Rutina coreana: cómo cuidarse bien la piel

rutina coreana
imagen

¿Sabéis esas amigas del cole a las que no veis con la constancia que os gustaría pero que, cuando por fin se alían los astros y conseguís veros, el rato pasa como si no hubieran pasado los años y, de hecho, se os hace demasiado corto? Mi grupo de amigas del colegio es así: me encantaría que nos viéramos más, pero la vida nos ha llevado por distintos caminos y en el día a día es difícil que nos veamos (para empezar porque no todas vivimos en la misma ciudad), pero cuando conseguimos vernos lo disfruto tanto que me vuelvo a casa con la sonrisa clavada y ganas de repetir pronto. Este verano, por fin, mi amiga Sofía y yo conseguimos organizar una tarde de piscina con los niños; me encantó ver cómo congeniaron enseguida sus hijos y los míos, pese a la diferencia de edades, y comprobar que habían pasado los años para el resto del mundo pero no para nosotras 😉

Entre los muchos temas de los que hablamos, que una es cotorra por naturaleza y con la edad estoy viendo que se me acentúa, no sé cómo llegamos a la buena cara que tenía ella y a lo desastre que era yo con eso de la limpieza de la piel (jamás le he prestado especial atención, igual que jamás me he maquillado más que para ir a fiestas y celebraciones especiales); y entonces me habló de la (por lo visto famosa) rutina coreana. Y a mí, que soy un cero a la izquierda para estas cosas y que nunca me habían interesado demasiado, aunque soy consciente de la importancia que tiene hacerlo, y hacerlo bien, me picó el gusanillo. Y le pedí que porfa-porfa-porfa me contara de qué iba y qué tenía que hacer para conseguir meterlo en mi rutina. Y ella, que vive en Seúl desde hace tiempo y es un auténtico sol, me lo explicó tan bien que me parecía una pena no compartirlo con el resto. Y, aunque me va a matar porque dice que ella no sabe escribir y que mejor lo cuente yo con mis propias palabras, yo creo que exagera y que vais a preferir “leerla” a ella 😉 Así que os dejo con mi amiga Sofía, y la rutina coreana:

Los últimos años se ha hablado muchísimo de la rutina coreana y la mayoría de las veces (en occidente) se cree o se dice que las coreanas tienen tan buena piel sobre todo por la genética; y claro que tiene que ver, pero ni mucho menos es el factor mas importante. Lo que les hace estar así de estupendas son principalmente 3 cosas: constancia, protección solar, y el conocimiento que tienen.

1. CONSTANCIA

Las coreanas aprenden desde muy pequeñitas que lo más importante es la limpieza de la piel. No hay ni un sólo día en que no se laven la cara (a conciencia) por la mañana y por la noche. Sin excusas, ¡siempre! 

Para que veáis un ejemplo de lo minuciosas que son con esto: si entras en el cuarto de baño que hay en la salita de espera antes embarcar en un vuelo de una compañía aérea coreana (donde la mayoría son pasajeros coreanos) verás a todas las mujeres, A TODAS, desmaquillándose la cara en profundidad antes de subir al avión. Constancia.