Viajes inolvidables: Praga, mi abuela y mis primas

201510_Praga-106

Creo que no es la primera vez que os cuento que tengo una abuela a la que adoro y cuya vitalidad envidio, o que tengo la inmensa suerte de disfrutar de una familia enorme (y que me ha valido más de unas risas por parte de Mar, que dice que siempre que hablamos de alguien termina siendo familiar mío, o amigo de algún familiar), y es que sólo por el lado de mi madre somos 22 primos. Justo antes de verano, mi abuela, a la que le encanta viajar, dijo que quería llevarnos de viaje a sus nietas… ¡y ha sido una pasada! Conseguimos ponernos todas de acuerdo en la fecha, cosa bastante inédita ya por sí, y ella eligió el destino: Praga. No conocía la ciudad y he de decir que me enamoró por completo: la arquitectura de sus edificios, esa luz que lo envuelve todo, el puente de Carlos, el teatro negro, el reloj, su castillo, el barrio judío, el empedrado de sus calles, los tranvías… pero lo que más me gustó, sin duda, fue poder disfrutar de un fin de semana entero con ellas. 

201510_Praga-104

201510_Praga-82

Nos reímos como nunca, desde la llegada al aeropuerto hasta que llegamos de vuelta a Madrid. Tuvimos, además, la suerte de que a una de mis primas le habían recomendado un montón de sitios donde comer y cenar, así que nos hemos vuelto con la sensación de haber huido un poco de las zonas habituales de turisteo (si vais a Praga, tenéis que cenar en el restaurante que hay dentro del Monasterio de Strahov) y, aunque ya nos lo habían dicho, me sorprendió lo barato que es comer en Praga, la verdad.

¿Lo mejor? Que todas hemos disfrutado muchísimo el viaje, pero mi abuela la que más. Y ese es el gran recuerdo con el que me quedo. 

201510_Praga-73

201510_Praga-70

201510_Praga-21

Pero en Praga no todo son museos y edificios (que los hay, y un montón). El simple hecho de recorrer sus calles ya es un espectáculo. Te sientes constantemente dentro de una película (James Bond, Van Helsing o Misión Imposible, pero seguro que hay mil más). Hacía poco que me había vuelto a releer el curso de Mónica Bedmar en Hello! Creatividad e, inconscientemente, debía de ir mirando todo el rato para arriba porque al ver las fotos del viaje me he dado cuenta de que un montón de ellas eran así.

201510_Praga-31

201510_Praga-5

201510_Praga-95

En definitiva, un viaje inolvidable que esperamos poder repetir pronto. Y no sólo por el viaje en sí, sino por la de llamadas, whatsapps y mensajes mientras lo organizábamos, las cenas pre-viaje, y la post-viaje que tenemos que hacer para poner en común las fotos y verlas con mi abuela.

¡Eres la mejor, abuela!

-María

  1. Me encantan las fotos, sobretodo la de tu abuela de perfil! Si que transmite vitalidad la mujer! Quiero llegar así a su edad.

    Un abrazo 🙂

    Responder
    • Jajaja eso mismo le digo yo: yo, de mayor, como ella 😉
      ¡Besos y gracias!

  2. Pedazo de viaje! Y no me refiero sólo a la ciudad que por cierto me encanta, Praga me enamoró y quiero repetir, sino por poder hacerlo con tu abuela y primas, menuda experiencia!

    Responder
    • ¡Toda una experiencia, tú lo has dicho! Y altamente recomendable, además 😉
      ¡Besos y gracias por pasarte!

  3. Estuve en Praga hace tres años y me enamoré completamente de la ciudad. Lo que más me gustó fue el tema que comentas de la arquitectura: hasta el edificio de viviendas más corriente es digno de foto. Lo de los precios medios-bajos es un plus, porque sabes que puedes darte algún capricho inesperado sin ponerte a temblar esperando el momento en que te traigan la cuenta. Por cierto, me encantan las fotos; hacer un viaje así tiene que ser super bonito, sobre todo con una abuela así de molona 🙂

    Responder
    • ¡Gracias! La verdad es que es una suerte tener una abuela así de joven y que además tenga ganas, y energías, para dar y tomar. Lo de los edificios de verdad que llama la atención… creo que mis primas terminaron hasta las narices de mí, porque allá dónde fuera me quedaba embobada viendo los edificios, jajaja.
      ¡Beso gordo!

  4. ¡Qué maravilla tener una familia tan numerosa! ¿Sois todo chicas? Jaja, ¡qué bueno! ¡Las fotos son geniales! Un abrazo.

    Responder
    • ¡Gracias! Qué va, somos mayoría de chicas, eso sí. Lo que pasa es que, según mi abuela, “los chicos se iban a aburrir porque sólo piensan en discotecas” jajajaja (a su favor diré que el mayor de los chicos tiene 20 años, ¡normal que sólo piense en salir y divertirse! ;))
      ¡Besos!

  5. ¡Qué envidia más sana me provocas! Sobre todo por poder disfrutar de tu abuela. Deberían ser eternas… ¡Gracias por compartirlo, me ha encantado!

    Responder
    • Totalmente de acuerdo: deberían ser eternas 😉
      ¡Besos!

  6. Marvellous!!!
    No tengo palabras!
    Sois un gran clan!
    Un futuro así me gustaría, la verdad.
    Y como honra merece quien a los suyos se parece, decirte que, al menos físicamente, te pareces a tu abuela bastante!
    Un beso

    Responder
    • Tú lo has dicho: ¡un grandísimo clan! 😉 Y ojalá seamos siéndolo siempre, jeje.
      ¡Y mil gracias! Físicamente es cierto que nos parecemos (todas, en realidad, nos parecemos bastante: tiene unos genes muy fuertes jaja), ¡ojalá llegue a disfrutar de la vida como ella!
      ¡Beso gordo!

Deja una Respuesta

Por favor, ten en cuenta que al dejar un comentario en Sonambulistas, estás aceptando nuestra política de privacidad. ¡Muchas gracias!