Una habitación de tres

habitacion para tres

Tenía pendiente enseñaros la habitación que comparten mis tres hijos, pero entre unas cosas y otras la verdad es que no terminaba de encontrar el momento de sacar unas fotos medio decentes hasta que el viernes, por fin, aprovechando que estaba sola en casa con Bosquete y que hacía un día espectacular, lo conseguí.

Estuve mucho tiempo dudando si meter a los tres a dormir juntos o no, pues sabía que las niñas no iban a tener el mismo horario que su hermano, pero lo cierto es que no quería perder el cuarto de jugar… así que al final me lancé: ¡y creo que no podría haber tomado mejor decisión!

Desde que duerme con sus hermanas, Bosco duerme del tirón y, si se despierta, sus hermanas ni se inmutan (que era otro de mis miedos); ¡y las risas que se escuchan cuando les da por jalearse los unos a los otros no tienen precio!

habitacion para tres 2

Antes de que Bosco pasara a dormir con ellas, las dos minicamitas estaban donde está ahora la cuna, cabeza con cabeza, y aunque era cómodo porque me liberaba mucho espacio en la habitación, había momentos en que era un rollo, como en la hora del cuento, pues nunca conseguía leérselo con las dos metidas en la cama. Ahora, con el cambio, tanto a su padre como a mí nos encanta tumbarnos entre las dos, con ellas ya metidas dentro de la cama y bien tapadas, enceder la lucecita que hemos puesto en la cómoda y que es mucho más tenue, y leerles un cuento (o dos o tres, depende del día que tengamos y lo tarde que se nos haya hecho), antes de rezar juntos, llenarlas de besos y darles las buenas noches. Alguna noche hemos probado a meter a Bosco entre nosotras pero no para ni un minuto quieto, así que la mayoría de las veces escucha el cuento desde su cuna, pegando saltitos y jaleándonos, feliz de vernos a todos en el cuarto.

mapamundi pared

habitacion para tres

habitacion para tres 2

No es ningún secreto que soy muy fan de Babybites, si me seguís por Instagram seguro que os habéis dado cuenta. Me encantan sus sacos desde que los vi en el blog de Mr. Wonderful hace ni se sabe, y me enamoré de ellos perdidamente cuando nació Bosco.

Primero lo utilizamos como saco para sacarle de paseo en su carrito, y luego como saco de la silla. Aún hoy, que ya no cabe bien en el saco como para llevarlo en la silla, sigo teniéndolo a mano y le meto dentro las noches que hace frío, porque Bosco no para quieto ni cuando duerme.

Además, me parecen una idea genial para regalar a un recién nacido (a más de uno de mi entorno le ha caído ya), más aún ahora que han sacado la versión veraniega de tooodos su sacos. Si antes ya me parecía cómodo porque me daba la sensación de que abrigaba, pero sin asfixiar, la versión de verano me parece la solución perfecta para esos bebés que nacen en primavera u otoño, cuando no hace demasiado frío ni demasiado calor.

El mapamundi de la pared es un vinilo magnético de Janod que me descubrió mi marido en una tienda y del que nos enamoramos perdidamente. Llevaba tiempo pesadísima con la idea de poner un mapamundi en la habitación de las niñas y creo que cuando descubrió este vio la oportunidad de olvidarse por fin de mis “¿has visto este?” “¿y este otro?” “a ver si encuentro dónde comprar este otro”. Jajaja, ¡el pobre…!

habitacion para tres

decoracion infantil

Me gustan las habitaciones llenas de recuerdos cargados de significado, creo que por eso me ha llevado tanto tiempo dar por “concluida” la decoración de su cuarto. La casita de Sur le fil de Fer, regalo de bienvenida a Bosco de mi queridísima LucíaM, tenía que estar ahí, cómo no. Y una de las láminas que nos regaló Amaya Deeme, alumna de uno de nuestros cursos en Hello! Creatividad, porque es un solete y me encantó el detallazo, además de sus láminas que son de quitar el hipo, ¿o no?

