Rutina coreana: cómo cuidarse bien la piel

rutina coreana
imagen

¿Sabéis esas amigas del cole a las que no veis con la constancia que os gustaría pero que, cuando por fin se alían los astros y conseguís veros, el rato pasa como si no hubieran pasado los años y, de hecho, se os hace demasiado corto? Mi grupo de amigas del colegio es así: me encantaría que nos viéramos más, pero la vida nos ha llevado por distintos caminos y en el día a día es difícil que nos veamos (para empezar porque no todas vivimos en la misma ciudad), pero cuando conseguimos vernos lo disfruto tanto que me vuelvo a casa con la sonrisa clavada y ganas de repetir pronto. Este verano, por fin, mi amiga Sofía y yo conseguimos organizar una tarde de piscina con los niños; me encantó ver cómo congeniaron enseguida sus hijos y los míos, pese a la diferencia de edades, y comprobar que habían pasado los años para el resto del mundo pero no para nosotras 😉

Entre los muchos temas de los que hablamos, que una es cotorra por naturaleza y con la edad estoy viendo que se me acentúa, no sé cómo llegamos a la buena cara que tenía ella y a lo desastre que era yo con eso de la limpieza de la piel (jamás le he prestado especial atención, igual que jamás me he maquillado más que para ir a fiestas y celebraciones especiales); y entonces me habló de la (por lo visto famosa) rutina coreana. Y a mí, que soy un cero a la izquierda para estas cosas y que nunca me habían interesado demasiado, aunque soy consciente de la importancia que tiene hacerlo, y hacerlo bien, me picó el gusanillo. Y le pedí que porfa-porfa-porfa me contara de qué iba y qué tenía que hacer para conseguir meterlo en mi rutina. Y ella, que vive en Seúl desde hace tiempo y es un auténtico sol, me lo explicó tan bien que me parecía una pena no compartirlo con el resto. Y, aunque me va a matar porque dice que ella no sabe escribir y que mejor lo cuente yo con mis propias palabras, yo creo que exagera y que vais a preferir “leerla” a ella 😉 Así que os dejo con mi amiga Sofía, y la rutina coreana:

Los últimos años se ha hablado muchísimo de la rutina coreana y la mayoría de las veces (en occidente) se cree o se dice que las coreanas tienen tan buena piel sobre todo por la genética; y claro que tiene que ver, pero ni mucho menos es el factor mas importante. Lo que les hace estar así de estupendas son principalmente 3 cosas: constancia, protección solar, y el conocimiento que tienen.

1. CONSTANCIA

Las coreanas aprenden desde muy pequeñitas que lo más importante es la limpieza de la piel. No hay ni un sólo día en que no se laven la cara (a conciencia) por la mañana y por la noche. Sin excusas, ¡siempre! 

Para que veáis un ejemplo de lo minuciosas que son con esto: si entras en el cuarto de baño que hay en la salita de espera antes embarcar en un vuelo de una compañía aérea coreana (donde la mayoría son pasajeros coreanos) verás a todas las mujeres, A TODAS, desmaquillándose la cara en profundidad antes de subir al avión. Constancia.

2. PROTECCIÓN SOLAR

Nunca salen a la calle sin protección solar alta (en verano, además, con gafas y gorro o visera). Haga sol, calor, frío, nieve o llueva. Incluso aunque estén en casa: también se la ponen, ya que la tienen incluida en su rutina de mañana y, además, está demostrado que los rayos atraviesan los cristales, aunque en menor medida.

Lo que más daña la piel es el sol. En Estados Unidos o Europa, por ejemplo, el cáncer de piel se ha situado en el TOP 3 de los cánceres más comunes; aquí en Korea no esta ni dentro del TOP 10…

En línea con esto, os cuento que se cree erróneamente que en Asia se blanquean la piel o se ponen polvos de talco, bases de maquillaje blancas, etc. en la cara… ¡pero eso es un mito! Lo que pasa es que traducen mal, cuando ponen “whitening” en una crema en verdad quiere decir “lighten & brighten” (iluminar, aclarar…); es decir, que son productos para igualar el tono de la piel, eliminar rojeces, manchas, cicatrices del acné… Las coreanas tienen la piel tan blanca porque desde muy pequeñas no salen de casa, nunca, sin SPF (ya sea invierno, verano, llueva o haga sol), no toman el sol y siempre, siempre, se cubren con sombreros y gafas.

