Londres con niños

londres-21

londres-22

A dos semanas de terminar septiembre, ya iba siendo hora de que os contara en el blog cómo fue nuestro viaje a Londres con los tres niños… ¡y es que creo que ha sido, con diferencia, uno de los mejores viajes que hemos hecho con los niños! Vale, de todos vuelvo diciendo que ha sido el mejor viaje de mi vida, pero es que en este caso Londres me ha enseñado una forma distinta de viajar con ellos. 

Hemos disfrutado mucho, muchísimo, de la semana que pasamos en Londres, pero creo que una de las claves ha sido, precisamente, que visitábamos una ciudad que tanto Alfonso como yo conocíamos de sobra. 

Cero estrés por conocerlo y verlo todo. Ningún afán por comer y cenar en los sitios de moda. Creo, de verdad, que esas han sido las claves. Y no creáis que iba con esa premisa en mente, ¡ni mucho menos! El primer día, nada más llegar, cometimos la “novatada” de salir a cenar con los niños para no complicarnos demasiado: ¿resultado? Niños cansados, inquietos y excitados con el viaje, y padres desquiciados. “No pasa nada”, nos dijimos, “mañana comemos fuera, y cenamos en casita, que es donde mejor se está”. ¡JA! La comida “fuera” al día siguiente nos dejó claro que aún no habíamos entendido el viaje, y cuál era el plan que teníamos que seguir: comidas de picnic en cualquiera de los muchísimos parques de Londres y cenas tranquilas en casa, una vez bañados los niños y relajados todos. ¡Ahora sí! ¡Eso sí que era viajar, y disfrutar, con niños!

Aprendida la lección, nos hicimos con un buen mapa de Londres y, cámara en mano, nos lo pateamos de arriba a abajo (porque sí, los niños se lo han pateado como auténticos campeones), alternando museos y visitas obligadas con parques y atracciones donde disfrutamos todos: ellos como los niños que son, y nosotros de verles disfrutar así.

londres-16

londres-15

Visitamos Covent Garden, con su magnífica estructura, llena de tiendecitas de cuento, y actuaciones callejeras.

londres-13

londres-11

Una de las ventajas que tiene Londres es que muchos de los museos son gratis, lo que te permite entrar, darte una vuelta y volver a salir si ves que los niños empiezan a estar hartos. Siempre puedes volver al día siguiente, o dejarlo para otro momento. En muchos de ellos, además, tienen tracks especiales para niños, con pistas y juegos para hacer la visita más amena: preguntad por ellos en la entrada al museo.

londres-12

La National Gallery y Trafalgar Square, con sus leones y la fuente, perfecto para que salgan a correr cuando ya no puedan más de ver cuadros.

londres-2

Vimos (y perseguimos) ardillas en Regent’s Park…

londres-58

Fuimos a ver los caballos a Horse Guards Parade y comprobamos que, efectivamente, hay que tener cuidado con los caballos porque muerden (!). Teníais que ver el mordisco que le pegó a mi marido en el brazo y el moratón que le dejó de recuerdo…

londres-7

londres-6

Nos movimos de un lado a otro en los autobuses de dos pisos de Londres, que yendo con niños son mucho más cómodos que el metro (y una atracción en sí misma) y que, al menos a nosotros, nos impresionaron por la frecuencia y puntualidad con que pasaban.

Los menores de 11 años viajan gratis en autobús y metro. Cuidado si vais en autobús porque no aceptan pago en efectivo ni tarjetas (salvo algunas contactless, que funcionan como las oyster cards) ¿Mi recomendación? Que os hagáis con una Oyster card, que se puede recargar en todas las estaciones de metro y en algunos kioscos. Si al final del viaje os sobra dinero, os lo devuelven junto con las 5 libras de fianza que cuesta la tarjeta.

londres-23

londres-25

Alquilamos un pedaló en Hyde Park uno de esos días en que los niños caminaron como nunca, sin rechistar, e hicimos un cambio de planes de última hora para premiarles y que disfrutaran… londres-27

londres-29

… ¡y cuánto disfrutaron! Bosco apuntaba a todos los patos con la cámara de su hermana, aunque no sacó ni media foto porque no termina de entender el concepto de “apretar el botón”, y luego no entendía por qué sus patos no salían entre las fotos de sus hermanas (el pobre…)

londres-36

londres-39

Fuimos a Notting Hill, aunque nos cansamos pronto de la multitud y nos salimos de la calle central para callejear, bailar, jugar y correr con los niños.

londres-38

Compramos postales, las escribimos una tarde en casa, y las mandamos metiéndolas en uno de esos buzones rojos tan llamativos. ¿Hay algo mejor que encontrarse con una postal del puño y letra de alguien a quien quieres entre las facturas y cartas de propaganda?