 

habitacion para tres 3

casita de muñecas diy

La casita de muñecas está encajada con calzador, pero tampoco podía faltar en su cuarto. La hizo mi abuela Ana, que es una auténtica máquina, como regalo para las niñas cuando nació Bosco. Está hecha sobre un antiguo mueble de televisión de madera que mis padres ya no utilizaban y que le llevé a mi abuela pensando en hacer con ella una casita de muñecas mucho más sencilla de lo que terminó siendo… pero es que mi abuela es mucha abuela 😉

Y os vais a reír pero el que más juega con ella, con diferencia, es Bosco. En cuanto me despisto está metiendo y sacando los muebles de la casita, cogiendo los muñecos para llevarlos de paseo por toda la casa, o utilizando a los pobres a modo de chupete. Le encantan.

decoracion infantil

 

Tenía muchas ganas de meter una mesilla de noche en el cuarto de las niñas donde poder poner una lamparita y algunos de esos recuerdos que hemos ido almacenando desde que nacieron, pero el espacio es el que tenemos así que, tras dar vueltas y más vueltas a los muebles de la habitación, terminamos optando por meter la cómoda que teníamos antes en nuestro cuarto y que hiciera las veces de mesilla de noche.

En ella tenemos las dos letras de las iniciales de mis hijas mayores, que compramos en una de las primeras Pop-Up de Madrid in Love a las que fui; una casita de jengibre que compré en Ikea unas navidades y que nos acompaña desde entonces con su lucecita quitamiedos; la lámina del día del Padre que le encargué a Laura Baena hace un par de años y que fue todo un éxito; y la lámina de la genial TuttiConfetti que me regalaron dos de mis mejores amigas en uno de los cumpleaños de mis hijas (¡ay, qué poco me conocéis!) y que me apasiona: Blanca(nieves) y su hermana el enanito locatis, es tannnn ellas…

habitacion para tres

habitacion para tres

Y ya, para terminar, otra de las cosas que no podía faltar en su cuarto es esta imagen que nos regaló mi abuela Montse a todos los nietos casados y que llevaba tiempo queriendo colgar pero no terminaba de encontrar dónde. El cuadro está pintado sobre azulejos, y tengo especial cariño a la imagen porque mi abuela tenía una enorme en su cocina, con los nombres de todos sus hijos repartidos a cada lado; en junio hará dos años que murió mi abuela, así que me encanta que mis hijos vean todas las mañanas al levantarse, y todas las noches al acostarse, un recuerdo suyo tan especial para mí.

¡Menudo post eterno para empezar la semana…! ¿Y vosotros? ¿Sois partidarios de que los hermanos compartan habitación o preferís que cada cual tenga su espacio?

-María

  1. Marta García

    Que habitación más cuki!! Y la casita… Suerte que mi peque no la ha visto si no me tocaría replicarla 😉
    La verdad es que cómo sólo tengo uno nunca me he planteado si una o más habitaciones… Así de pronto se me ocurre que de peques mejor compartir pero que seguramente de más mayores cada uno quiera su espacio… Pero no sé 🙂

    Feliz lunes!

    Responder
    • María

      ¡Gracias, Marta! La casita es una pasada… sobre todo porque todo está a su altura y no tiene nada demasiado delicado 😉
      Y sí, de momento creo que se aportan más durmiendo juntos que separados, porque lo pasan pipa, aunque imagino que llegará el día en que me pidan (a gritos) su independencia jeje.
      ¡Gracias por pasarte!
      Beso gordo, -María

  2. Preciosa y muy acogedora! Los nuestros también comparten habitación y creo que es bueno para los dos. Como dices, mi miedo también era que cuando Amaya, por ejemplo, llama en mitad de la noche para pedir agua, despertase a Mateo o que Mateo, si llora pidiendo el chupete, despertase a Amaya. Pero no. Duermen como lirones y no se despiertan el uno al otro. Precioso post! Gracias por compartir algo tan íntimo como es la habitación de los peques.

    Responder
    • María

      ¿Verdad? Yo creo que nos agobiamos más nosotros mismos pensando en los “y si…” que ellos. ¡A los míos les encanta! De hecho, las niñas no consentían que su hermano fuera a dormir en ningún otro sitio, ¡y me encanta!
      Gracias a ti por pasarte, Belén; me alegro de que te haya gustado el post 🙂
      Beso gordo,
      -María

  3. Que habitación más chula.. me he quedado con ganas de conocer el cuarto de los juegos.. debe de ser una pasada!

    Responder
    • María

      Jajaja ¡gracias, Paula! No creas, creo que después del cuarto de dormir me quedé sin fuerzas para seguir 😛
      ¡Beso gordo!