3. CONOCIMIENTO

Las coreanas son expertas en productos de tratamiento de la piel. Conocen muy bien cada ingrediente y el efecto que tienen sobre la piel y, por lo tanto, el mercado aquí es MUY exigente; aquí no funcionan los productos marketing con slogans prometedores, porque se van derechas a mirar la lista de ingredientes y así saben si va a funcionar o no.

Lo que funciona es el boca a boca. Saben lo que su piel necesita y no se venden por una marca o producto. Por eso también su rutina es tan amplia y customizable día a día; en función de cómo se “sienta” su piel, utilizan un producto u otro, o incluso el mismo tipo de producto; por ejemplo, usan diferentes serum para las distintas partes del rostro, que necesitan diferentes cosas.

Debido a la alta competitividad y a que el mercado es tan exigente, los productos de belleza coreanos suelen ser súper eficientes, baratos, y nada agresivos en comparación con los productos occidentales.

¿Y CUÁL ES ESA RUTINA?

Los “pasos” (que pueden ser más o menos dependiendo del día y que seguirán un orden u otro en función de la fuente que consultéis) son:

1. Limpieza

La llaman Double Cleansing (porque: “cleansing is so nice, you do it twice”), y consiste en:

  • NOCHE: Primero hay que desmaquillarse con un limpiador con Base Aceite (puede ser líquido o sólido). Que no te dé miedo que te “engrase” la piel, de verdad. Los más conocidos son Clean it Zero, de Banila Co (es muy famoso) o Green Tea Oil Cleansing, de Innisfree. Estos limpiadores lo que hacen es “romper” el maquillaje y la crema solar; ¡desmaquillan por completo! (también es muy bueno el aceite de coco o de oliva para alguna emergencia en que no tienes tus productos a mano). Hay que aplicarlo con la cara seca y masajear durante 1-2 minutos, y luego mojarse las manos, masajear un poco más, y aclarar con agua tibia.

El segundo paso es desmaquillarse con un limpiador; puede ser el formato que más te guste: Foam, en leche, agua micelar… pero comprueba a ver que tenga PH bajo (alrededor de 5) para no secar la piel.

  • MAÑANA: sólo hay que limpiarse con el segundo limpiador (no necesitas hacerlo primero con el aceite).

Estos dos pasos hay que hacerlos SIEMPRE, te maquilles o no, ¡mañana y noche! El resto de pasos son más opcionales, en función de las necesidades del momento de tu piel.

2. Exfoliante

Sólo por la noche y, según lo necesite tu piel, lo harás 1, 2 ó 3 veces por semana.

Uno de los mas famosos es el Black sugar de Skinfood, ¡una maravilla nada agresiva! O los pads exfoliantes de vino, de Neogen, súper cómodos de aplicar.

3. Tónico

Este sí que se aplica mañana y noche.

Hay que aclarar que los tónicos coreanos no tienen nada que ver con los occidentales, donde el ingrediente mas común es el alcohol… Aquí son muy suaves y su misión es devolver a la piel el PH normal que se ha podido alterar con la limpieza y exfoliación.

4. Activos

Como el BHA o AHA, o la vitamina C para problemas específicos como son el acné, las manchas producidas por el sol…

5. Essence

Es el paso previo al sérum; ayuda a la hidratación de la piel y aumenta la producción de células. Es la base de las rutinas orientales.

Las Sheet Mask ¡son máscaras de diferentes materiales impregnadas en esencia. Aquí las utilizan casi a diario por la noche (o día sí, día no) y van cambiando la máscara en función de las necesidades del día: cansancio, hidratación, nutrición, para tener una piel radiante…

6. Sérum o ampollas

Se utilizan para tratar problemas específicos como, por ejemplo, líneas, arrugas, piel demasiado luminosa…

Se pueden utilizar varios sérum o ampollas en diferentes partes del rostro, según se necesite.

7. Loción o crema

La loción es menos densa que la crema, perfecta para climas o estaciones mas húmedos como los de aquí.

8. Crema de noche

Sólo se aplica por la noche; es más densa que una crema normal y reactiva la piel.

9. SPF

Sólo se pone por la mañana, sería el equivalente a la crema de noche pero para durante el día. Como os digo, no salen jamás de casa sin aplicarse antes el protector solar.