londres-63

londres-66

Disfrutamos de la casa de una grandísima amiga, a la que adoro y no puedo agradecerle suficiente que nos dejara su casa, pues de lo contrario creo que nos habríamos quedado sin verano este año (para cuando mi marido pudo garantizarme qué semanas de vacaciones tenía, ya no habría quedado ni media casa libre en todo Londres…). ¡Eres la mejor, Isa!

londres-50

Nos metimos en todas y cada una de las cabinas de teléfono rojas que nos íbamos encontrando…

londres-17

Y paramos en todos los parques que descubrimos (ese tema da para un post entero que prometo preparar pronto). Da igual lo cansados que estén los niños, si descubren un parque no pueden evitar correr a él, y lo sorprendente es que en lugar de agotarse más, ¡recargan pilas!

londres-37

Nos hemos reído, enfadado y hecho las paces, hemos caminado un montón, ¡y montado en autobuses de dos pisos!, quedamos un domingo con Jessica Davey y su familia e hicimos un picnic todos juntos, y lo pasamos tan bien que nos dieron las mil y volvimos derechos a casita…

Los niños han protestado a ratos, pero también nos han demostrado que son mucho mejores viajeros de lo que tendemos a pensar, que caminan hasta donde haga falta si sabes distraerlos adecuadamente, que disfrutan en los museos si sabes explicarles bien qué están viendo, y que se quedan con las cosas que han visto y se fijan en detalles que tú no habías visto.

En definitiva, hemos disfrutado de los niños como hacía tiempo, de la tranquilidad de no tener horarios, ni trabajo, ni preocupaciones más allá de qué ver o qué hacer al día siguiente.

No puedo quejarme de viaje, la verdad. Me dejo un montón de sitios a los que fuimos, como el cambio de guardia en el Palacio de Buckingham, St James Park, el Big Ben, London Eye (a la que no subimos) o la atracción Shrek’s Adventure (que sí que os recomiendo si vais con niños porque es muy interactiva, y les anima a escuchar y hablar en inglés), pero es que el post sería eterno, y tampoco quiero aburriros de más 😉

Un último tip: si cogéis el Gatwick, Stansted o Heathrow Express no tiréis los billetes. En la web Days out Guide de la National Railway podéis imprimir unos vales de 2×1 para las principales atracciones turísticas de Londres. Merece mucho la pena.

¿Conocéis Londres? ¿Cuál es vuestro rincón preferido? El mío fue, sin duda, descubrir Hampstead Heath, al norte, ¡me mudaba allí mañana mismo!

-María

  1. Que genial!! Nosotros hemos viajado mucho a Londres y nos encanta y cada vez me apetece más ir con los peques. Es genial ir a una ciudad como Londres sin en el estrés de tener que ir aquí o allá porque ya lo conoces y moverte al ritmo de los niños.Quizás el año que viene!!! Yo me iría hoy mismo a la zona de Marylebone ¡me encanta!

    Responder
    • De verdad que creo que fue una de las claves del viaje: ir a visitar una ciudad que ya conocíamos, y decidir visitarla al ritmo de los niños y no a la inversa 😉
      ¡Beso gordo!

  2. Hola Mery, me encanta el post como siempre y se lo recomendaré a Ruud y Celia.
    Solo tengo una pregunta, ¿dónde está mi postal?
    Besos!!!!!!!!!!!

    Responder
    • Jajaja, ¡Luisete! Me voy a quejar a Correos, a ver si sigue dando vueltas por UK… 😛

  3. Me encanta el viaje, se nota que lo habéis disfrutado, y aunque a priori a mi Londres no me parecía una ciudad muy kids friendly, y lo es, y en muchos aspectos mucho más que Madrid, apunto todo por si algún día vamos con las pequeñas.
    Un besazo.

    Responder
    • ¡Hola Almu! Esa era la idea que tenía yo también, que cuando me decían que era una ciudad súper fácil para ir con niños miraba escéptica… ¡pero después de habérmela recorrido de arriba a abajo con los 3 niños va a ser que es verdad! jajaja.
      ¡Beso gordo!

  4. Preciosas fotos. La última vez que estuve en Londres…qúe montón de tiempo hace!! Creo que el 2009?? madre mía!! Qué ganas de volver y sobre todo con mi nene. SIn duda, uno de mis sitios prefes de Londres son los Kew Garden. Totalmente recomendables. Un festival de verde, plantas, árboles, invernaderos victorianos…tengo que volver!! Un besazo guapas!!

    Responder
  5. Me encanta Londres para ir con niños porque ellos disfrutan muchisimo, Londres es mi ciudad favorita, nosotros hemos estado dos veces con las niñas y las dos veces hemos disfrutado mucho. Para otra vez os recomeindo el viaje en barco desde Little Venice a Candem por uno de los canales de Londres , super chulo!

    Responder

Deja una Respuesta

Por favor, ten en cuenta que al dejar un comentario en Sonambulistas, estás aceptando nuestra política de privacidad. ¡Muchas gracias!