  4. Estoy convencida que el vínculo creado entre hermanos que duermen unos junto a otros, compartiendo esos minutos previos al sueño y la alegría del primer despertar, es muy especial 😉

    Responder
    • María

      Yo también, la verdad. ¡Gracias por pasarte por aquí!
      Beso gordo

  5. Pues los mios no quieren dormir juntos ni a tiros!! A la mayor le gustaria, pero el pequeño no quiere, no se siente a gusto ni se queda dormido. Lo hemos intentado alguna vez pero no hay manera. Asi cada uno su habitación y tan contentos!
    Besos
    Amaya

    Responder
    • María

      Jajaja ¡pobre mayor! Bueno, tampoco creo que haya que obligarles, si ellos están contentos, ¡todos contentos! 😉
      ¡Besos!

  6. Una de las muchas cosas que recuerdo de mi infancia y adolescencia eran las noches de confesiones desde la cama con mi hermana. Crecimos y no sentimos la necesidad de tener nuestro espacio, puesto que cada una sabíamos que todo había que consensuarlo. Yo solo tengo una hija, pero creo que si tengo otro/a, independientemente del sexo, les pondré en la misma habitación, corriendo el riesgo de que se despierten mutuamente. Creo que la complicidad que se crea es especial y esos momentos antes de dormir son únicos. Gracias por enseñarnos algo tan personal como es una habitación de la casa.

    Responder
    • María

      Estoy contigo. Las dos mayores compartieron cuarto desde el primer momento porque no había más opción, se llevaban un año, y eran dos niñas. Cuando nació el niño, sin embargo, me lo pensaba más porque ya iban a compartir 3, había más diferencia de edad (y por lo tanto distintos horarios) y era chico: luego han resultado ser miedos infundados. Me lancé y no puedo estar más contenta, de verdad.
      ¡Gracias a ti por tu comentario!
      Beso fuerte, -María

  7. Me encanta!! Saioa y Sira también van a compartir cuando Sira deje la minicuna que está en nuestra habitación, así dejamos, como vosotros, el cuarto de juegos, que oye, viene fenomenal para tanto trasto y para que hagan lo que quieran en él.
    Es muy acogedora y lo de las dos camitas juntas me chifla.
    Besos

    Responder
    • María

      Jaja ya te digo: ¡sobre todo para quitar trasto del medio que anda que no almacenan! 😉
      Lo de las dos camitas juntas ha sido de las mejores soluciones: no cabía de otra forma, ¡y al final ha terminado siendo la mejor de las opciones con diferencia!
      Mil gracias por pasarte, Almu.
      ¡Beso gordo!

  8. Mis tres hijos (niña 13, niño 11, niña 9) han dormido juntos hasta que la mayor cumplió 11, hace dos años. Recomendable 100%!!

    Responder
  9. Me parece que cuando son pequeños es perfecto que compartan habitación, cuentos, juegos y risas.
    Ya tendrán tiempo de pedir sus espacios de independencia.

    Responder
    • María

      Eso creo yo, sí, que cuando se cansen ya me lo pedirán 😉
      ¡Mil gracias por pasarte!
      Besos

  10. Raquel

    Es una habitación enooormee!! Yo soy de la opinión, que los lazos entre hermanos hay que cultivarlos. Mi hermana y yo siempre hemos dormido juntas, hasta que tuvo que irse a estudiar fuera. Aun recuerdo , cuando nos daba miedo algo que nos agarrábamos la mano y dormíamos enlazadas una a la otra.
    Seguro que tu consigues una complicidad especial entre ellos.

    Me encanta la habitación!

    bss

    Raquel

    Responder
    • María

      ¡Gracias, Raquel! No me quejo de tamaño, aunque las fotos engañan un poco también que está más apretadillo de lo que parece… ¡Pero cabe y con eso me vale! 😉
      Y sí, espero que sean siempre grandes amigos, que es lo que nos esforzamos siempre su padre y yo en inculcarles. ¡Gracias por pasarte!
      Beso gordo

  11. Ese mapa en la pared #muyfan chicas!!! in love
    🙂

    Responder
    • María

      Jajajaja es que con esos colores él solito decora el cuarto entero 😉
      ¡Mil gracias por pasarte!
      Beso enorme

  12. muchas gracias María por la mención ! Me ha encantado la habitación . Es preciosa !
    Un beso !

