Desconectar para reconectar

desconectar para reconectar

Llevo tanto tiempo diciendo que sí, que me da tiempo, que quiero retomar el blog porque es algo que me encanta y que pienso hacerlo, y sin cumplir conmigo misma, que hoy he decidido sentarme de una vez por todas delante del ordenador y reconocer, en cierto modo, que no puedo hacerlo. Y me da una rabia horrible porque odio, con toda mi alma, llevar la coletilla de “no me da la vida” siempre en la punta de la lengua.

Mi familia y amigos, que me conocen bien, saben que no soy de quejarme, que odio decirle a nadie que me da o no me da tiempo a hacer las cosas porque todos tenemos las mismas limitaciones de tiempo y cada cual se las apaña como puede: siempre he pensado que tener o no trabajo y tener o no familia, o más o menos hijos, no son excusa para que te dé o no tiempo a hacer las cosas, y lo sigo manteniendo; sencillamente, hay momentos en la vida en que por mucho que quieras no llegas a todo, y no pasa nada por reconocerlo. 

Ya os dije que 2017 y yo no habíamos empezado con buen pie, pero también os dije que pensaba disfrutar de este año cayera quien cayera y lo mantengo. Y yo disfruto, y mucho, escribiendo en Sonambulistas, así que no os preocupéis que con este post no estoy diciendo que no vaya a aparecer, ¡ni mucho menos!, simplemente os cuento que aunque este primer trimestre ha sido un poco montaña rusa yo estoy como mi hija en la foto: del revés pero sin perder la alegría. Y sí, quizá me cueste un poco más encontrar el momento de sentarme delante del ordenador, editar fotos y traeros nuevas ideas, recursos y proyectos, pero no dudéis que lo encontraré, que tampoco voy a dejar a la pobre Mar cargar con todo el peso de Sonambulistas, jejeje.

Sencillamente, no quiero que Sonambulistas se convierta en un carga porque, como decimos muchas veces en los cursos de Blogging de Hello! Creatividad, si te sientas medio obligado delante del ordenador a escribir un post lo mejor es tomarse un tiempo, parar, desconectar, e intentar retomarlo más adelante pero con ganas y energías renovadas. Y eso es precisamente lo que estoy haciendo yo: me he parado, me estoy quitando de la cabeza ese constante “tengo que publicar en el blog” y estoy disfrutando, por el camino, de mi marido, de los niños, de nuestras familias, de la casa nueva y de prepararlo todo para la llegada de Icíar, mientras recopilo ideas, fotos e historias que contaros muy pronto por aquí.

mi mundo al reves

Stay tuned, que en breve estoy de vuelta 😉

-María

  1. Jessica

    Sin duda es el momento de tomarse un descanso. La inspiración y las ganas llegarán de nuevo de la manera más natural. ¡Un beso grande María! PD: precioso nombre!!

    Responder
  2. Momentos hay momentos en que es necesario desconectar para volver a replantear cuáles son nuestras prioridades, esas cosas que necesitamos, y lo que tenemos que hacer de forma urgente. Muchas veces lo confundimos, y no siempre es así. Tenemos que priorizar lo que de verdad es importante para nosotros.

    Responder
  3. Icíar 🙂 ¡que bonito!

    Responder
  4. María, me siento indentificada completamente. Yo, y creo que a la mitad de las madres (y no madres) que te leen. Me imagino que serán etapas en las que hay más cosas que hacer (niños pequeños, trabajo a rebosar…) pero agradezco leerte, y ver que los demás no somos los únicos que (sin quererlo, e intentando evitar las excusas a toda costa) no llegamos a todo, pero a bastante, ¡a mucho de hecho! Y expresarlo con naturalidad, y sentirnos mejor así. Y admitir (alguna vez) que hay un límite, ¡aunque las madres parecéis no tenerlo!.
    Un abrazo fuerte, y sigue escribiendo por favor, que nos encanta.

    Responder
    • Son etapas, claro que sí, enseguida retoma uno el ritmo y todo vuelve a su ser, pero es que es cierto que, en parte, nos ponemos nosotros mismos obligaciones de las que luego nos parece complicado salir. Y no lo es. A veces hasta sienta bien pararse, recapacitar y retomarlo después con más fuerzas, habiéndonos liberado de una de esas “cargas” durante un tiempo 😉
      ¡Ánimo, Carmen! Beso enorme, ¡y mil gracias por tu comentario!

  5. Que sepas que el Personal Senior de este Equipo Mágico te comprende muuuuuy bien y te apoya.
    Como bien dices, no siempre se llega todo y no pasa nada por admitirlo.
    Sigue disfrutando de tu familia a tope, eso sí es calidad de vida.
    ¡Un abrazo!

    Responder
    • Jajaja, ¡ánimo al Personal Senior también! Beso gordo y mil gracias por pasarte siempre por aquí, Manu 🙂

  6. No eres nada de quejarte y sí de hacer mil planes con una sonrisa!!! me alegro que hayas encontrado el hueco para escribir, por ti y por los que te seguimos!!! seguro que pela comenta en breve también :), besazooooooooo

    Responder
  7. Gabriela

    Yo no sólo te comprendo, sino que incluso me alivia saber que hay veces que también tenéis que parar, aunque sólo sea para coger carrerilla. Admiro muchísimo vuestro trabajo, vuestra fuerza y vuestra creatividad, y este tipo de actos humanos os hacen todavía más geniales. Disfruta del camino, que estoy segura que pronto te traerá de vuelta.

    Responder

Deja una Respuesta

Por favor, ten en cuenta que al dejar un comentario en Sonambulistas, estás aceptando nuestra política de privacidad. ¡Muchas gracias!