10. Algunas últimas notas...

La rutina se adapta a ti, y se puede customizar al día, semana, estación del año, tiempo… cambiar la rutina es bueno en función de las condiciones climáticas, del estrés o no, de la piel, de nuestra dieta… Hay que aprender a analizar nuestra piel, algo que con paciencia y práctica se consigue.

La única forma de tener una buena piel pasa por invertir TIEMPO y ESFUERZO (que no dinero); es decir, tienes que tener el producto adecuado para tu piel en ese momento, tener una constancia en el cuidado de la piel, y seguir la rutina en el orden correcto.

Para saber qué productos van antes o después, el truco es que tienes que ir desde el más acuoso (transparente, como el agua) al más denso y opaco.

Cada rutina coreana es diferente porque cada piel es diferente; no encontrarás a nadie que tenga toda su rutina basada en una única marca o linea de productos, ni conseguirás que te cuenten la rutina en un orden específico.

A la hora de aplicar los productos, aunque sean los de limpieza, tienes que hacerlo con suavidad. Siempre con movimientos suaves y NUNCA esparciendo o arrastrado los productos; en Corea los productos se aplican con una técnica a la que llaman “Chok chok” o “Tap tap”: es decir, dándote golpecitos suaves por todo el rostro. Se cree que, de otro modo, aceleras la aparición de arrugas y que la piel se quede flácida, mientras que si te das golpecitos reactivas la circulación de la piel.

Y ya, para terminar, os recomiendo un libro, muy de moda, de la fundadora de SOKOGLAM (una web americana de productos coreanos, muy conocida): Secretos de belleza coreanos para una piel radiante. Acaban de traducirlo al español, es súper fácil de leer, y te lo explica todo muy bien.

¡Ah! Os dejo también algunas marcas de tratamiento que están ya en el mercado occidental: MISHA, COSRX, Neogen, Belif, Banila CO… ¡la verdad es que hay millones! Buscadlas que seguro que las encontráis. Y una web donde me han dicho que venden muchas marcas coreanas en España: Miin Cosmetics.

Sof, ¡eres la mejor! No podía reescribir esta joya. Y al resto, ¿conocíais la rutina coreana o soy la única que vive empanada? 😉

-María

PD: Si os estáis preguntando cómo hacer todos estos pasos sin morir en el intento, tenéis que pasaros por el genial post de Lucía Baballa, donde cuenta cómo lo hace ella y no le lleva más tiempo del que tardaba antes cada mañana.

  1. Desde que la hago tengo la piel genial. Es lo bueno que lo empiezas a hacer y notas el cambio tan rápido que te anima muchísimo y sigues y sigues…
    besos y gracias por nombrarme.

    Responder
    • ¡Faltaría más, Lu! Me ha encantado cómo lo incluyes en la rutina, yo que me tiraba dos horas antes jajaja.
      ¡Beso enorme!

  2. He tomado hasta apuntes! Mil gracias! Algo voy a incluir en la “rutina” diaria sin duda!

    Responder
    • María

      Jajaja imagina mi cara cuando me mandó Sofía sus “tips”… ¡a cuadros! Entenderás que tuviera que compartirlo con el resto jajajaja Lo que no sabía yo es que fuera tan famoso el tema jajaja
      ¡Beso gordo!

  3. Hace tiempo que incluí la limpieza por la mañana y por la noche en mis rutinas, y la verdad es que se nota muchísimo, pero me encantan todas las rutinas que incluyen las coreanas… 😉

    Responder
    • María

      Yo la he descubierto tarde pero me lo estoy tomando muy en serio… ¡a ver si no me canso! 😉
      ¡Beso gordo!

  4. Madre mía, yo sólo me echo crema hidratante por las mañanas y los días que me maquillo me desmaquillo por la noche, sino ni eso. Así me va…

    Responder
    • María

      Imagina yo, que había días que ni me desmaquillaba por muy pintada que hubiera ido a la fiesta 😉 Así me va también… ¡a por una rutina de limpieza, la que sea, que es mano de santo! 😉
      Beso gordo

Deja una Respuesta

Por favor, ten en cuenta que al dejar un comentario en Sonambulistas, estás aceptando nuestra política de privacidad. ¡Muchas gracias!