    Responder
    • María

      A ti, Amaya, por esas láminas tan preciosas y el detallazo, ¡beso enorme!

  13. Hola María,

    hace tiempo una prima me descubrió vuestro blog y me encantó. Desde entonces lo he venido visitando en silencio. Pero hoy me veo obligada a escribirte.

    Primero, proque me veo en tu misma situación. Tengo una niña de dos años y hace dos meses tuve mellizos. En casa no tengo más opciones que meterlos a los tres juntos a dormir. Por ahora los mellis duermen en mi habitación, pero en unos meses haremos traslado y se pasarán al cuarto de la mayor. Espero que la experiencia también sea positiva. Lo que me sorprende es la reacción de la gente cuando digo que van a dormir los tres juntos. Parece que hoy en día fuese necesario que cada niño tuviese su propia habitación, mientras que yo considero que dormir con tus hermanos es algo de lo más enriquecedor para un niño, divertido y memorable. Supongo que cuando crezcan los tendré que separar, pero por ahora, me apatece la idea de que compartan el dormitorio y que poco a poco vayan creando esa complicidad que yo encontraba con mi hermana por las noches. Para darte un ejemplo, teníamos entre las dos camas una mesita de noche y a veces dejábamos abierto uno de los cajones para darnos la mano y dejarlas descansando sobre el cajón abierto, sin separarnos. ¿NO es eso entrañable?

    Segundo, porque también he perdido a mi abuelita, la última que me quedaba, hace unos meses. Fue una muerte que aún me hace estremecerme cuando me acuerdo. Y la echo mucho de menos. Mucho.

    Y tercero y más importante, porque mi vida profesional está a punto de dar un giro que me va a obligar a rascar horas al día… lo cuento todo en la última entrada de mi blog: EMPRESAS IRRECONCILIABLES, y me encantaría que os pasarais si encontráis un huequito y me contaseis vuestras impresiones. Estoy realmente precoupada con la que se me avecina… y tengo miedo de no poder atender a mi familia…

    ¿Cómo es vuestra vida ahora? ¿Disfrutáis de vuestros hijos tanto como os gustaría? (aunque creo que nunca será suficiente, pero supongo que hay un término medio razonable) Estoy llena de miedos!

    Un abrazo y enhorabuena por vuestro blog. Es maravilloso.

    Responder
    • María

      ¡Mil gracias por animarte a comentar, Aba, y enhorabuena por tus mellizos! Si te sirve de consuelo, a mí también me miraban con cara rara cuando decía que iba a meter a Bosco con sus hermanas… Mi madre la primera, que no entendía que no metiera la cuna en el cuarto de jugar y listo 😉
      Miles de besos también por lo de tu abuela; y mucho, mucho ánimo porque, aunque pasa (como todo en esta vida) y a la larga te encuentras soltando una sonrisilla cada vez que algo te recuerda a ella, yo sigo echándola de menos cada día. Y me da pena, no puedo evitarlo, que mis hijas apenas se acuerden de ella ya (aunque es inevitable, y lógico, al fin y al cabo era su bisabuela, y dos años son toda una vida para un niño). Por eso me hacía especial ilusión colgarles esa imagen de la Virgen con el Niño en su cuarto, para que la tuvieran siempre presente 😉
      Voy corriendo a leer tu post, pero no desesperes: ya verás como encuentras la forma de conciliar, aunque sea a duras penas.
      Muchos besos,
      -María

  14. Ayy preciosa! Pues Alexandra (9meses) no duerme con martina pq se despierta mucho y me da el mismo miedo….igual hago la prueba pq con los ronquidos de ironpapi…igual no duerme por eso…jajajaja

    Responder
    • María

      Jajaja ¡todo puede ser! Si ves que con su hermana no se apaña, prueba a ponerle unos tapones 😛
      ¡Beso fuerte! Mil gracias por pasarte por aquí

  15. Es una habitación genial! Como dices, esta todo apretadito pero muy mono y si tienen cuarto de juegos es perfecto!
    Ya sabes que yo soy muy fan de las literas así que nosotros cuando necesitemos dos camas optaremos por una litera seguro, que dejan mucho espacio libre en el cuarto 🙂

