miel y el truco de la cebolla han sido mis únicas opciones, y me han ayudado a que lo pasase menos mal sin poder “doparme”. Parece ser que la miel tiene propiedades antimicrobianas y antisépticas, contribuye a reducir la mucosa de un catarro y a reducir la inflamación de garganta, y lo cierto es que a mí me funciona muy bien.

Por eso, cuando vi esta receta de piruletas de miel tuve claro que tenía que probarla porque me parece una idea buenísima para calmar el dolor de garganta de los niños cuando se ponen malitos.

El truco de la cebolla para la tos nocturna de los niños

El truco de la cebolla para la tos nocturna de los niños

Aunque siempre te advierten que el primer año de guardería los niños cogen todos los virus-bichos-enfermedades que se te ocurran, yo pensaba que mi hija no los cogería (jeje, qué ilusa, ¿verdad?) Durante sus dos primeros años de vida apenas había cogido algún resfriado mínimo, y lo máximo que había tenido eran 37º de fiebre, y eso viviendo durante un año en Nueva York con temperaturas de hasta -10ºC y cogiendo el metro con ella todos los días… Total, que ilusa de mí, creí que ella se libraría.

Empezó la guardería al mes de cumplir 2 años, coincidiendo con el primer mes de vida de su hermanito. Y llegaron los bichos a casa. Y no nos abandonaron hasta que acabó el curso. En particular, la bronquiolitis atacó a mis niños (ni más ni menos que ¡8! bronquiolitis cada uno, el más pequeño cogió la primera con sólo 2 meses…).