    Responder
    • María

      Jajaja, lo sé, lo sé, yo también, no creas, pero las niñas me parecían aún pequeñas para dormir arriba, así que quise darle una última oportunidad a las mini camitas de Ikea que tenía 😉
      ¡Mil gracias por pasarte, Agata!
      Beso gordo

  16. Hala! qué habitación más preciosa! Yo también tengo a mis tres durmiendo juntos, me parece una idea fantástica, aunque yo no tengo tanta suerte y ni con sus hermanas el pequeño duerme del tirón…
    El otro día leía un post muy ameno y con fotos preciosas de una “mosca en la luna” que hablaba de lo que las casas dicen de la gente y está claro el estilazo y naturalidad que desprende la tuya.
    Me ha encantado que lo compartas con nosotros. Muchísimas gracias!
    Un abrazo,

    Responder
    • María

      Mil gracias, María, ¡me sacas los colores! 🙂
      ¡Ánimo con el pequeñón, a ver si coge ritmo y empieza a dormir del tirón!
      Un beso fuerte,
      -María

  17. Acabo de descubrir tu blog y el primer post que he leído es este, me ha venido como anillo al dedo porque tengo un niño de dos años y medio y una niña de nueve meses. No me atrevía a ponerlos juntos todavía por si se despiertan pero este fin de semana me lanzo a ver que pasa!!
    Por cierto, el cuarto es monisimo!

    Responder
    • María

      ¡Muchas gracias por comentar, Paola! ¡Y bienvenida a Sonambulistas! 🙂
      Espero que te animaras a meterlos juntos a dormir, ¡y que haya sido todo un éxito!
      Beso gordo, y gracias por pasarte,
      -María

  18. La habitación es preciosa María, me encanta la decoración. Mis hijos también duermen juntos y eso que el mayor tiene 15 años (es un chicho) y la niña tiene 7 años. Desde que nació la enana siempre nos decía que quería que pusiéramos la cuna en su habitación y eso fue lo que hicimos pero cuando la enana cumplió los 5 meses y desde entonces hasta ahora. Ninguno quiere quedarse solo en la habitación, es un lujo despertarles por la mañana y ver como estan de juntitos los dos. Hay que disfrutar de estos momentos. Gracias, un beso. Elena

    Responder
    • María

      ¡Muchas gracias, Elena! Totalmente de acuerdo: hay que disfrutar de esos momentos. ¡A mí, desde luego, me encanta entrar por la noche a darles un beso y encontrármelos a todos juntos!
      Beso gordo,
      -María

  19. Las mías duermen Juntas y no es que me llame es que Carmen pega gritos en mitad de la noche y sueña y de todo y la otra vive feliz y lo mismo al contrario cuando la madrugadora se levanta a las 6, la otra sigue durmiendo, bueno y Carmen se duerme con Julia gritando y llorando sin problema, fascinante…… : ) nos agobiamos solas y nos ponemos mas trabas de las que hay siempre : (

    Responder
    • María

      Además de verdad, Elena: nosotros mismos somos los que nos complicamos, cuando ellos lo ven todo mucho más fácil 😉
      ¡Beso gordo, y gracias por pasarte por aquí!

  20. Me encanta!!! Yo también tengo tres, dos niños (uno de ellos también se llama Bosco) y una niña. En mi caso los tengo separados, aunque los niños , que se llevan poco, duermen juntos desde que saqué al peque de la minicuna. Y aunque me la lían de vez en cuando… estoy encantada. Me encanta esa estantería tan original!! Muy bonita la habitación!!

    Responder
    • María

      ¡Qué gracia que también tengas un Bosco! A mí, desde luego, también me encanta que compartan habitación: ¡lo pasan pipa!
      Beso gordo, ¡y gracias!

  21. Sr Bow

    Me encanta la habitación!! las dos camitas juntas son geniales y la casa de muñecas es chulérrima! A mi me parece muy buena idea que compartan habitación. Y que decir de los babybites… son el regalo estrella en el Sr Bow!

    Responder

Deja una Respuesta

Por favor, ten en cuenta que al dejar un comentario en Sonambulistas, estás aceptando nuestra política de privacidad. ¡Muchas gracias!